CARDIOREX

TITULO : "Efectos de la Amlodipina, la Nifedipina de Liberación Intestinal, y la Indometacina sobre la Tos Inducida por los Inhibidores de la Enzima Convertidora de Angiotensina: Un Estudio Aleatorizado, Controlado con Placebo, A Doble Ciego y Cruzado."

AUTOR : Fogari R, Zoppi A, Mugellini A et al.

CITA : Current Therapeutic Research 60(3):121-127, Mar 1999.

REVISTA : [Effects of Amlodipine, Nifedipine GITS, and Indomethacin on Angiotensin-Converting Enzyme Inhibitors-Induced Cough: A Randomized, Placebo-Controlled, Double-Masked, Crossover Study]

MICRO : Los antagonistas del calcio y la indometacina reducen la frecuencia y la gravedad de la tos en los pacientes tratados con inhibidores de la ECA, pero el uso de esta última se ve limitado por sus efectos hemodinámicos desfavorables.

RESUMEN

Introducción

Por su eficacia y su perfil de seguridad, la combinación de un inhibidor de la enzima convertidora de angiotensina (ECA) y un antagonista del calcio está ganando aceptación para el tratamiento de la hipertensión, señalan los autores. Los mecanismos complementarios de ambos tipos de fármacos llevan a un efecto hipotensor sinérgico y a una reducción en la incidencia de efectos colaterales. El objetivo del presente estudio fue evaluar el efecto que ejerce sobre la tos inducida por un inhibidor de la ECA (benazepril) el agregado de amlodipina o nifedipina de liberación intestinal. Además, explican, dado que este efecto indeseado de los inhibidores de la ECA parece estar mediado por la vía del ácido araquidónico, se evaluó el efecto del agregado de indometacina, un inhibidor de la síntesis de prostaglandinas.

Métodos

El estudio incluyó 33 pacientes (19 mujeres) de entre 42 y 65 años con hipertensión esencial grado I según la clasificación de la OMS, que presentaban tos inducida por inhibidores de la ECA. Los participantes suspendieron toda medicación durante 2 semanas, luego iniciaron tratamiento con 10 mg diarios de benazepril. Se solicitó a los pacientes que retornaran a la consulta médica cuando reapareciera la tos seca. A partir de ese momento, los participantes continuaron bajo tratamiento con benazepril, pero se los asignó aleatoriamente a recibir durante 2 semanas 5 mg de amlodipina una vez al día, 30 mg de nifedipina una vez al día, 50 mg de indometacina 2 veces al día o placebo 2 veces al día. Al finalizar cada fase, se evaluó la presencia de tos mediante un cuestionario y una escala visual analógica, y los pacientes fueron transferidos a alguno de los esquemas alternativos de tratamiento.

Resultados

El puntaje medio de intensidad y frecuencia de la tos en horas diurnas se redujo significativamente con la nifedipina y la amlodipina, y aún más con la indometacina. La reducción obtenida con amlodipina y nifedipina fue similar durante las horas laborales (9 a.m. a 5 p.m.) y las horas de la tarde/noche (5 p.m. a 11 p.m.), pero fue mayor con amlodipina en las primeras horas de la mañana (7 p.m. a 9 p.m.). En todos los períodos, la reducción lograda con indometacina fue superior a la obtenida con los antagonistas del calcio. Para las primeras horas de la mañana, el puntaje medio de tos fue 11.5 con placebo, 10.8 con nifedipina, 8.4 con amlodipina y 4.5 con indometacina. Para las horas laborales, los valores fueron 11.9, 7.6, 6.5 y 3.7, respectivamente. Para las horas de la tarde/noche, los puntajes medios fueron 12.2, 8.1, 7.8 y 5.1, respectivamente. En cuanto a la tos nocturna, el número de pacientes que debió levantarse a causa de la tos y el número de veces que se levantaron se redujeron con amlodipina y nifedipina, pero en mayor medida con indometacina. La tos fue eliminada por la indometacina en el 27% de los pacientes y se redujo significativamente en el 69% de los casos. La nifedipina eliminó la tos en el 3% de los enfermos y la redujo notoriamente en el 51% de ellos. Para la amlodipina, los porcentajes fueron 6% y 61%, respectivamente. Como cabía esperar, el agregado de antagonistas del calcio produjo una reducción significativa de la presión sanguínea, alcanzándose valores estadísticamente inferiores a los observados durante las fases de placebo y de indometacina.

Discusión

Los resultados del presente estudio, señalan los autores, sugieren que la indometacina y, en menor medida, los antagonistas del calcio reducen la frecuencia y la gravedad de la tos inducida por la terapia con benazepril. Los efectos favorables de la indometacina concuerdan con observaciones previas y confirman que la vía del ácido araquidónico se halla involucrada en la tos inducida por inhibidores de la ECA. En cuanto a los antagonistas del calcio, comentan, se han identificado 2 mecanismos que podrían explicar la reducción de la tos. En primer lugar, los datos clínicos y experimentales indican que estos fármacos pueden reducir la síntesis de prostaglandinas. El segundo mecanismo podría ser la regulación de la transmisión central del reflejo de la tos mediante la inhibición de la liberación de glutamato dependiente de calcio en el núcleo del tracto solitario, o la modulación de los canales de calcio activados por el receptor de N-metil-D-aspartato. Los hallazgos del presente estudio confirman la utilidad clínica de la combinación de antagonistas del calcio con inhibidores de la ECA en el tratamiento de la hipertensión. A pesar del efecto favorable de la indometacina sobre la tos, advierten, su uso no resultaría apropiado en pacientes hipertensos debido a sus efectos adversos y a los cambios hemodinámicos desfavorables que induce. De hecho, los antiinflamatorios no esteroideos reducen el efecto hipotensor de los inhibidores de la ECA.

Ref : INET , CAD , CLMED , CARDIO