ULCOZOL

TITULO : "Comparación de Cinco Terapias de Mantenimiento para la Esofagitis por Reflujo"

AUTOR : Vigneri S, Termini R, et al.

CITA : The New England Journal of Medicine 333: 1106-1110, Refs.: 22, Oct. 1995.

REVISTA : [A Comparison of Five Maintenance Therapies for Reflux Esophagitis.]

MICRO : La combinación de omeprazol y cisaprida resulta más eficaz que la de ranitidina y cisaprida para el tratamiento de mantenimiento de la esofagitis por reflujo.

RESUMEN

Introducción

La esofagitis por reflujo por lo común es una enfermedad crónica, con alto índice de recurrencia dentro del año de interrupción del tratamiento, afirman los especialistas. En este trabajo, comentan, compararon 3 tratamientos de mantenimiento con monodroga (cisaprida, ranitidina y omeprazol) con dos de tipo combinado (ranitidina y cisaprida u omeprazol y cisaprida) en pacientes con esofagitis erosiva por reflujo.

Materiales y métodos.

Los participantes fueron 175 enfermos, con la patología definida tanto por los síntomas clínicos como por endoscopía. Al iniciar el estudio se interrumpió cualquier tratamiento previo para la esofagitis y recibieron terapia con omeprazol. Luego se confirmó la cicatrización de las lesiones por endoscopía, se los dividió en categorías de acuerdo con la patología inicial y se los separó en uno de 5 grupos al azar. Cada grupo se formó con 35 sujetos: grupo 1 (10 mg de cisaprida 3 veces por día); grupo 2 (150 mg de ranitidina 3 veces por día): grupo 3 (20 mg de omeprazol 1 vez por día); grupo 4 (150 mg de ranitidina 3 veces al día y 10 mg de cisaprida 3 veces por día) y grupo 5 (20 mg de omeprazol 1 vez por día y 10 mg de cisaprida 3 veces por día). Durante 1 año se hizo el seguimiento, cada 8 semanas. Se les efectuaron análisis bioquímicos y hematológicos de rutina. Se les solicitó que mantuvieran su estilo de vida (alimentación, hábitos y consumo de cigarrillos). Se consignó la presencia de distintos síntomas relacionados con la enfermedad (ardor, dolor, regurgitación) y su frecuencia. Se definió como remisión a la ausencia de lesiones esofágicas en las endoscopías de seguimiento.

Resultados

Los autores informan que la duración promedio de la esofagitis era en el momento inicial de 4 años. En el momento de la recurrencia 129 de los sujetos estaban en tratamiento con antagonistas del receptor H2. En cuanto a la endoscopía, comentan, según un análisis de intención de tratar el porcentaje de pacientes en remisión fue del 54% en el grupo de cisaprida, 49% (ranitidina), 80% (omeprazol), 66% (ranitidina+cisaprida) y 89% (omeprazol+cisaprida). Hubo diferencias apreciables en los índices entre los grupos de omeprazol y cisaprida, destacan los expertos, omeprazol y ranitidina, omeprazol+cisaprida y cisaprida y entre los que recibieron ranitidina. Los índices de recurrencia de los síntomas y signos endoscópicos, después de 12 meses, demostraron la ausencia total de recurrencia entre los sujetos con esofagitis menos graves, si se los había tratado con omeprazol o éste fármaco combinado con la cisaprida, o en los pacientes con esofagitis más grave (grado 2) tratada con omeprazol y cisaprida. En cuanto a los síntomas los especialistas informan que el omeprazol, solo o combinado con la cisaprida, dio mejores resultados que la cisaprida o la ranitidina como monoterapias, y que la ranitidina resultó más eficaz combinada con la cisaprida que sola. Agregan que los pacientes con monoterapia con omeprazol, o combinado con la cisaprida, presentaron menos dolor al final del tratamiento que los tratados sólo con cisaprida o ranitidina. Después de 12 meses, la regurgitación se redujo en los que tomaron omeprazol (solo o combinado con la cisaprida), comparación hecha con los tratados con cisaprida y ranitidina. Asimismo los autores comunican el haber hallado una fuerte asociación entre la presencia de síntomas durante la terapia de mantenimiento y el riesgo de recurrencia: el riesgo de recurrencia fue 22.6 veces más alto para los pacientes sintomáticos que para los asintomáticos. En relación con los efectos secundarios manifiestan que se presentaron en 16% de los sujetos y en todos los casos cesaron al interrumpir la administración de la droga. Los efectos secundarios, resultados de los análisis bioquímicos, peso. presión arterial y frecuencia cardíaca hallados fueron independientes de la droga empleada, aclaran. Al final del tratamiento los niveles séricos de gastrina fueron similares para todos los enfermos.

Discusión.

El omeprazol solo o combinado con cisaprida fue notablemente mas efectivo que la ranitidina (sola o combinada con cisaprida) para prevenir los síntomas de la esofagitis con reflujo y que la combinación del omeprazol con la cisaprida resultó más eficaz que la de ranitidina y cisaprida. Asimismo, subrayan que el tratamiento con omeprazol fue efectivo para prevenir la recurrencia de los síntomas y los signos endoscópicos en la esofagitis erosiva tanto leve a moderada como severa. Por esta razón, y dado que no se observaron efectos secundarios de importancia, los autores concluyen que la monoterapia con omeprazol o su asociación con cisaprida constituye un enfoque recomendable para evitar las recurrencias en los pacientes con esofagitis por reflujo.

Ref : INET , ULZ , GASTRO