FARMACOLOGIA

 

TITULO : "Farmacoepidemiología: Definición, Problemas, Metodología."

AUTOR : Bégaud B , Dangoumau J.

CITA : Thérapie 55:113-117, 2000.

REVISTA : [Pharmaco-épidémiologie: définition, problèmes, méthodologie]

MICRO : La farmacoepidemiología permite completar, mediante estudios que refieren al uso habitual de los medicamentos, los datos reunidos en estudios preclínicos y clínicos experimentales.

 

RESUMEN

Introducción

La farmacoepidemiología tiene por objetivo la evaluación, en condiciones reales, de la eficacia, el empleo y la tolerancia de los medicamentos comercializados. Por un lado, se busca realizar una descripción lo más fiel posible (análisis descriptivo). Por otro, explicar dicha realidad e identificar los diversos factores determinantes y cuantificar su papel (análisis etiológico).

Análisis descriptivo

Este tipo de análisis, señalan los autores, representa la especificidad de la farmacoepidemiología. Este abordaje es totalmente observacional. Es decir, inverso al estudio experimental en el cual el investigador interviene deliberadamente sobre el curso natural de los eventos para estudiar mejor los factores determinantes.

Aunque este tipo de análisis es descriptivo y no comparativo puede ser útil para estudiar la eficacia real de un fármaco en las condiciones terapéuticas reales, no en las ideales de un estudio controlado. Se puede investigar, por ejemplo, en condiciones reales cuál es el porcentaje de recidivas luego del tratamiento. También es posible establecer la utilidad del medicamento en cuanto a sus efectos sobre la morbimortalidad, la tolerancia y el uso más adecuado (por ejemplo, posología, correlación con la sintomatología inicial y evolución a lo largo del tiempo).

Análisis etiológico

Este tipo de análisis es más complejo en farmacoepidemiología respecto de lo que sucede en estudios experimentales, pues para establecer los determinantes etiológicos es necesario neutralizar todos los factores que puedan influir sobre la medición y la comparación proyectada.

El control de la posible distorsión de los valores, en ausencia de un protocolo experimental, implica la selección de los sujetos a analizar de los distintos grupos de comparación para que las características de edad, sexo y otros factores, potencialmente distorsivos, sean similares en ambos grupos de análisis. En segundo lugar, señalan los autores, se debe realizar un ajuste de los datos posterior a la selección de los pacientes; el tipo de ajuste utilizado con mayor frecuencia es la regresión multivariada. Sin embargo, en este método, como en otros, el investigador sólo puede analizar un número limitado de variables; asimismo, previamente se debe sospechar de los potenciales factores distorsivos.

Principales tipos de estudios farmacoepidemiológicos

Los estudios epidemiológicos, afirman los autores, pueden ser clasificados en 3 grandes grupos.

En primer lugar, los estudios prospectivos o de cohorte; en ellos se incluye a un grupo de sujetos previamente identificados por una o más características comunes. Los estudios pueden ser comparativos o no (descriptivos).

En segundo lugar, están los estudios transversales o de prevalencia; en estos trabajos se observa el estado de una población en un momento determinado. Por este medio no se puede analizar la relación cronológica entre una enfermedad y su tratamiento, pues representa un análisis instantáneo.

En tercer término se encuentran los estudios retrospectivos. Es el caso inverso al de los estudios prospectivos, dado que los sujetos son seleccionados en función de la presencia de un síntoma, enfermedad o característica y se evalúa, además, si fueron anteriormente tratados o no con la medicación del estudio.

Criterios para la elección del tipo de estudio

Resulta imposible, señalan los expertos, formalizar criterios permanentes para seleccionar en forma universal entre una metodología prospectiva y retrospectiva. Pero para elegir entre un estudio de cohorte y otro de casos y controles es importante considerar como criterios de elección la frecuencia del fenómeno que se analiza y la posibilidad de estudiar varios tipos de asociación. Para un estudio de múltiples eventos, comentan, es recomendable el análisis de cohortes; mientras que para eventos muy poco frecuentes es mejor el estudio de casos y controles si se estudia la incidencia y de cohortes si se estudia la prevalencia.

Conclusión

La farmacoepidemiología permite estudiar, sobre el terreno, los efectos de un medicamento, su tolerancia y su modo de empleo sin un diseño experimental. Los resultados obtenidos por esta vía vienen a completar los conocimientos adquiridos en el curso del desarrollo preclínico y clínico del medicamento mediante estudios experimentales.

 

Ref : INET , SAMET , FARMA , CLMED