NEUROACTIL

TITULO:"Tolerancia y Eficacia de la L-Acetilcarnitina en Pacientes con Neuropatías Periféricas. Un Estudio Multicéntrico Abierto a Corto Plazo."

AUTOR : De Grandis, D.

CITA : Clin. Drug Invest 15 (2) : 73-79, 1998

REVISTA : [Tolerability and Efficacy of L-Acetylcarnitine in Patients with Peripheral Neuropathies : A Short-Term, Open Multicentre Study]

MICRO : En pacientes con neuropatía periférica, el tratamiento a corto plazo con L-acetilcarnitina mejora el componente motor y, más significativamente, el compromiso sensitivo.

RESUMEN

Introducción

En el desarrollo de las neuropatías periféricas de cualquier etiología, señala el autor, existen alteraciones patológicas que van desde la desmielinización segmentaria hasta la degeneración axonal. La reparación de estas lesiones requiere de una respuesta metabólica eficiente. La L-acetilcarnitina (L-AC), destacan, puede mejorar la función de distintas vías metabólicas, tanto en las neuronas centrales como en las periféricas. Los estudios in vitro han demostrado que el agregado de LAC fomenta la maduración de las neuronas cerebrales en cultivo, activa la expresión de los receptores para el factor de crecimiento nervioso y contribuye a la eliminación de radicales libres. En pacientes diabéticos, comenta, la terapia con L-AC ha resultado eficaz para tratar la neuropatía periférica asociada con la enfermedad. El objetivo principal de este estudio fue investigar la tolerancia y la eficacia clínica de la terapia con L-AC en pacientes con neuropatías de distinto origen.

Métodos

El estudio incluyó a 1 097 pacientes con mononeuropatías, multineuropatías y polineuropatías de causa traumática, tóxico/alcohólica, diabética, metabólica, idiopática, vascular o infecciosa. Los pacientes fueron tratados durante 10 días

con 1 000 mg diarios de L-AC por vía intramuscular y por otros 20 días con 2 000 mg diarios por vía oral. Se realizaron exámenes neurofisiológicos al comienzo y al final del estudio. El análisis se restringió a aquellos pacientes que presentaban resultados patológicos en los estudios de conducción nerviosa al comienzo de la evaluación. En los controles neurológicos, se asignó puntaje a la motilidad, el tono y el trofismo muscular, los reflejos y la sensibilidad distal y proximal a los estímulos táctiles, termodolorosos y vibratorios. Las velocidades de conducción (VC) motora de los nervios mediano, cubital y peróneo común fueron detectadas utilizando métodos estándares. El efecto de la L-AC sobre el dolor fue evaluado mediante una escala visual analógica.

Resultados

De los 1 097 pacientes incluidos en el estudio, 645 presentaban mononeuropatías y 452 tenían diagnóstico de multineuropatías y polineuropatías. Al cabo de 30 días de tratamiento con L-AC, no se detectaron cambios estadísticamente significativos en ningún signo vital o parámetro bioquímico. La tolerancia general fue considerada excelente por el 75.1% de los pacientes y el 73.4% de los médicos. Para la tolerancia local, los valores fueron 74.4% y 71.9%, respectivamente. Se registraron efectos adversos en 18 pacientes, incluyendo trastornos gastrointestinales, reacciones alérgicas y cefaleas.

Al finalizar el tratamiento, se observó normalización de los índices neurológicos en un alto porcentaje de pacientes. El puntaje topográfico se normalizó en el 29.1% de los casos, la sensibilidad en el 28.9%, la motilidad en el 19.3%, los reflejos en el 16.6%, el trofismo muscular en el 11.9% y el tono en el 25.3%. El 83.1% de los investigadores y el 84.2% de los enfermos consideraron que se había producido una mejoría de la neuropatía. Se evaluaron por separado los cambios en la VC de un subgrupo de 389 pacientes que presentaban valores disminuidos de este parámetro al comienzo del estudio. En los sujetos con mononeuropatías, la VC aumentó en promedio 1.52 ± 2.27 m/seg a nivel de los nervios motores y 1.88 ± 2.35 m/seg en los nervios sensitivos. Para los pacientes con polineuropatías, los incrementos fueron 1.43 ± 2.21 m/seg y 1.61 ± 2.07 m/seg, respectivamente. Al finalizar el estudio, los enfermos señalaron reducción y, en algunos casos, resolución del dolor, y casi el 60% de ellos evaluó sus manifestaciones como leves.

Discusión

En este estudio, señala el autor, el examen clínico de los pacientes reveló mejoría en los componentes motores y, más significativamente, en los sensoriales. Estos hallazgos fueron confirmados por la mejoría en la VC. La función sensorial resultó la más frecuentemente alterada en estos pacientes, indica, lo cual implica que este deterioro es el primero en ser informado por los pacientes con neuropatías periféricas y, en consecuencia, el primero en responder al tratamiento. El trofismo muscular, que depende estrictamente de la función motora, se recuperó en el 12% de los pacientes a pesar de la brevedad del tratamiento, resalta el autor. Aunque no se incluyó un grupo tratado con placebo, admiten, la reducción del dolor fue similar a la informada en otros estudios. Las evaluaciones clínicas y neurofisiológicas, concluye el autor, demostraron que el tratamiento a corto plazo con L-AC puede ser beneficioso para los pacientes con neuropatías de distintos orígenes. Dado que esta enfermedad requiere de un tratamiento prolongado, señalan, estos resultados alientan a evaluar la eficacia de este fármaco a largo plazo en poblaciones bien definidas.


Ref : INET , NER , NEURO