CORTISTAMIN-L

TITULO : "Loratadina: Revisión Preliminar de sus Propiedades Farmacodinámicas y de su Eficacia Terapéutica."

AUTOR : Clissold S, Sorkin E, Goa K.

CITA : Drugs 37: 42-57, 1989.

REVISTA : [Loratadine. A Preliminary Review of its Pharmacodynamic Properties and Therapeutic Efficacy]

MICRO : Los estudios han demostrado que la loratadina, en dosis de 10 mg por día, es eficaz y segura en el tratamiento de la rinitis alérgica (estacional y perenne) y en la urticaria crónica.

RESUMEN

Estudios farmacodinámicos

La loratadina, recuerdan los autores, es un antihistamínico de larga acción, con poca penetración en el sistema nervioso central. Agregan que sólo posee una débil afinidad por los receptores alfa 1 adrenérgicos o colinérgicos.

Los modelos animales indicaron un efecto de la loratadina de larga duración. La dosis efectiva 50% (ED50) fue significativamente inferior para loratadina, en relación con difenhidramina, prometacina, terfenadina o astemizol, lo que indica mayor potencia para la primera.

La actividad in vivo se evalúa por la capacidad de bloquear el eritema intradérmico que sigue a la inyección de histamina. La loratadina suprime este efecto desde 1 a 2 horas después de su administración oral, con un efecto máximo entre las 2 y 4 horas. La magnitud y la duración del efecto supresor de la loratadina están relacionadas con la dosis del fármaco con porcentajes de inhibición de 35%, 45%, 51% y 67% con dosis de 10, 20, 40 y 80 mg, respectivamente.

El efecto inhibitorio de la loratadina sobre el eritema provocado por la histamina es mayor que el que se observa con clorfeniramina, con la ventaja adicional de no observarse taquifilaxia, aún luego de períodos prolongados de tratamiento.

La loratadina inhibió en forma más eficaz el broncoespasmo inducido por serotonina en relación con la terfenadina.

Administrada en forma oral, la loratadina es capaz de inhibir el broncoespasmo inducido por la histamina y por antígenos específicos. En todos los modelos animales utilizados, la loratadina resultó más eficiente que la terfenadina frente al broncoespasmo inducido por histamina y por antígenos.

La actividad antialérgica también se ha observado en humanos mediante la utilización de pruebas cutáneas y pruebas de provocación nasal. En estos ensayos la loratadina demostró mayor actividad que la terfenadina y que el astemizol.

La loratadina inhibió la liberación de histamina por las células cebadas peritoneales de ratón estimuladas con concanavalina A o con ionóforo de calcio. Adicionalmente, la loratadina mostró inhibición de la liberación de leucotrienos (LTC4).

En varios modelos animales, señalan los autores, la loratadina no produjo efectos sobre las distintas funciones del sistema nervioso central, aún con dosis muy superiores a las que se utilizan con actividad antihistamínica.

Dosis de 10 y 20 mg por día, administradas a un pequeño número de personas sanas durante 1 a 4 días, no se asociaron con reducción de la actividad psicomotora. Sin embargo, los autores mencionan el trabajo de Gaillard y colaboradores quienes demostraron una pequeña pero significativa elevación en el índice de errores en las pruebas de memoria.

Los estudios en animales demostraron ausencia de interferencia con diazepam, etanol y barbitúricos. Lo mismo se observó en humanos.

Estudios farmacodinámicos

En el hombre, la droga se absorbe rápidamente a nivel digestivo, con una concentración plasmática relacionada en forma directa con la dosis administrada.

La descarboetoxiloratadina (DCL) es el metabolito farmacológicamente activo principal de la droga. La rápida absorción de loratadina y la rápida formación de DCL están en coincidencia con el rápido comienzo de acción del fármaco.

La desaparición de la droga a nivel plasmático ocurre en una forma bifásica con t1/2 de 1.02 y de 3.8 horas para loratadina y DCL, respectivamente.

