TRATAMIENTO DEL DOLOR

 

TITULO: Evalúan 2 Fórmulas Diferentes del Diclofenac Potásico para el Tratamiento de la Artrosis de Rodilla

AUTOR : Herrera J, Millán A, González M y colaboradores

TITULO ORIGINAL: Evaluation of the Effectiveness and Tolerability of Controlled-Release Diclofenac-Potassium Versus Immediate-Release Diclofenac-Potassium in the Treatment of Knee Osteoarthritis

CITA: Current Therapeutic Research 68(2):82-93, Mar 2007

MICRO: Los antiinflamatorios no esteroides constituyen el tratamiento de elección actual para el manejo del dolor en la artrosis. La eficacia del diclofenac potásico de liberación inmediata ya había sido demostrada anteriormente, pero no así la fórmula de liberación controlada. Ambas presentaciones del diclofenac potásico mostraron eficacia y tolerancia similares.

 

 

Introducción

La artrosis, la más común de las enfermedades articulares, es uno de los problemas de salud más frecuentes en las personas de mediana edad y los ancianos. Se caracteriza por dolor y alteración de la función articular, con posible progresión a contracturas musculares con atrofia y, finalmente, deformidad articular. Es un proceso crónico y degenerativo de las articulaciones, con pérdida progresiva del cartílago y formación de osteofitos. La degeneración del cartílago y la inflamación sinovial causan dolor, inflamación y hemorragias intraarticulares. En los EE.UU., afecta al 85% de la población mayor de 70 años. Puede afectar cualquier articulación, pero es más frecuente en manos, pies, rodillas, caderas y columna. Su fisiopatología aún no está dilucidada; por esta razón, su tratamiento y cualquier intento de detener su avance se basan más en especulaciones que en hechos con sustento científico. En el año 2000, el American College of Rheumatology (ACR) y la European League of Associations of Rheumatology establecieron algunas pautas terapéuticas, según diferentes revisiones.

Distintos estudios determinaron que los antiinflamatorios no esteroides (AINE) son los fármacos más eficaces para el tratamiento de la artrosis. El diclofenac potásico tiene excelentes propiedades antipiréticas, analgésicas y antiinflamatorias.

En Venezuela se ha desarrollado una fórmula de diclofenac potásico de liberación controlada (LC), que libera 100 mg en el curso de 24 horas y se administra una vez al día por vía oral. Este tipo de presentación permite mantener niveles plasmáticos estables del fármaco durante 24 horas.

El objetivo de esta investigación fue comparar la eficacia y tolerabilidad del diclofenac potásico de LC y de liberación inmediata (LI) en pacientes con artrosis de rodilla sintomática.

Materiales y métodos

Este estudio prospectivo, aleatorizado, a doble ciego, comparativo, multicéntrico y con grupos paralelos, se realizó en 3 hospitales de Venezuela. Los pacientes incluidos, hombres y mujeres, debían presentar diagnóstico de gonartrosis de acuerdo con los criterios de la ACR (dolor de rodilla con 3 o más de los siguientes: edad > 50 años, rigidez matinal < 30 minutos, crujidos en la articulación, dolor óseo a la palpación, presencia de exostosis, ausencia de calor articular) y radiografías con estadios I a III de Kellgren-Lawrence.

Los pacientes fueron aleatorizados en 2 grupos: 1) diclofenac potásico de LC 1 vez por día en forma oral; o 2) diclofenac potásico de LI de posología oral, 2 veces por día, durante 30 días. Todos los participantes ingirieron 2 comprimidos por día, uno entre las 7 y las 9 de la mañana y otro entre las 19 y las 21. Los pacientes del grupo de LC recibieron 1 placebo y 1 comprimido activo por día. Como medio de rescate se permitió sólo el consumo de acetaminofeno de 500 mg.

El objetivo principal de evaluación de este estudio fue la eficacia del diclofenac potásico de LC de 100 mg de dosis única contra el diclofenac potásico de LI de 50 mg de 2 tomas diarias, en el alivio del dolor según la escala visual analógica (EVA) de 100 mm. Los objetivos secundarios de evaluación fueron la mejoría del índice de evaluación de la artrosis de la Western Ontario McMaster (WOMAC), que consiste en la medición del dolor, la rigidez y la funcionalidad, y de la impresión clínica por parte del paciente y del investigador.

Todos los participantes fueron evaluados al comienzo del tratamiento (visita 1), en el día 15 (visita 2) y en el día 30 (visita 3). Los efectos adversos (EA) fueron registrados según el interrogatorio, controles de laboratorio de sangre y orina, hepatograma y coagulograma.

Los resultados de la EVA fueron analizados mediante la prueba de la t para muestras apareadas y el método de Wilcoxon. El WOMAC y los resultados clínicos fueron estudiados con las pruebas de Wilcoxon y de Mann-Whitney. La significación estadística fue definida como p < 0.05.

