DIOXAFLEX

 

TITULO: Eficacia y Seguridad de Diclofenac en Pacientes con Fiebre y Dolor

AUTOR: Moore N

TITULO ORIGINAL: Diclofenac Potassium 12.5mg Tablets for Mild to Moderate Pain and Fever. A Review of Its Pharmacology, Clinical Efficacy and Safety

CITA: Clinical Drug Investigation 27(3):163-195, 2007

MICRO: El diclofenac es un antiinflamatorio no esteroide potente derivado del ácido fenilacético, que posee propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antipiréticas. En muchos países, las formulaciones de sales de sodio o potasio de administración oral se utilizan ampliamente y son de venta libre.

 

 

Introducción y objetivos

El diclofenac es un potente antiinflamatorio no esteroide (AINE), derivado del ácido fenilacético, que posee propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antipiréticas. En muchos países, las formulaciones de sales de sodio o potasio de administración oral se utilizan ampliamente y son de venta libre. El propósito del presente artículo fue brindar una perspectiva general sobre los aspectos farmacológicos más importantes, la eficacia clínica y la tolerabilidad de la administración de dosis bajas de diclofenac.

Farmacodinamia

El diclofenac es un inhibidor potente y no selectivo de la ciclooxigenasa (COX) que disminuye la síntesis de prostaglandinas proinflamatorias y nociceptivas e inhibe la síntesis de tromboxano y prostaciclina y la vía de la lipooxigenasa. Además, disminuye los niveles sinoviales y plasmáticos de interleuquina-6 y sustancia P en los pacientes con artritis reumatoidea. La droga presenta un nivel casi igual de inhibición de la COX-1 y 2, aunque su acción es algo más específica sobre la última enzima. Su unión a proteínas séricas, principalmente albúmina, es elevada y su asociación y disociación de las mismas es rápida. Alcanza concentraciones elevadas en los tejidos inflamados y su eliminación del compartimiento corporal central es veloz, con una vida media de 1 a 2 horas. La COX-2 cumple un papel nociceptivo importante ante la presencia de procesos inflamatorios. Sin embargo, la COX-1 participa en la transmisión local e integración central del dolor y la inhibición simultánea de ambas enzimas, y resulta superior a la inhibición de cada una por separado. Esto es importante debido a que el efecto antiinflamatorio de las dosis de diclofenac de venta libre es mínimo y el objetivo principal en este contexto reside en aliviar el dolor.

Farmacocinética

Las grageas de diclofenac potásico de liberación inmediata se disuelven rápidamente en el estómago y alcanzan su concentración máxima (tmáx) en 30 minutos. En cambio, los comprimidos de diclofenac sódico con cubierta entérica se disuelven en el duodeno y su tmáx es mayor de 2 horas. Ambas sales tienen mecanismos de acción y propiedades farmacocinéticas y farmacodinámicas similares. Su absorción oral es completa y el 40% de la dosis es eliminada de manera presistémica; en consecuencia, el 60% de la dosis alcanza la circulación sistémica sin ser modificada. Su biodisponibilidad oral varía entre el 50% y 60% y tiene una cinética de tipo lineal al administrar dosis de 12.5 mg a 50 mg. La absorción no se ve afectada por la presencia de alimentos en el estómago. En general, la dosis de diclofenac potásico es menor que la de diclofenac sódico y, en consecuencia, las insuficiencias orgánicas y las interacciones metabólicas son menos frecuentes. Los datos que se presentarán de aquí en adelante provienen de estudios realizados al administrar dosis elevadas de diclofenac sódico.

El diclofenac es metabolizado por reacciones de hidroxilación de fase I y de conjugación de fase II. Su biotransformación genera 2 metabolitos fenólicos biológicamente activos, aunque con mucha potencia menor que la droga madre, y otros metabolitos inactivos. En su metabolismo participan las enzimas del sistema enzimático citocromo P450 CYP2C8 y CYP2C9. La vida media terminal de eliminación es de 1 a 2 horas. Aproximadamente el 60% de la dosis se excreta en la orina en conjugación con glucurónico y menos del 1% se excreta sin modificar; el resto de la dosis se elimina en las heces. No se observaron diferencias farmacocinéticas de importancia relacionadas con la edad. Los trastornos renales y hepáticos no afectan en forma significativa la farmacocinética del diclofenac.