La concentración de loratadina y de DCL en leche materna está en relación directa con las concentraciones plasmáticas y los datos parecen indicar que, luego de una única dosis de loratadina, la misma aparece en leche entre las 8 horas posteriores. Se supone que el mecanismo de pasaje es por difusión pasiva, aunque la cantidad total de loratadina y DCL excretada por leche es mínima. Así, después de 48 horas, sólo el 0.029% de la loratadina total y de la DCL se excretó por leche materna.

Los t1/2 para loratadina y DCL fueron de 8 a 11 y de 17 a 24 horas, respectivamente. La loratadina se transforma rápidamente en los seres humanos. Los estudios de cromatografía en orina demostraron sólo pequeñas fracciones del fármaco en orina, siendo la mayor parte aparentemente hidroxi-DCL.

En pacientes con insuficiencia renal grave y en hemodiálisis no se observaron diferencias significativas en la absorción de loratadina y en la formación de DCL.

El tiempo medio de eliminación se vio incrementado en sujetos con hepatopatía alcohólica, aunque no en forma significativa.

Algunos estudios que investigaron la influencia de la edad sobre la farmacocinética de la droga, parecen indicar que en la población geriátrica, el tiempo de eliminación después de una única dosis de loratadina de 40 mg por vía oral, es ligeramente superior al que se observa en personas de menor edad. Por lo tanto se observó una tendencia a menor depuración de la droga en ancianos. Estas diferencias, sin embargo, no parecen ser de importancia desde el punto de vista clínico.

Ensayos terapéuticos

La eficacia de la loratadina ha sido investigada en rinitis alérgica, estacional y perenne, en el resfrío común y en la urticaria crónica idiopática. La mayoría de los estudios, controlados, a doble ciego y con un gran número de pacientes indicaron que la administración de 5, 10 y 40 mg de loratadina una vez al día, lograba la reducción de los síntomas riníticos en forma más rápida que el astemizol. La loratadina fue tan eficaz como la azatadina, clorfeniramina, clemastina y terfenadina. La administración de 10 mg de loratadina una vez al día fue tan eficiente como la administración de 120 mg de terfenadina por día para mejorar los síntomas de rinitis alérgica perenne en casi un 50%.

La combinación de loratadina con pseudoefedrina (120 mg), administradas dos veces al día, fue más eficaz que cada una de las drogas por separado en el tratamiento de pacientes con rinitis alérgica.

En forma análoga, 10 mg de loratadina fueron suficientes para controlar los síntomas de prurito, eritema y edema en urticaria crónica idiopática. En esta enfermedad, la loratadina fue algo más eficaz que la terfenadina.

Efectos Adversos

Los estudios que emplearon dosis de 5, 10 o 40 mg de loratadina por día demostraron por lo general, buena tolerancia y una menor incidencia de efectos sobre el sistema nervioso central en relación con azatadina, clemastina y clorfeniramina administradas en dosis convencionales.

La loratadina no se asoció con efectos anticolinérgicos y no indujo modificaciones apreciables en las variables de laboratorio analizadas. Un paciente que recibió 10 mg del fármaco desarrolló urticaria y angioedema.

Dosis y vía de administración

La dosis recomendada de este fármaco es de 10 mg, una vez al día, mientras que cuando se lo combina con pseudoefedrina (5 mg de loratadina más 120 mg de pseudoefedrina), la misma debe administrarse dos veces al día. Si bien no existen muchos estudios en pediatría, la mayoría de los datos disponibles parecen indicar una dosis apropiada de 5 a 10 mg por día para niños de 6 a 12 años de edad.

Conclusiones

Los resultados de los estudios indican que la loratadina es una droga eficaz y segura en el tratamiento de la rinitis alérgica, resfrío común y urticaria crónica.

Los estudios farmacodinámicos confirman que la droga es un potente antihistamínico de acción prolongada, sin efectos sobre el sistema nervioso central, lo que la coloca en un lugar ventajoso en relación con los antihistamínicos de primera generación.

Ref : INET , COR-L , ALERG , FARMA