EXIBRAL

TITULO : "Eficacia del Valproato de Sodio en el Tratamiento de la Manía en Comparación con el Litio y el Placebo."

AUTOR : Bowden CL, Brugger AM, Swann AC, Calabrese JR et al.

CITA : The Journal of the American Medical Association 271(12):918-924, Mar 1994

REVISTA : [Efficacy of Valproato de Sodio Vs Lithium and Placebo in the Treatment of Mania]

MICRO : El Valproato de Sodio es eficaz y seguro en el tratamiento de los episodios maníacos agudos en pacientes con trastorno bipolar.

RESUMEN

Introducción

La enfermedad maníaco depresiva, trastorno bipolar, es una patología crónica y cíclica que afecta aproximadamente al 1% de la población, refieren los autores. Los síntomas de los episodios maníacos comprenden hiperactividad, temperamento explosivo, empeoramiento del juicio, insomnio, conducta desorganizada, hipersexualidad, grandiosidad, y frecuentes delusiones, que conducen a una grave discapacidad funcional frente a familiares, amigos y compañeros de trabajo. La predisposición a este trastorno del estado de ánimo, por lo general, está genéticamente determinado, aunque muchas personas pueden desarrollar formas de trastorno bipolar secundarias a diversas patologías médicas. El litio, la única droga aprobada por la FDA para el tratamiento de la manía aguda, es ineficaz o mal tolerado por un tercio de los pacientes tratados, con un estrecho margen entre las concentraciones terapéuticas y las tóxicas. Por otra parte, el Valproato de Sodio sódico mostró su eficacia en estudios previos de pacientes maníacos.

En el presente trabajo, los autores evaluaron la eficacia y seguridad del Valproato de Sodio en comparación con el litio y el placebo.

Métodos

La población de estudio estuvo formada por 179 pacientes maníacos hospitalizados, de los cuales la mitad no respondió a la terapia previa con litio. Los pacientes fueron sometidos a un período de suspensión de toda droga "washout", durante el cual se confeccionó la historia clínica y psiquiátrica, además de efectuar el examen físico y pruebas de laboratorio convencionales, incluyendo el análisis de las funciones tiroidea y hepática. El último día del estudio se repitieron el examen físico y las pruebas de laboratorio, incluyendo la medición del valproato plasmático y las concentraciones de litio. Los pacientes fueron designados al azar para recibir durante 21 días 750 mg/d de Valproato de Sodio sódico, 900mg/d de carbonato de litio o placebo. Al tercer día, las dosis de Valproato de Sodio y litio fueron incrementadas a 1 000 mg y 1200 mg, respectivamente. Al quinto día, se analizaron las concentraciones plasmáticas y se ajustaron las dosis de las drogas activas. Posteriormente, el ajuste de las dosis se realizó a los días 7, 10, 12, 14 y 17, en ausencia de efectos adversos y frente a concentraciones de valproato o de litio inferiores a 1 041 µmol/l o 1.5 mmol/l, respectivamente. El protocolo permitió la utilización adyuvante de lorazepam para el control de la agitación, irritabilidad, intranquilidad, insomnio y de la conducta hostil. En el primer día de internación, mediante el SADS (Cuestionario para Trastornos Afectivos y Esquizofrenia) se evaluaron el síndrome maníaco y la sintomatología psiquiátrica. Antes de la distribución en los grupos terapéuticos, los pacientes fueron evaluados mediante el SADS-C (otra versión del SADS) y la GAS (Escala de Evaluación Global). La ADRS (Escala de Puntuación de Trastornos Afectivos) se efectuó los días 3, 5, 7, 9, 12, 18 y 20. Durante el período de tratamiento, el SADS-C y el GAS fueron realizados los días 5, 10, 15 y 21. La Escala de Puntuación de Manía, que combina 2 subescalas basadas en puntos de SADS, fue la principal variable de eficacia. Otras variables de eficacia incluyeron el GAS, y factores del ADRS.

Resultados

Las historias médicas de los 3 grupos terapéuticos fueron similares, a excepción de 8 sujetos del grupo Valproato de Sodio que experimentaron más de 4 episodios maníacos por año en los 2 últimos años. Sin embargo, los resultados de eficacia no variaron al exceptuar a estos sujetos del análisis. Entre los 146 sujetos (82%) tratados previamente con litio, el 48% respondió a la terapia; sin embargo, la droga no fue tolerada por 13 de los pacientes. Del día 7 al 10, la utilización del lorazepam disminuyó en los pacientes tratados con las drogas activas, mientras que continuó igual en el grupo placebo. El 64% del grupo placebo, el 61% del grupo litio y el 48% del grupo Valproato de Sodio no completaron los 21 días de tratamiento. La principal razón para su finalización prematura fue la falta de eficacia. La tasa de finalización debido a intolerancia a la droga fue mayor en el grupo litio que en el grupo placebo (11% y 3%, respectivamente). El día 5, los pacientes tratados con Valproato de Sodio presentaron mayor mejoría en la Subescala del Síndrome Maníaco que aquellos tratados con placebo. Se observó lo mismo en el día 10 en relación con la variable principal y en el día 15 para el puntaje de la Subescala de Conducta e Ideación. Las diferencias detectadas persistieron hasta el final del período experimental. La mejoría clínica fue evidente en el 48%, 49% y 25% de los grupos Valproato de Sodio, litio y placebo, respectivamente. Los cambios en los puntajes de la GAS y de la ADRS fueron superiores en el grupo Valproato de Sodio, en comparación con los grupos litio y placebo. Las principales mejorías se comprobaron en la manía, la elación, la grandiosidad y la psicosis. Respecto de los efectos adversos, se detectaron diferencias significativas sólo para vómitos, fiebre, dolor generalizado y espasmos, que se presentaron con mayor frecuencia entre los sujetos tratados con litio. Los índices de la función hepática no variaron o mejoraron con el Valproato de Sodio, mientras que el litio incrementó el recuento de plaquetas, glóbulos blancos y neutrófilos.


Discusión

La presente experiencia demostró que el Valproato de Sodio es efectivo y seguro para el tratamiento de la manía. Esta droga es eficaz para reducir síntomas tales como grandiosidad, elación e insomnio. La respuesta al Valproato de Sodio es especialmente alentadora considerando que los pacientes presentaban enfermedades crónicas y graves y que el período de tratamiento fue corto. Por lo tanto, los autores recomiendan la utilización del Valproato de Sodio en el tratamiento de los episodios maníacos agudos en sujetos con trastorno bipolar. La eficacia del Valproato de Sodio, concluyen, parece ser independiente de la respuesta previa obtenida con el litio.

Ref : INET , EXE , PSIQ , NEURO