Durante el embarazo, la droga se empleará sólo ante la necesidad extrema y en las dosis mínimas efectivas, en especial durante el último trimestre. Esto se debe a que aumenta el riesgo de inercia uterina y cierre prematuro del ductus arterioso. La droga pasa a la leche materna en cantidades muy bajas al administrar dosis de 50 mg cada 8 horas; en consecuencia, el riesgo para el niño sería mínimo.

Comparación de las características farmacocinéticas de las dosis bajas de diclofenac potásico frente a los analgésicos de venta libre disponibles en el mercado

Existen relativamente pocos analgésicos de venta libre compuestos por agentes químicamente definidos. Los más importantes y adecuados para ser comparados con el diclofenac son el ácido acetilsalicílico, el paracetamol, el ibuprofeno y el naproxeno. El comienzo rápido de la analgesia es clave para el tratamiento del dolor agudo. En general, el tmáx del diclofenac es más breve en comparación con el del naproxeno y similar al del ibuprofeno; es decir, el efecto analgésico del diclofenac comienza rápidamente.

Existen diferencias metabólicas marcadas entre los analgésicos de venta libre. El metabolismo del diclofenac se describió en el apartado anterior. En cuanto al naproxeno, es metabolizado y conjugado con ácido glucurónico. El 50% a 90% de la dosis de ibuprofeno racémico administrada sufre una inversión metabólica variable según cada individuo, que transforma al enantiómero inactivo en activo. Ambos isómeros son metabolizados en el hígado por hidroxilación y carboxilación y conjugados posteriormente. El enantiómero inactivo del ibuprofeno se incorpora en la vía del metabolismo lipídico mediante la formación de tioésteres de la coenzima A. Esto resulta en la síntesis de triglicéridos híbridos que afectan la función de la membrana o la síntesis de lípidos endógenos.

La vida media de eliminación del ácido acetilsalicílico es de 18 a 40 minutos, dado que es hidrolizado rápidamente a ácido salicílico, cuya concentración plasmática aumenta a medida que disminuye la del compuesto madre. La vida media del ácido salicílico es de 3 horas. El salicilato tiene una farmacocinética saturable y, al administrar dosis elevadas, su vida media puede llegar a las 15 a 30 horas. En consecuencia, el efecto prolongado de la aspirina se debe a la acetilación irreversible de la COX y su conversión en salicilato.

En cuanto al naproxeno, su vida media es de 12 a 25 horas, que resulta en una inhibición prolongada de la COX-1 gástrica. Se propuso que los AINE con vida media más larga pueden ser más tóxicos a nivel gastrointestinal, en especial en los ancianos; en cambio, los AINE con vida media breve son menos tóxicos. Esto, en combinación con las dosis bajas administradas y la ausencia habitual de factores de riesgo, contribuye con la buena tolerabilidad gastrointestinal del ibuprofeno y del diclofenac.

Eficacia terapéutica

De acuerdo con lo observado en diferentes estudios, el diclofenac potásico administrado en dosis únicas o múltiples tiene eficacia terapéutica y seguridad adecuada en comparación con el ibuprofeno, el paracetamol y la aspirina.

Odontalgia

En diversos estudios aleatorizados y controlados con placebo se evaluó la eficacia de la administración de dosis bajas de diclofenac potásico en pacientes con dolor moderado a grave luego de la extracción del tercer molar. La administración de dosis de 6.25 mg, 12.5 mg y 25 mg resultó en un perfil logarítmico dosis-respuesta. Se observó una respuesta superior 6 horas luego de la administración de una dosis única de diclofenac potásico de 25 mg en comparación con 650 mg de ácido acetilsalicílico, 200 mg de ibuprofeno y 6.25 mg o 12.5 mg de diclofenac.

En un estudio aleatorizado, efectuado a doble ciego, multicéntrico y de grupos paralelos se comparó la eficacia de la administración de dosis crecientes de diclofenac potásico de 25 a 75 mg/día, de paracetamol de 1 000 a 3 000 mg/día y de placebo durante 2 días. De acuerdo con los resultados, la administración de 25 mg/día de diclofenac potásico produjo alivio del dolor provocado por la extracción dental durante 6 horas. Además, el esquema de dosis flexibles es adecuado para controlar el dolor durante 2 días. Asimismo, luego de la dosis inicial, la administración de 12.5 mg de diclofenac potásico en dosis múltiples según necesidad brindó un perfil de analgesia similar al observado para el paracetamol y significativamente superior en comparación con el placebo.

