SEPTILISIN

 

TITULO: Regímenes Alternativos con Cefalexina para el Tratamiento de la Infección Urinaria

AUTOR: Lima MC, Marson O, de Alburquerque EMLima M, Marson O, de Alburquerque E

TITULO ORIGINAL: Cefalexina en Infección Urinaria: Posible Régimen de Administración

CITA: Investigación Médica Internacional 6(Supl. 1):31-36, 1979

MICRO: Para el tratamiento de las infecciones urinarias agudas no complicadas, la cefalexina administrada en dosis de 500 mg cada 12 horas es tan eficaz como 250 mg del mismo agente cada 6 horas.

 

 

La infección urinaria es una enfermedad muy frecuente en la práctica médica. Numerosas investigaciones apoyan la utilización de distintos antibióticos para combatirlas, y los utilizados con más frecuencia, en forma ambulatoria y en Brasil, son cloranfenicol, cotrimoxazol, cefalosporinas, ácido nalidíxico, penicilinas semisintéticas, tetraciclinas, nitrofurantoína, aminoglucósidos y agentes acidificantes como la mandelamina.

Diversos estudios avalan el uso de cefalexina para el tratamiento de las infecciones urinarias. Es ideal para infecciones urinarias porque tiene buena biodisponibilidad, reducida unión a proteínas, alcanza buenos niveles tisulares y se excreta por la orina sin modificaciones. En condiciones normales, la concentración urinaria es 100 veces mayor a la plasmática. Si bien es prácticamente atóxica para el riñón, las dosis deben ajustarse en presencia de insuficiencia renal.

Las infecciones urinarias recurrentes en mujeres sin alteraciones en las vías urinarias obligan a los médicos a emplear tratamientos frecuentes y de corta duración. Por lo tanto, se necesitan antibióticos de fácil administración y seguros para tratar estas infecciones. Distintos trabajos demuestran la eficacia de la administración de cefalexina en intervalos de 12 horas.

Los autores compararon la eficacia de la administración de 1g diario de cefalexina en la infección urinaria aguda, recurrente o ambas, en 2 esquemas posológicos: 500 mg cada 12 horas y 250 mg cada 6 horas.

Materiales y métodos

Fueron incluidos 35 pacientes adultos de ambos sexos con infecciones urinarias agudas o recurrentes provenientes de los consultorios externos de la Escuela Paulista de Medicina. El diagnóstico clínico se basó en 2 o más de los síntomas característicos: disuria, polaquiuria, urgencia, nicturia, dolor lumbar o fiebre.

Los participantes fueron divididos al azar en 2 grupos: el primero recibió 500 mg de cefalexina cada 12 horas (BID) y el segundo, 250 mg cada 6 horas (QID). Ambos grupos fueron tratados durante 10 a 15 días.

El protocolo de estudio requería un urocultivo inicial significativo (>100 000 colonias/ml) con su antibiograma respectivo. Los autores realizaron 3 urocultivos: el primero hasta 3 días antes de iniciar el tratamiento, el segundo entre el tercer y séptimo día y el último entre los días 7 y 21 días de finalizado el tratamiento. Ningún participante presentó alteraciones renales estructurales o funcionales.

Resultados

De los 35 participantes sólo 31 completaron el estudio de acuerdo con el protocolo. Durante el tratamiento, todos negativizaron los cultivos con desaparición de la sintomatología. Los pacientes que positivizaron los cultivos luego del tratamiento mostraban antecedentes de infecciones urinarias recurrentes y coexistencia de patología ginecológica que favorecía la reinfección.

En el 93% de los cultivos positivos se encontraron gérmenes gramnegativos. De éstos, la Escherichia coli fue la más frecuente (73%), seguida de Proteus spp, Enterobacter aerogenes y Streptococcus beta-hemolyticus. Los microorganismos fueron sensibles a gentamicina, tobramicina, amikacina, ácido nalidíxico y nitrofurantoína en un 90% a 100% de los casos. El 68% fue susceptible a cotrimoxazol, 57% a ampicilina, 53% a cloranfenicol y 43% a tetraciclina. El 80% a 100% de las cepas fue resistente a sulfas, eritromicina y penicilina.

El 100% de los cultivos iniciales fueron susceptibles a cefalexina, y sólo se observó un 5% de resistencia en los casos de recurrencias.

Comentario

Los autores demostraron que la cefalexina es un antibiótico ideal para el tratamiento de las infecciones urinarias y ambos esquemas posológicos fueron eficaces en su erradicación. El porcentaje de curación para el grupo de QID fue de 94.1% y para el grupo BID de 93.7% si se incluyen los pacientes que requirieron un tratamiento adicional.

Los resultados coinciden con otras publicaciones y sirven para enfatizar la elevada frecuencia de recaídas. Para lograr una respuesta adecuada se debe elegir correctamente el fármaco de acuerdo con pruebas de susceptibilidad a los antibióticos.

Las recidivas aparecen principalmente en las mujeres y pueden deberse a diversos factores: reinfecciones asintomáticas, cistocele, incontinencias esfinterianas vesicales discretas, actividad sexual, cambio de pareja sexual o hábitos de higiene de difícil eliminación y prevención. A veces no se logra identificar la causa de reinfección, por lo que, en estos casos, algunos autores sugieren un tratamiento supresivo o preventivo con cefalexina, cotrimoxazol, ácido nalidíxico y fármacos acidificantes de la orina.

Los autores observaron un elevado índice de resistencia para ampicilina, tetraciclina, cloramfenicol, cotrimoxazol y sulfas a pesar del reducido número de integrantes, quizá debido a la frecuente prescripción de estos antibióticos como tratamiento ambulatorio. A su vez, detectaron una alta susceptibilidad para los aminoglucósidos probablemente debido al uso más restringido.

Los autores concluyen afirmando que la cefalexina es eficaz para el tratamiento de infecciones urinarias agudas cuando se administra en dosis de 500 mg cada 12 horas, esquema más fácil de cumplir por los pacientes. Para que el resultado sea perdurable se deben eliminar los posibles factores predisponentes de que predisponen a las recidivas.

 

Ref: SEPTILISIN