EUGERIAL

TITULO : "Nimodipina"

CITA : AHFS Drug Information, 1345-1351, 1996

REVISTA : [Nimodipine]

MICRO : La nimodipina es un antagonista del calcio de acción selectiva sobre el sistema nervioso, indicada para el tratamiento de la hemorragia subaracnoidea.

RESUMEN

Características químicas La nimodipina es un antagonista del calcio derivado de la 1,4- dihidropiridina, sensible a la luz, que ejerce su acción farmacológica a través del isómero S, señala el informe.

Farmacología La nimodipina inhibe el ingreso del calcio bloqueando receptores dependientes de voltaje y receptores de corriente lenta activados por agonistas en neuronas y en células del miocardio y del músculo liso vascular, explica el artículo. A dosis terapéuticas ejerce su acción selectivamente sobre el sistema nervioso central (SNC).

Efectos cerebrovasculares:
La nimodipina produce dilatación de las arteriolas cerebrales y aumento del flujo sanguíneo cerebral, reduciendo la vasoconstricción cerebral y la isquemia del tejido nervioso en pacientes con hemorragia subaracnoidea. En ratas con hipertensión espontánea, prosigue la publicación, la nimodipina redujo la mortalidad y el número de lesiones isquémicas cerebrales sin afectar la presión sanguínea sistémica. Otras evidencias experimentales, sugieren que el mencionado agente puede reducir el área de infarto periférica (penumbra) si se administra dentro de las 6 hs de producido el mismo. además, ejerce su acción beneficiosa sobre la cefalea migrañosa, aunque el mecanismo de acción no ha sido aún dilucidado.

Efectos cardiovasculares:
Los efectos de la nimodipina en dosis terapéuticas son leves, apunta la publicación. Los pocos casos descriptos refieren una pequeña reducción de la presión sanguínea y sistólica, de la frecuencia cardíaca y de la resistencia coronaria, aumento del flujo sanguíneo coronario y prolongación del tiempo de conducción atrioventricular.

Efectos sobre el SNC:
De acuerdo con el análisis de electroencefalogramas, la nimodipina ejerce acción ansiolítica, con alteración del estado vigilancia y alerta. El citado fármaco, amplían, potencia los efectos analgésicos del hexobarbital y el fentanilo y tiene propiedades antiamnésicas y anticonvulsivas, esto último demostrado en animales.

Otros efectos:
La nimodipina posee efectos hemorrágicos y a altas dosis inhibe la agregación plaquetaria, al igual que aumenta la citotoxicidad de algunos agentes antineoplásicos, así lo indican estudios in vitro mencionados en el artículo.

Farmacocinética Absorción:
Luego de la administración oral la absorción es casi completa, pero la droga sufre extensa metabolización hepática; de este modo, la biodisponibilidad oral es de aproximadamente 13%.
La concentración máxima se obtiene luego de 1 h de la dosis oral y la concentración plasmática y el área bajo la curva de la concentración Vs. tiempo es proporcional a la dosis hasta dosis de 80 mg.

Distribución:
Se distribuye en todos los tejidos, y alcanza con rapidez el sistema nervioso (vida media de 6 a 7 min y volumen de distribución de 0.43 L/kg), mientras que más del 95% se une a proteínas del plasma, informan.

Eliminación:
Presenta un vida media de eliminación de 1.7 a 9 hs luego de la aplicación oral y de 0.9 a 1.5 hs luego de administración intravenosa.
La degradación hepática (aproximadamente el 32% se recupera en las heces luego de excreción biliar) produce metabolitos de escasa o nula actividad, señala el informe.
La depuración plasmática varía entre 0.84 L/kg.h en sujetos sanos a 1.18 L/kg.h en pacientes con hemorragia subaracnoidea.

Indicaciones Hemorragia subaracnoidea:
En pacientes con hemorragia subaracnoidea por ruptura de aneurisma intracraneal, la droga reduce la gravedad de la isquemia asociada con el vasoespamo cerebral que ocurre en aproximadamente el 30% de los casos. Estudios clínicos, controlados con placebo, indican que el tratamiento con nimodipina mejora evolución clínica y reduce los infartos cerebrales en 40 y 34%, respectivamente. Evidencias aportadas por estudios no controlados, amplían, indican que la administración intravenosa por 1 a 2 semanas, seguida por tratamiento oral de 1 semana como mínimo, reduce la mortalidad y la discapacidad neurológica.