Lumbalgia aguda

Se comparó la eficacia de la administración de comprimidos de 12.5 mg de diclofenac potásico en un esquema de dosis flexibles de 25 mg a 75 mg frente al tratamiento con 200 mg de ibuprofeno en dosis diarias de 400 mg a 1 200 mg o con placebo. El estudio se llevó a cabo en pacientes con lumbalgia aguda. Según los resultados, el diclofenac fue al menos tan efectivo como el ibuprofeno; no obstante, la administración de 2 comprimidos de 12.5 mg de diclofenac potásico fue significativamente superior al placebo y a 2 comprimidos de 200 mg de ibuprofeno. El esquema de dosis flexibles de ambas drogas resultó sustancialmente superior frente al placebo. Es decir, el esquema de tratamiento con comprimidos de diclofenac potásico de 12.5 mg durante 4 días resulta eficaz para el tratamiento de los pacientes con lumbalgia.

Cefalea

Se efectuaron estudios de comparación entre la administración de 12.5 mg o 25 mg de diclofenac, 400 mg de ibuprofeno o 1 000 mg de paracetamol en pacientes con cefalea tensional episódica. De acuerdo con los resultados, el tratamiento con 1 o 2 comprimidos de diclofenac es efectivo dentro de los 30 a 60 minutos y resulta apropiado para los sujetos con este tipo de dolor. Todos los tratamientos activos fueron superiores en comparación con el placebo respecto de la analgesia, sin diferencias significativas entre los mismos.

Fiebre, dolor de garganta y síntomas de tipo gripal

Debido a sus propiedades analgésicas y antipiréticas, los AINE son adecuados para tratar pacientes con síntomas gripales como la fiebre, las cefaleas y el dolor muscular. La eficacia de la administración de comprimidos de diclofenac potásico de 12.5 mg se evaluó en 3 estudios efectuados en pacientes con síntomas gripales u odinofagia. De acuerdo con los resultados, la administración de 12.5 mg a 25 mg de diclofenac potásico resultó efectiva para aliviar los síntomas. Además, el esquema de dosis múltiples y flexibles brindó alivio durante el curso habitual de 3 días de tratamiento.

En otro trabajo se comparó la eficacia relativa de la administración de 6.25 mg, 12.5 mg o 25 mg de diclofenac potásico frente al tratamiento con 1 000 mg de paracetamol y con placebo. Se comprobó que los efectos de los 4 tratamientos activos fueron significativamente superiores frente al placebo y provocaron la disminución de la temperatura. Además, la administración de 12.5 mg y 25 mg de diclofenac y de paracetamol produjo alivio sustancial del dolor de garganta en comparación con el placebo. El tratamiento con 25 mg de diclofenac potásico fue significativamente superior a la administración de 6.25 mg. Un porcentaje sustancialmente superior de pacientes tratados con 12.5 mg o 25 mg de diclofenac refirió que el resultado del tratamiento había sido bueno o muy bueno en comparación con los sujetos tratados con 6.25 mg de diclofenac, paracetamol o placebo.

Los estudios de comparación entre el esquema de dosis flexibles de diclofenac, ibuprofeno y placebo efectuados en sujetos con síntomas de tipo gripal arrojaron resultados significativamente favorables para los compuestos activos en comparación con el placebo.

Dolor menstrual

En un estudio clínico efectuado en 156 mujeres con dolor leve a moderado asociado con la dismenorrea primaria se comparó la administración de dosis flexibles de diclofenac potásico, ibuprofeno y placebo. De acuerdo con los resultados, el tratamiento con una dosis única de 25 mg de diclofenac y con un esquema de dosificación flexible con comprimidos de 12.5 mg de la droga resultó efectivo para tratar el dolor leve a moderado asociado con la dismenorrea primaria. No se hallaron diferencias significativas entre el diclofenac potásico y el ibuprofeno, que resultaron sustancialmente superiores en comparación con el placebo.