Resultados

Se seleccionaron 65 pacientes y un total de 62 fueron incluidos en la investigación. La edad promedio fue de 61.8 años y el peso promedio, de 71.3 kg. El 88.9% de los participantes fueron mujeres. No se hallaron diferencias estadísticamente significativas entre ambos grupos con respecto a la edad, el peso, la altura, el sexo, la presión arterial y las comorbilidades.

En el grupo de LC, 35.5% (11 de 31) no registraba patologías previas y en el grupo de LI, 45.2% (14 de 31) no manifestaba antecedentes. En ambos grupos, la patología informada con mayor frecuencia fue la hipertensión arterial (48% en el grupo de LC y 45% en el grupo de LI). No hubo diferencias en el estadio radiológico entre ambos grupos, con el grado II como el más frecuente.

Las estadificaciones del dolor promedio, según la EVA, disminuyeron significativamente en las primeras 24 horas en ambos grupos (grupo de LC: 62.48-40.58; p = 0.03 y grupo de LI: 61.39-38.28; p < 0.001). La disminución promedio general del dolor en los 2 grupos de estudio no fue significativamente diferente (21.64 en el grupo de LC y 17.29 en el grupo de LI).

En el grupo de LC se observó una diferencia estadísticamente significativa en la disminución del dolor según la EVA a las 24, 48 y 60 horas, y a los 30 días con respecto al inicio del tratamiento. En el otro grupo se obtuvieron datos similares a las 24 y 48 horas, y a los 15 y 30 días luego del comienzo del tratamiento. No hubo diferencias significativas entre los 2 conjuntos.

El puntaje de la escala de WOMAC mostró una mejoría significativa luego de los 15 días de tratamiento en ambos grupos (LC: 39.67-23.73; p < 0.001 y LI: 36.71-14.5; p < 0.001). Esta tendencia se mantuvo hasta el final de la investigación, sin establecer diferencias sustanciales entre los grupos.

Un porcentaje importante de pacientes del grupo de LI refirieron una mejoría subjetiva mayor que el otro grupo (94% contra 76%; p = 0.002). De acuerdo con la opinión de los profesionales, el resultado fue similar (97% contra 83%; p = 0.03).

Con respecto a la medicación de rescate, 36% de los pacientes del grupo de LI la requirieron, contra un 26% de los integrantes del grupo de LC (p = 0.03).

En el grupo de LC, 7 pacientes experimentaron EA: 6 fueron gastrointestinales y el restante registró un pico hipertensivo. Un individuo de este grupo interrumpió el tratamiento debido a falta de eficacia. En el grupo de LI, 6 sujetos presentaron EA (taquicardia, epigastralgia y pirosis), mientras que 1 paciente suspendió el tratamiento debido a los EA, 3 por falta de eficacia. No se hallaron alteraciones en los parámetros de laboratorio.

Discusión

La artrosis de rodilla es una enfermedad progresiva muy frecuente, que causa dolor y disminución de la calidad de vida. El dolor es el principal componente de este trastorno y su control representa un verdadero desafío para el médico tratante. De acuerdo con varios estudios, los AINE constituyen el tratamiento de elección para el manejo del dolor.

La alta eficacia de estos fármacos podría justificarse por el componente inflamatorio de la artrosis. La inflamación puede estimular la angiogénesis que, a su vez, genera inflamación y promueve la hipertrofia de los condrocitos y la osificación endocondral, que provoca cambios articulares detectables por radiología. También sensibiliza los nervios, lo que contribuye al aumento del dolor. Así, es vital controlar el proceso inflamatorio, que permitirá el manejo adecuado del dolor.

El diclofenac potásico es de uso muy difundido en los pacientes con artrosis. En el presente estudio, 62 sujetos lo tomaron en 2 fórmulas diferentes. En ambos grupos, la medicación alivió el dolor como objetivo principal, según la EVA. Se registraron resultados similares en los puntajes de la escala de WOMAC. Con respecto a la mejoría subjetiva, los pacientes manifestaron mayores cambios favorables en el grupo de LI. Sin embargo, en este grupo también se registró la utilización de medicación de rescate en más pacientes, lo cual explicaría la mejoría del dolor.

La eficacia del diclofenac potásico de LI ya había sido demostrada en este tipo de pacientes, pero no así la fórmula de LC. Ambos grupos experimentaron mejoría del dolor y de la escala de WOMAC.

Esta investigación fue realizada durante 30 días, por lo que sería necesario efectuar nuevos estudios que evalúen la tolerabilidad a largo plazo de estos fármacos, ya que por las características de la artrosis, estos pacientes recibirán tratamiento durante un largo período de la vida.

Conclusión

Los autores concluyen que, según los resultados registrados en este pequeño estudio en una población de Venezuela, ambas presentaciones de diclofenac potásico mostraron eficacia y tolerabilidad similares.

 

Ref: TTDOLOR, TRAUMA