Isquemia aguda por accidente cerebrovascular:
En estos pacientes puede mejorar la recuperación neurológica y reducir la mortalidad luego del tratamiento con 120 mg de la droga durante 21 a 28 días.


Cefalea migrañosa:
La administración oral de 30 mg 4 veces al día, entre 8 y 16 semanas, disminuye la frecuencia y, posiblemente, la severidad y duración de los ataques de migraña. Sin embargo, aclaran, otro estudio no encontró los mismos efectos positivos.

Otras indicaciones En algunos casos, esta droga fue utilizada con cierto éxito en el tratamiento de cefaleas vasculares severas no migrañosas asociadas con isquemia cerebral crónica; para aliviar el vasoespamo cerebral traumático consecutivo a traumatismos craneales graves; para mejorar la evolución neurológica en pacientes con posterioridad a un paro cardíaco y en la epilepsia focal crónica.

Precauciones Efectos adversos:
Los principales efectos adversos asociados con el uso de nimodipina son la hipotensión, edema, cefalea y enrojecimiento, señala el informe.
La hipotensión esta descripta en aproximadamente el 7% de los pacientes con hemorragia subaracnoidea tratados con dosis orales, mientras que cerca del 2% presentan eritema.
Otros efectos cardiovasculares (edema, disnea, taquicardia, bradicardia, palpitaciones, hipertensión, insuficiencia cardíaca y ventriculitis), los trastornos hematológicos trombocitopenia y anemia), dermatológicos (acné y prurito), gastrointestinales (constipación, calambre, malestar abdominal y diarrea), hepáticos (elevación de enzimas hepáticas), neurológicos (depresión, cefalea y somnolencia), presentan una frecuencia inferior al 1%, apuntan.

Mutagenicidad:
Si bien no existen contraindicaciones para su uso en pacientes con hemorragia subaracnoidea, los fabricantes de la droga no recomiendan su empleo en aquellos sujetos con enfermedad de grado IV o V según la clasificación de Hunt y Hess, indican.

Toxicidad:
La nimodipina es embriotóxica en ratas, afirma la publicación, y su uso está asociado con alteraciones del esqueleto, deterioro del desarrollo y mortalidad fetal si se la administra en la etapa final del embarazo (días 16 a 21). Los estudios realizados con animales de experimentación no demostraron efectos sobre la fertilidad. La nimodipina, continúa el informe, es detectable en la leche materna, aunque se desconoce su efecto sobre la lactancia.

Interacciones con otras drogas:
Evidencias in vitro sugieren que el diltiazem potencia los efectos inotrópicos negativos de la nimodipina, cita el informe. Por otra parte, debido a sus efectos hipotensivos, los pacientes bajo tratamiento hipertensivo deben ser estrictamente evaluados. Otros casos de posible interacción involucran a la fenitoína y agentes antineoplásicos.

Dosis y administración:
El tratamiento por vía oral debe iniciarse preferentemente antes de las 96 hs de producida la hemorragia subaracnoidea, en dosis de 20 a 90 mg (generalmente 60 mg) 4 veces al día por un plazo de 21 días.
En el caso de administración intravenosa, aconsejan comenzar con 1 mg/h durante 2 hs para reducir la posibilidad de hipotensión, y luego administrar de 1 a 3 mg/h durante 1 a 2 semanas, seguido de 1 a 3 semanas de tratamiento oral.

Conclusión

La nimodipina es un antagonista del calcio, de acción selectiva sobre el sistema nervioso, indicada para el tratamiento de la hemorragia subaracnoidea, la isquemia aguda por accidente cerebrovascular y la migraña. Por lo general es bien tolerada, aunque puede producir hipotensión en el 5 a 7% de los casos. además, este informe advierte sobre la posible interacción con otros antagonistas del calcio, como el diltiazem, y con la fenitoína. Por la posibilidad de producir efectos hipotensivos recomienda controlar estrictamente a los pacientes bajo tratamiento concomitante con agentes antihipertensivos.





Ref : INET , EUG , NEURO