NEUMONOLOGIA

 

TITULO : "Sistema Respiratorio y Seguridad Farmacológica."

AUTOR : Touvay C , Le Mosquet B.

CITA : Thérapie 55:71-83, Ref.: 11, 2000.

REVISTA : [Système Respiratoire et Pharmacologie de Sécurité]

MICRO : Los documentos regulatorios establecen la necesidad de estudiar la función respiratoria como parte del análisis de la seguridad de las drogas.

 

RESUMEN

Introducción

Muchas drogas, señalan los autores, afectan la respiración del ser humano. Los cambios en la función respiratoria luego de la administración de un fármaco se deben a los efectos directos del agente sobre el sistema respiratorio o son consecuencia de una acción neurológica central, metabólica o vascular. En esta reseña, los autores analizan diversos aspectos de seguridad farmacológica en relación con el sistema respiratorio.

Efectos indeseables

Todos los componentes del sistema respiratorio pueden ser afectados por los medicamentos. Pero ciertas sustancias modifican la respiración al ejercer su acción sobre los centros de respiración a nivel del cerebro; otras alteran la ventilación mecánica actuando directamente sobre las vías aéreas, el parénquima pulmonar, la pleura, la circulación o los músculos respiratorios. En algunos casos, como sucede con los anestésicos, los fármacos ejercen su acción a distintos niveles.

Los efectos en la respiración pueden ser resultado de una actividad de sensibilización de quimiorreceptores sobre las propiedades mecánicas del pulmón o sobre el volumen y distribución del flujo sanguíneo. Por lo tanto, para medir los posibles efectos de una sustancia sobre la respiración se deben tomar en consideración todos estos factores.

Los medicamentos, comentan los especialistas, pueden agruparse en función de los efectos indeseables que producen. Así, la amiodarona, los antiinflamatorios no esteroideos, la aspirina, el captopril, la carbamazepina, el minoclicine y la vinblastina, entre otros, están asociados con el desarrollo de neumopatía. Entre los fármacos generadores de edemas se cuentan los antidepresores tricíclicos, la aspirina, los beta-agonistas, el metotrexato, el salbutamol y la vinblastina. Producen efectos sobre las vías aéreas (tales como broncoespasmos y tos), la amiodarona, los antiinflamatorios no esteroideos, la aspirina y el captopril, entre otros.

Por último, los antibióticos aminoglucósidos, los bloqueantes neuromusculares, los esteroides y la levodopa son los fármacos clasificados como posibles productores de dolores neuromusculares.

Evaluación de la función respiratoria

Diversos textos reglamentarios tratan el estudio de la función respiratoria en seguridad farmacológica. Uno de ellos recomienda analizar los efectos de las sustancias de prueba sobre los parámetros respiratorios relevantes (como la frecuencia respiratoria, el volumen tidal, la resistencia bronquial, la presión arterial pulmonar y los gases en sangre) para detectar posibles alteraciones de la función respiratoria.

Por otra parte, destacan los autores, las sustancias que afectan el control de la respiración a nivel central o periférico provocan un síndrome de hipoventilación o hiperventilación. En animales conscientes se puede evaluar la frecuencia respiratoria y otros parámetros que se estudian con técnicas pletismográficas.

La pletismografía

Originalmente, la pletismografía fue desarrollada para estudiar las propiedades de sustancias antagonistas de las broncoconstricciones en modelos de hiperreactividad bronquial o asma. Sin embargo, estas técnicas que permiten medir la ventilación mecánica son perfectamente adaptables a la problemática de la seguridad farmacológica.

A partir de las señales de débito, se pueden calcular por este medio numerosos parámetros respiratorios; entre ellos la frecuencia respiratoria, el tiempo de inspiración y de espiración, el máximo débito de inspiración y de espiración y el volumen tidal. Además, se puede determinar la resistencia pulmonar que describe el grado de obstrucción de las vías aéreas y la compliance pulmonar, que describe el grado de elasticidad de los pulmones.

Durante este estudio, la sustancia a evaluar puede ser administrada tanto por vía oral, intravenosa o intraperitoneal, como en forma de aerosol, intramuscular o subcutánea. Por lo general, la droga se administra en dosis única y los animales elegidos para los estudios son la rata o el cobayo.

Evaluación del riesgo respiratorio

Una vez realizados los estudios en animales, los valores de la frecuencia respiratoria permiten profundizar el análisis del riesgo respiratorio. Cuando la frecuencia respiratoria está aumentada se debe considerar si hay incremento de la resistencia pulmonar. De ser así, se debe sospechar la existencia de broncoconstricción u obstrucción y determinar entonces la existencia de efectos sobre la compliance. En caso de que la frecuencia respiratoria esté aumentada pero sin elevación de la resistencia pulmonar, la sospecha recae en una posible estimulación central, periférica o mixta, y se determina la existencia de efectos sobre el sistema nervioso.

En contraposición, cuando se detecta disminución de la frecuencia respiratoria, o frecuencia estable con volumen tidal aumentado, se debe sospechar un efecto depresor a nivel central si no está disminuida la resistencia pulmonar y un efecto broncodilatador si lo está.

Conclusiones

Muchas drogas, afirman los autores, ejercen efectos indeseables a nivel de la función respiratoria. Diversos documentos regulatorios -como los de la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU.- establecen la necesidad de evaluar esta función vital como parte del programa de análisis de la seguridad de un fármaco.

A partir de estas recomendaciones, los primeros estudios a realizar deben incluir el análisis de animales conscientes, con administración de la droga en una única dosis. Los efectos sobre la función respiratoria son mejor estudiados cuando se realiza una pletismografía en cerdos de guinea o ratas. Asimismo, la determinación de los diversos parámetros respiratorios permite diferenciar entre las drogas que afectan el control neurológico de la respiración y las que alteran alguna propiedad mecánica de los pulmones.

Más allá de la utilidad de estas evaluaciones, los autores reconocen como limitación que la extrapolación de los resultados de sujetos sanos a pacientes enfermos puede ser dificultosa. Por ello, señalan, es conveniente que los estudios se repitan en animales enfermos.

 

Ref : INET , SAMET , NEUMO , FARMA