Resumen

El inicio del efecto antipirético y analgésico del tratamiento con 1 o 2 comprimidos de 12.5 mg de diclofenac potásico se observó dentro de los 30 minutos. La duración fue de 4 a 6 horas según el esquema y la dosis. Su uso reiterado resultó en analgesia prolongada. La droga fue sistemáticamente superior frente al placebo. Además, la administración de 12.5 mg o 25 mg de diclofenac potásico fue tan efectiva como el tratamiento con 200 mg o 400 mg de ibuprofeno. Los resultados del tratamiento con diclofenac de los pacientes con dolor agudo luego de la cirugía odontológica también fueron similares a los observados luego de la administración de 1 000 mg de paracetamol; no obstante, el inicio de acción fue más rápido y la eficacia antipirética y analgésica, más duradera. El esquema de dosis flexibles optimizó la exposición a la droga, permitió el máximo alivio sintomático y fue similar al modo de empleo de los comprimidos de ibuprofeno y paracetamol de venta libre. De acuerdo con un estudio reciente, habitualmente el diclofenac es utilizado del modo indicado en el prospecto correspondiente.

Seguridad

La seguridad y tolerabilidad de la administración de diclofenac potásico se evaluó en diferentes estudios de los que participaron pacientes con trastornos agudos y crónicos a corto y largo plazo. También se efectuaron comparaciones frente a ibuprofeno y placebo. Más del 80% de los participantes tratados con dosis únicas de diclofenac eran menores de 50 años y, en su mayoría, de sexo femenino. En cuanto a los pacientes tratados con dosis múltiples, el 50% de los que recibieron dosis bajas era menor de 50 años, en tanto que el porcentaje fue mayor para aquellos tratados con dosis más elevadas. La similitud de las características demográficas de los participantes de los diferentes estudios indica la probabilidad de que sean representativos de los usuarios habituales de la población general.

Efectos adversos

Se evaluaron los datos obtenidos en estudios aleatorizados de los que participaron 4 807 sujetos tratados con diclofenac potásico. La administración de dosis únicas menores o iguales a 25 mg ocasionó escasos efectos adversos, con incidencias similares en comparación con el placebo. Los efectos adversos gastrointestinales más frecuentes fueron náuseas, vómitos, dispepsia, dolor abdominal y gastritis y su incidencia fue de 1.7%; en cambio, la incidencia asociada con la administración de 650 mg de ácido acetilsalicílico llegó al 4.5%. La incidencia de efectos adversos a nivel del sistema nervioso central fue del 4% a 6% para la administración de diclofenac y ácido acetilsalicílico; en cambio, el paracetamol se asoció con una incidencia del 1%. Los efectos adversos más frecuentes fueron cefaleas, mareos, somnolencia, insomnio y ansiedad. No se informaron efectos adversos graves o muertes en ningún estudio.

La droga de referencia empleada para evaluar el tratamiento con dosis múltiples fue el ibuprofeno. En un estudio, la tolerabilidad general de la administración de dosis bajas de esta droga resultó equivalente en comparación con el paracetamol y mejor frente al ácido acetilsalicílico. La administración de dosis bajas de diclofenac durante 7 días como máximo se asoció con frecuencia similar de efectos adversos en comparación con el ibuprofeno y comparable al placebo. Esta frecuencia fue muy inferior a la asociada con el tratamiento con dosis elevadas de diclofenac potásico e ibuprofeno durante 14 días. La frecuencia general de efectos adversos fue elevada y los principales trastornos se observaron a nivel gastrointestinal y del sistema nervioso central. El aumento de la dosis y la prolongación del tratamiento se asociaron con incremento de la incidencia de efectos adversos. El perfil de seguridad del tratamiento agudo con dosis de diclofenac de 25 a 75 mg/día fue similar al de la terapia con 400 a 1 200 mg/día de ibuprofeno y con placebo.

Gravedad de los efectos adversos. La administración de dosis únicas de diclofenac potásico de hasta 25 mg, de ibuprofeno de hasta 400 mg o de placebo arrojó una frecuencia y ubicación de efectos adversos similares. Los sistemas más afectados fueron el gastrointestinal y el nervioso central. En general, la gravedad de los escasos efectos adversos detectados fue leve a moderada. En pacientes tratados con dosis múltiples de hasta 75 mg de diclofenac potásico durante 7 días o dosis más elevadas durante 14 días, los efectos adversos más frecuentes afectaron el sistema nervioso central y el aparato digestivo. En general, los efectos adversos fueron leves y menos del 10% de los pacientes presentó efectos adversos graves. Los sujetos tratados con placebo experimentaron menos efectos adversos pero su gravedad fue algo mayor.

