EXIBRAL

TITULO : "Valproato de Sodio en el Tratamiento Profiláctico de la Migraña: Estudio a Doble Ciego versus Placebo."

AUTOR : Hering R, Kuritzky A.

CITA : Cephalalgia 12: 81-84, 1992.

REVISTA : [Sodium valproate in the prophylactic treatment of migraine: a doble-blind study versus placebo]

MICRO : Los resultados del estudio demostraron que en el 86.2% de los pacientes con migraña, el valproato de sodio fue eficaz para la prevención de este síntoma o para reducir la frecuencia, gravedad o duración de los ataques.

RESUMEN

Introducción

Los autores recuerdan que la patogenia de la migraña aún no se conoce por completo aunque, recientemente, han sido involucrados en la misma, la disfunción hipotalámica y los cambios en el ritmo circadiano de secreción de melatonina y prolactina.

La nueva evidencia, señalan, ha demostrado que el neurotransmisor inhibitorio, ácido gamma aminobutírico (GABA), está presente en las interneuronas pequeñas del núcleo supraquiasmático, que regula el ritmo circadiano humano y puede intervenir, en forma importante, en la regulación de la secreción de hormonas de la parte anterior de la glándula pituitaria.

Debido a que el valproato de sodio (un agonista del GABA) atraviesa la barrera hematoencefálica y aumenta la concentración del GABA en diversas áreas del sistema nervioso central, incluyendo hipotálamo, se pensó que el fármaco podría ser eficaz en el tratamiento de la migraña por su efecto GABAérgico sobre el ritmo circadiano y las arterias cerebrales. Con esta suposición, los autores evaluaron la acción de la droga en el tratamiento profiláctico de esta patología.

Descripción de los pacientes

Los enfermos fueron seleccionados, en forma aleatoria, entre pacientes regulares del Beilinson Medical Center Headache Clinic. Se incluyeron sujetos con migraña clásica (con aura), con migraña sin aura (migraña común) y ausentes de tratamiento específico. Los síntomas debían haber estado presentes al menos durante los dos años que precedieron al estudio y debían haber ocurrido con una frecuencia de, por lo menos, dos ataques por mes. Se excluyeron enfermos con contraindicación para recibir valproato de sodio, sujetos con disfuncionalidad hepática o renal, historia de trastornos mentales y embarazo. También se excluyeron enfermos con antecedentes de adicción a drogas.

Diseño del estudio

El diseño del ensayo fue a doble ciego, cruzado y comparativo entre el efecto del valproato de sodio y placebo. Durante las dos semanas anteriores, los enfermos no recibieron medicación profiláctica alguna y al inicio fueron asignados a 400 mg de la droga, dos veces al día, o placebo, durante un período de 8 semanas. Transcurrido este tiempo, los pacientes fueron entrecruzados, durante otras 8 semanas de tratamiento.

Al inicio del estudio, cada participante fue sometido a un examen físico completo, laboratorio de rutina y se registraron los antecedentes de migraña. Cada enfermo constató, en forma diaria, los detalles de los ataques de migraña (frecuencia, duración y gravedad) registrada en una escala de 1 a 3; durante el ensayo se permitió el consumo de analgésicos comunes. Al finalizar cada uno de los dos períodos del estudio se midieron los niveles circulantes de valproato de sodio con un método de polarización de fluorescencia, con un límite de cuantificación de 4 ng/ml.

Resultados

El estudio se realizó en 29 enfermos (23 mujeres y 6 varones) con edades comprendidas entre los 18 y 54 años. La historia de migraña oscilaba entre 2 y 40 años, con un promedio de 14; entre el total de los participantes 4 tenían migraña clásica y 25 migraña común.

El tratamiento con valproato de sodio se acompañó de reducción significativa del número de ataques, en comparación con el placebo. Durante la ingesta de la droga, el número promedio de ataques fue de 8 826 en comparación con 15 586, durante la ingesta de placebo.

La gravedad de los ataques y su duración también se redujeron, en forma significativa, con la administración del valproato de sodio. La frecuencia de los ataques se correlacionó en forma intensa con la gravedad. La eficacia del fármaco fue más significativa durante los ataques intensos. El efecto fue sólo marginal en episodios leves o moderados. Efecto similar se constató en relación con la duración de la migraña.

Los niveles sanguíneos de valproato de sodio estuvieron entre los 31.1 y 91.9 ng/ml y no se registró correlación entre estos y la duración de los episodios de migraña.

No hubo efectos adversos de magnitud y sólo se registraron trastornos digestivos y cansancio en seis pacientes, en asociación con el tratamiento activo.

Discusión

Los autores recuerdan que este estudio comenzó después de un ensayo piloto abierto que había demostrado la eficacia del valproato de sodio en la prevención de la migraña. El estudio actual, sin embargo, parece ser el primer ensayo controlado al respecto, señalan los especialistas.

Los resultados confirmaron la eficacia de la medicación en la prevención de la migraña, dado que el 86.2% de los enfermos respondió mejor al tratamiento activo que al placebo. La droga no sólo alteró la frecuencia de los ataques sino también su intensidad y duración, pero se comprobó que el fármaco fue más eficaz durante los ataques severos de migraña.

No se comprende con exactitud su mecanismo de acción, dicen los autores, aunque existen varias posibilidades para explicar la eficacia de la droga en estos enfermos. Entre ellas, mencionan las relacionadas con los niveles del GABA en el sistema nervioso central, el ritmo circadiano de ciertas hormonas y las alteraciones en el flujo sanguíneo cerebral.

Los resultados demostraron que el valproato de sodio fue, dada su seguridad y buena tolerancia, un fármaco de utilidad en la prevención de los ataques de migraña.

Ref : INET , EXE , NEURO