NEUMONOLOGIA

 

TITULO : "EL Hábito de Fumar y su Relación con el Nivel Educativo. Comparación a Nivel Internacional."

AUTOR : Cavelaars AEJM; Kunst AE; et al.

CITA : British Medical Journal 320:1102-1107, 2000.

REVISTA : [Educational Differences in Smoking: International Comparison]

MICRO : Es probable que el impacto de las diferencias socioeconómicas en enfermedades relacionadas con el hábito de fumar se incremente en las próximas décadas en muchas naciones europeas; de ello surge la necesidad de implementar políticas sanitarias de mayor magnitud.

 

RESUMEN

Introducción

En todos aquellos países que poseen información disponible se han encontrado desigualdades socioeconómicas, y existe un interés creciente en realizar comparaciones a nivel internacional. Los resultados de estas comparaciones conllevan otros interrogantes acerca de los gradientes socioeconómicos relacionados con factores de riesgo específicos para enfermedades, v.g. el hábito de fumar.

Hasta el momento, sólo unos pocos ensayos han comparado la magnitud del impacto de las variaciones socioeconómicas vinculadas a la costumbre de fumar en diferentes países. En uno de ellos se describía las diferencias en la prevalencia del hábito de fumar según el nivel educativo en el Reino Unido, Finlandia, Suecia, Noruega y Francia, alrededor de 1987. Las personas con menor nivel educativo fumaban más que aquellas con un grado educacional superior.

En el presente estudio se compara la influencia de las diferencias socioeconómicas en el hábito de fumar en 12 países europeos entre los que se incluyen: Dinamarca, Alemania, Holanda, Suiza, Portugal, España e Italia.

Métodos

La mayor parte de la información proviene de encuestas sobre entrevistas nacionales de salud. Se analizó la situación agrupando a los individuos según el sexo y de acuerdo con 2 conjuntos de edades: de 20 a 44 años y de 45 a 74 años.

Se eligió la variable nivel educativo como indicador de nivel socioeconómico. Los sujetos que no habían recibido ningún tipo de educación formal, que habían recibido solamente educación primaria o los primeros años de instrucción secundaria se incluyeron dentro del grupo de bajo nivel educativo; mientras que los que finalizaron la secundaria e iniciado o concluído su formación terciaria o universitaria, se incorporaron al grupo de nivel educativo alto.

Resultados

Actualmente, la proporción de fumadores hombres y jóvenes se estima entre 32 y 64%, y la de los de mayor edad, entre 28 y 55%.

Por otra parte, los porcentajes de fumadores actuales son menores, lo que indica la existencia de un grupo considerable de ex-fumadores.

En el grupo de mujeres de 45 a 74 años, de bajo nivel educativo, las tasas de prevalencia más altas se encuentran en Gran Bretaña, Noruega y Suecia; mientras que en los países del sur de Europa -España, Italia, Francia y Portugal-, se encuentra un patrón opuesto, tasas de prevalencia mayores entre mujeres de nivel educativo más elevado. Los hombres presentan un patrón similar al de las mujeres, pero menos evidente.

En el grupo de menor edad, las diferencias son más llamativas que en el de mayor edad; y en casi todos de los países, las tasas de fumadores resultaron ser más elevadas entre las personas de menor nivel educativo.

Entre las mujeres más jóvenes también se encontró el patrón norte-sur que se encontró en aquellas de mayor edad.

Entre los hombres más jóvenes, se observó una brecha importante en las diferencias en el nivel educativo, tanto en los países del norte como en los del sur de Europa, excepto Portugal.

Conclusiones e implicancias del estudio

Diversos estudios han mostrado que el hábito de fumar se expande a través de las diferentes poblaciones como una epidemia. Consta de 4 estadios; en el estadio 1, el hábito de fumar es una conducta aislada y, en general, se difunde en las clases altas; en el 2, se generaliza, las tasas de fumadores entre los hombres alcanzan un pico del 50 y el 80%, y sigue siendo más común entre las clases altas; en el 3, muchos hombres dejan de fumar, y las mujeres alcanzan su pico (35% y 45%); y, finalmente, en el estadio 4, las tasas de prevalencia continúan descendiendo tanto para el hombre como para la mujer, y la costumbre de fumar se va convirtiendo progresivamente en un hábito de las clases socioeconómicas más bajas. Se puede decir que durante la epidemia se revierte el tipo de asociación entre estrato socioeconómico y hábito de fumar.

Además, de acuerdo con las tasas de prevalencia de fumadores hombres y mujeres, a nivel nacional, se ha postulado que los países del sur de Europa, probablemente, se encuentren en el estadio 2 de la epidemia (Portugal), o en el inicio del estadio 3 (España, Italia, Francia), mientras que los países del norte de Europa, tal vez se hallen al final del estadio 3 o en el 4.

Este estudio tiene numerosas implicancias, tanto para explicar la falta de equidad socioeconómica en salud como la ausencia de políticas sanitarias dirigidas a reducirla.

El hábito de fumar es un importante factor de riesgo, y por ello cabe esperar que las diferencias en salud (enfermedades relacionadas con el hábito de fumar) sean mayores en países que también muestren mayores contrastes en cuanto a este hábito. Este estudio, también muestra las posibles implicancias en las políticas sanitarias. Es posible que las diferencias socioeconómicas relacionadas con morbilidad y mortalidad debidas al hábito de fumar se acentúen en el futuro, y se requieran políticas sanitarias más poderosas. Asimismo, los resultados demuestran que los gradientes sociales son más abruptos en los más jóvenes, y es posible que se traduzcan en gradientes más pronunciados de morbilidad y mortalidad vinculadas al hábito de fumar. Una de las maneras de reducir esta brecha es realizar mayores esfuerzos en educación para la salud. Una de las prioridades en salud pública debe ser el desarrollo de políticas antitabáquicas de mayor impacto y la implementación de estrategias de prevención más adecuadas.

 

Ref : INET , SAMET , NEUMO , CLMED