El tratamiento a largo plazo produjo efectos adversos leves en el 30% a 50% de los pacientes, mientras que el 10% al 20% de los sujetos presentó al menos 1 efecto adverso grave. De acuerdo con lo observado, existe una tendencia hacia el aumento moderado de la gravedad de los efectos adversos a medida que se incrementa la duración del tratamiento. Los efectos adversos graves fueron infrecuentes a pesar de la duración del tratamiento. Además, su gravedad fue similar entre los pacientes tratados con dosis bajas de diclofenac potásico o ibuprofeno sin importar la duración de la terapia.

Interrupción del tratamiento. Entre los pacientes tratados con dosis bajas de diclofenac sólo 1 paciente presentó 1 efecto adverso: erupción leve. No se observaron efectos adversos entre los sujetos tratados con dosis bajas de ibuprofeno. Dos sujetos tratados con ácido acetilsalicílico presentaron náuseas y vómitos y 7 pacientes incluidos en el grupo placebo tuvieron fiebre, flatulencias, náuseas, vómitos y cefaleas. En cuanto a los sujetos que recibieron dosis múltiples durante hasta 7 días, el 1.5% a 1.7% interrumpió el tratamiento debido a los efectos adversos, porcentaje que llegó al 3% a 4% en aquellos tratados con dosis elevadas de diclofenac potásico e ibuprofeno durante 14 días. El aumento se debió principalmente a los efectos adversos gastrointestinales. Se observó incremento de la frecuencia de interrupción del tratamiento debido a los efectos adversos al aumentar la dosis de diclofenac; asimismo, esta frecuencia fue inferior entre los pacientes tratados con dosis altas de diclofenac en comparación con aquellos que recibieron dosis bajas de ibuprofeno. Muchas de las interrupciones se debieron, una vez más, a los efectos adversos gastrointestinales.

Efectos adversos graves. En general, la administración de dosis bajas o elevadas de diclofenac durante períodos breves o prolongados no provocó efectos adversos graves. En un estudio a largo plazo se informó la aparición de efectos adversos graves en 3 casos luego de los 30 días de tratamiento con dosis bajas de diclofenac. No se informaron muertes relacionadas con el tratamiento.

Seguridad gastrointestinal

En general, los AINE son drogas bien toleradas; no obstante, pueden ocasionar daños a nivel gastrointestinal. El riesgo varía según la droga, la dosis, la duración del tratamiento, la medicación concomitante y los factores de riesgo de cada sujeto. Los estudios sobre la seguridad gastrointestinal de la administración de dosis bajas de diclofenac potásico son escasos. Existe una asociación entre los efectos adversos gastrointestinales, la dosis, la duración del tratamiento y la indicación. No se observaron diferencias de incidencia entre el diclofenac potásico y el ibuprofeno.

De acuerdo con los resultados de un estudio efectuado mediante endoscopia, la administración de dosis bajas de diclofenac potásico produjo daño mínimo o nulo en la mucosa gástrica, similar al observado para el ibuprofeno e inferior al asociado con la administración de ácido acetilsalicílico. En estudios epidemiológicos se informó que la frecuencia de complicaciones gastrointestinales en pacientes mayores de 70 años era inferior para el ibuprofeno en comparación con el diclofenac y menor para el diclofenac en comparación con el naproxeno. Según el autor, podría concluirse que no existen diferencias de incidencia o riesgo relativo de efectos adversos gastrointestinales entre el diclofenac y el ibuprofeno cuando se emplean dosis bajas con la misma indicación y duración del tratamiento.

Seguridad hepática

En general se considera que el diclofenac es levemente hepatotóxico; esto se debería a la interpretación errónea del aumento de las transaminasas y de las reacciones hepatotóxicas agudas e infrecuentes informadas. El aumento asintomático de las transaminasas se relaciona con la dosis y la duración del tratamiento y no se considera clínicamente significativo o indicativo de lesión hepática. La hepatotoxicidad puede ser considerada una característica de los AINE en general y el riesgo aumenta con la administración simultánea de drogas, el aumento de la edad y la presencia de ciertas enfermedades, especialmente la artritis reumatoidea.

