CARDIOREX

TITULO : "Farmacocinética y Farmacodinamia de la Amlodipina."
 
AUTOR : Abernethy DR
 

CITA : Cardiology 80(supl 1): 31-36, Refs.: 18, 1992.

REVISTA : [Pharmacokinetics and Pharmacodynamics of Amlodipine ]
 
MICRO : La administración crónica, oral, una vez por día de amlodipina, disminuye la presión arterial con pocas fluctuaciones durante el intervalo de 24 hs.

RESUMEN
 
Introducción
Los antagonistas del calcio han demostrado su efectividad para tratar diversas enfermedades cardiovasculares incluyendo la hipertensión y la angina, comenta el autor. Como clase, estas drogas han significado un notable avance debido a su efectividad, combinada con el reducido número de efectos secundarios. Una limitación para su empleo, acota, hasta hace poco tiempo, había sido el hecho de que su depuración ("clearance") metabólica es muy elevada. La amlodipina, recuerda el autor, es una antagonista cálcico que, merced a pequeñas modificaciones en la estructura química, se asocia con una tasa metabólica de depuración mucho más baja que la del resto de los inhibidores de los canales de calcio, y que se distribuye extensamente en los tejidos de los animales y los seres humanos. En este trabajo el autor trata con detalle la farmacocinética y farmacodinámica de la amlodipina.
 
Farmacocinética
La biodisponibilidad absoluta de la amlodipina es de alrededor del 80% tanto en los pacientes jóvenes como en los de edad avanzada. La absorción, cuando se la administra por vía oral, se produce a velocidad lenta a intermedia, lo cual genera concentraciones pico de la droga en suero entre 6-8 hs después de su administración, informa el experto. Se distribuye extensamente en los distintos tejidos y se encuentra unida, en elevado porcentaje (92-95% en pacientes hipertensos) a las proteínas plasmáticas. La depuración de la droga se efectúa fundamentalmente a nivel hepático, por lo cual no se encuentra afectada en pacientes con insuficiencia renal, comenta el especialista. Señala que la combinación de distribución extensiva y depuración relativamente lenta resulta en una vida media de eliminación de entre 40-60 hs, tiempo considerablemente mayor que el correspondiente a otros antagonistas del calcio (3-15 hs), acota el autor. También se ha notado, añade, que el tiempo de depuración es mayor en los pacientes de edad avanzada (promedio 68 años) comparación hecha con jóvenes (edad promedio 35 años). Así las cifras para uno y otro grupo son de 58±11 hs y 42±8 hs respectivamente.
 
Farmacodinamia
La farmacocinética de la amlodipina sugiere que puede administrarse una vez por día, con pocas variaciones en las concentraciones plasmáticas entre una y otra toma, comenta el estudioso. En una investigación realizada en su laboratorio, en un grupo de pacientes integrado tanto por hipertensos jóvenes como ancianos, se examinaron los efectos de la administración de la amlodipina en forma aguda, en una dosis única, IV y en forma crónica (durante 3 meses), una vez por día, por vía oral.
 
Inicio del Efecto
Luego de la administración oral, el comienzo del efecto hipotensivo fue gradual, menciona el especialista, alcanzándose el mayor descenso entre las 6-12 hs posteriores a la administración de la droga. La disminución de la presión arterial se mantuvo en el intervalo de 24 hs entre una y otra toma de amlodipina, destaca el autor.
 
Fin de la acción
Al finalizar el período de tratamiento se controló tanto la presión arterial como la frecuencia cardíaca de los pacientes, informa el responsable del estudio. De esta forma se pudo observar que la presión arterial (tanto diastólica como sistólica) se incrementaba gradualmente, pero sin alcanzar los valores basales (previos al tratamiento), mientras que la frecuencia cardíaca se elevó ligeramente sobre los niveles basales en los pacientes de más edad y no así en los jóvenes. Estos hallazgos, subraya el autor, sugieren que suspensión de la amlodipina no se acompaña de efecto "rebote".
 
Conclusión
Afirma el autor que de los antagonistas del calcio, la amlodipina es la única droga que se absorbe extensamente y se asocia con una baja depuración. El inicio de su acción farmacológica es gradual, agrega, lo cual limita los reflejos de activación fisiológica como la taquicardia y la retención de sodio, asociados con el empleo de los vasodilatadores directos. Debido a su baja depuración, la eliminación de la droga después del cese del tratamiento es lenta y no se produce el efecto "rebote" por la suspensión de la administración. Estas características y los efectos farmacodinámicos que se asocian estrechamente con la concentración de la droga, hacen de la amlodipina un antihipertensivo de utilidad clínica que puede administrarse en una sola toma diaria.


 

Ref : INET , CAD , CARDIO , FARMA