UROLOGIA

 

TITULO : Niveles Séricos de las Enzimas Cardíacas Antes y Después del Trasplante Renal

AUTOR : Bozbas H, Korkmaz ME, Atar I y colaboradores

TITULO ORIGINAL: [Serum Levels of Cardiac Enzymes before and after Renal Transplantation]

CITA : Clinical Cardiology 27(10):559-562, Oct 2004

MICRO : La troponina cardíaca I es muy sensible y eficaz en la detección de lesión cardíaca en pacientes con enfermedad renal terminal sometidos a trasplante.

 

 

Introducción

Las troponinas son proteínas estructurales del filamento fino de las miofibrillas de los músculos esquelético y cardíaco. Son responsables de la regulación de la contracción muscular y tienen tres subunidades: troponina T, troponina I y troponina C. Los genes que codifican las troponinas cardíacas son diferentes de los que codifican las formas esqueléticas; por lo tanto, las formas cardíacas pueden identificarse específicamente. Las troponinas cardíacas C (TpTc) e I (TpIc) son muy sensibles y específicas del daño miocárdico y son utilizadas como marcadores bioquímicos del infarto miocárdico. Sin embargo los pacientes con enfermedad renal terminal (ERT) dializados presentan elevaciones falsas positivas de estos marcadores. Los informes sobre la importancia pronóstica de estos hallazgos son contradictorios. En el presente estudio los autores determinaron la importancia diagnóstica y pronóstica de los niveles de la TpIc y la isoforma miocárdica de la creatina cinasa (CK-MB) antes y después del trasplante renal. También determinaron si los niveles elevados de TpIc están asociados con la insuficiencia renal crónica y, de ser así, si los niveles se normalizan después del trasplante como consecuencia del restablecimiento de la función renal.

Métodos

La muestra incluyó 34 pacientes con ERT dializados que serían sometidos a trasplante renal. En cada caso se obtuvo la historia clínica, se realizó examen físico y se registró un electrocardiograma de 12 derivaciones. Los parámetros de laboratorio comprendieron las pruebas de laboratorio de rutina y el recuento de células sanguíneas. La función ventricular izquierda fue evaluada mediante ecocardiografía transtorácica bidimensional. Las muestras de sangre se extrajeron antes del trasplante y en los días 1, 7 y 30 del posoperatorio para determinar los niveles de creatinina, TpIc y CK-MB. Al mes del trasplante los investigadores evaluaron posible daño miocardio mediante centellografía de perfusión miocárdica con talio-201. Los pacientes fueron seguidos con el fin de determinar eventos cardíacos y mortalidad.

Resultados

De acuerdo con el electrocardiograma previo al trasplante, 11.8% de los pacientes exhibieron cambios en el segmento ST, inversiones de la onda T o ambos, compatibles con isquemia, hipertrofia ventricular izquierda o ambos. La ecocardiografía reveló función sistólica normal en 91.2% de los casos y reducción de la función sistólica del ventrículo izquierdo en 8.8% de los pacientes. Por otra parte, al 61.8% de los pacientes se les diagnosticó hipertensión, 5.9% sufrían diabetes, 32.4% presentaron dislipidemia y 26.5% eran fumadores. Los valores medios de creatinina antes y de los días posoperatorios 1, 7 y 30 (y en esos días) ascendieron a 8.1, 4.5, 2.4 y 1.5 mg/dl, respectivamente. Los valores medios de la TpIc correspondientes alcanzaron 0.24, 0.34, 0.26 y 0.28 ng/ml, respectivamente. En comparación con los niveles prequirúrgicos, 47.1% de los casos experimentaron aumento de la troponina después del trasplante, 17.6% presentaron valores inferiores, mientras que no variaron en 35.3%. En ninguno de los 16 casos que experimentaron aumento luego de la cirugía los valores excedieron el nivel de referencia para el infarto miocárdico (2.3 ng/ml). Los valores medios de la CK-MB al inicio y en los días 1, 7 y 30 del posoperatorio ascendieron a 12.6, 16.8, 16.3 y 13.3 U/I, respectivamente.

Después del trasplante, el 38.2% de la muestra evidenció niveles por encima del nivel de referencia (24 U/I) sólo en los primeros días de la intervención. Por otra parte, la centellografía efectuada al mes de la operación reveló que ningún paciente presentó isquemia. El 11.8% de los casos experimentaron rechazo al órgano trasplantado. Por último, durante el seguimiento ningún paciente sufrió eventos cardíacos ni falleció.

Conclusión

La presente experiencia no reveló diferencias en los niveles de TpIc en pacientes con enfermedad renal terminal antes y después del trasplante. De acuerdo con la hipótesis de los autores, la leve elevación observada en la primera semana de la cirugía se debió a lesión muscular, mientras que la reducción detectada a los 30 días pudo deberse a la mayor eliminación de proteínas. Por otra parte, el incremento posoperatorio de la CK-MB fue el resultado de la lesión muscular. Estos hallazgos indican que la TpIc tiene elevada sensibilidad y especificidad para determinar daño cardíaco en estos pacientes.

Ref: UROLOG, GINECO