En los estudios realizados in vivo en animales e in vitro al respecto no se sugiere hepatotoxicidad. Si bien los hallazgos no explican las reacciones hepáticas observadas en seres humanos, apoyan los datos que indican que el diclofenac es tan seguro como el resto de los AINE. Se sugiere que la hepatotoxicidad tendría lugar ante la administración de dosis elevadas, tratamientos prolongados o disminución crónica de glutatión, de manera similar a lo que sucede con otros AINE. Esto se verifica principalmente en pacientes con enfermedades inflamatorias crónicas que utilizan una combinación de dosis elevadas de AINE junto con otras drogas hepatotóxicas. En cambio, éste no es el caso de los sujetos que utilizan diclofenac de venta libre que, en general, son jóvenes y sanos y requieren tratamiento para un episodio de dolor agudo. Además, las reacciones adversas hepáticas son extremadamente infrecuentes. De acuerdo con lo observado en un estudio, el aumento de las transaminasas es reversible una vez interrumpido el tratamiento y depende de su duración y de la dosis de diclofenac administrada. Esto indica que el tratamiento con las formulaciones de venta libre sería seguro.

Seguridad cardiovascular

La exclusión del rofecoxib del mercado aumentó la preocupación acerca de los efectos adversos cardiovasculares de los AINE. Esta preocupación está relacionada con los efectos protrombóticos, característicos de los inhibidores de la COX-2 o de la actividad antiagregante plaquetaria del ácido acetilsalicílico. El diclofenac no antagoniza la inhibición de la agregación plaquetaria inducida por este fármaco. Además, la combinación de ambos agentes no aumentaría la mortalidad cardiovascular, a diferencia de lo observado al combinar ácido acetilsalicílico con ibuprofeno. En consecuencia, el diclofenac sería preferible al ibuprofeno en pacientes portadores de cardiopatías o tratados con ácido acetilsalicílico.

Como consecuencia de lo hallado en diferentes estudios que culminaron con la exclusión del rofecoxib del mercado, la European Medicines Agency contraindicó el uso de inhibidores selectivos de la COX-2 en pacientes con enfermedad coronaria o antecedentes de accidente cerebrovascular. Debido a que el diclofenac y otros AINE no selectivos inhiben la COX-1 y la COX-2, se propuso un aumento del riesgo cardiovascular similar al observado para los inhibidores selectivos de la COX-2. De acuerdo con lo informado en un estudio reciente, el diclofenac se asociaría con aumento de la probabilidad de infarto de miocardio, aunque no puede excluirse un sesgo relacionado con la indicación previa de falta de interacción con el ácido acetilsalicílico, especialmente debido al grado bajo de asociación. Al considerar los datos brindados en estudios epidemiológicos, no existe información consistente que indique que la exposición a diclofenac se asocia con aumento significativo del riesgo cardiovascular. Tampoco hay datos que sugieran que la administración de dosis bajas de diclofenac potásico durante períodos breves o prolongados aumente este riesgo.

Resumen de la seguridad y tolerabilidad comparativas

El tipo y la frecuencia de efectos adversos observados en los pacientes tratados con dosis bajas únicas o múltiples de diclofenac potásico durante un período de hasta 7 días fue similar con lo observado al administrar dosis bajas de ibuprofeno o placebo. Asimismo, el porcentaje de sujetos que abandonaron el tratamiento debido a la presencia de efectos adversos gastrointestinales fue similar para ambas drogas. No se informaron efectos adversos graves o muertes asociadas con la administración de dosis bajas de diclofenac. No se hallaron efectos adversos hepáticos relacionados con la administración de dosis bajas de diclofenac potásico a corto y largo plazo. Tampoco se observaron efectos adversos cardiovasculares relevantes.

Conclusión

La eficacia analgésica y antipirética de la administración de dosis de 12.5 mg de diclofenac es superior frente al placebo y al menos similar a las drogas de venta libre de referencia en diferentes condiciones asociadas con fiebre y dolor. Los efectos adversos más frecuentemente observados luego de la administración de dosis bajas o elevadas de formulaciones de liberación inmediata dependieron de la dosis, de la duración del tratamiento y de su indicación. El perfil de efectos adversos de la terapia con dosis bajas de diclofenac es similar al asociado con la administración de dosis bajas de ibuprofeno a pesar de la duración del tratamiento. En consecuencia, es probable que la tolerabilidad del uso de diclofenac sin prescripción médica sea similar a la del ibuprofeno, con la ventaja de no interferir con el efecto cardioprotector del ácido acetilsalicílico. En general, los pacientes son capaces de utilizar los comprimidos de 12.5 mg de diclofenac de un modo apropiado. Según el autor, la eficacia y seguridad demostrada en los estudios clínicos apoyan su empleo sin prescripción médica.

 

Ref: DIOXAFLEX