ARTRILASE COMPLEX

 

TITULO : "Remedios Naturales" para el Tratamiento de la Artrosis"

AUTOR : Walker-Bone K

CITA : Drugs Aging 20(7):517-526, 2003

REVISTA : ["Natural Remedies" in the Treatment of Osteoarthritis]

MICRO : Todavía no está comprobada la eficacia de ciertos agentes naturales como condroprotectores en pacientes con artrosis.

 

RESUMEN

Introducción

La artrosis es un trastorno musculoesquelético frecuente y crónico asociado con el envejecimiento. La patología sintomática, particularmente de cadera y rodilla, es la principal causa de discapacidad musculoesquelética en ancianos. Las estrategias tradicionales para el tratamiento del dolor incluyen el empleo de analgésicos, antiinflamatorios no esteroides e inyecciones intraarticulares de corticoides. Sin embargo, la evidencia indica que estas medidas con frecuencia no producen resultados óptimos, asociadas además con elevado riesgo de efectos adversos. Por lo tanto, los pacientes aceptan con entusiasmo las opciones alternativas en el tratamiento del dolor. En la presente reseña la autora analiza la eficacia de los "remedios naturales" utilizados por pacientes con artrosis. Las opciones terapéuticas para esta patología deben considerarse eficaces para los síntomas, para la enfermedad de base o para ambos. Además, el grupo Outcome Measures in Arthritis Clinical Trials (OMERACT) recomienda un conjunto de medidas que incluyen dolor, función física, evaluación global del paciente y del médico, imágenes y calidad de vida. Sobre la base de estas recomendaciones, la autora evalúa las terapias "modificadoras de síntomas" y "modificadoras de estructura", así como la evidencia de eficacia de acuerdo con las pautas del OMERACT.

Búsqueda bibliográfica

La búsqueda en Medline y en los Servicios de Información de Bath incluyó reseñas sistemáticas y estudios clínicos controlados. Las palabras clave comprendieron artrosis, artrosis en el anciano, terapia, natural, herbario, complementaria, multifármacos, glucosamina, condroitín sulfato, capsaicina, extracto de jenjibre, harpagofitum, no saponificables de aguacate (palta) y soja y extracto de sauce blanco.

Tratamiento sintomático

La educación, el ejercicio, el apoyo social, el empleo de bastón y plantillas y la reducción de peso constituyen medidas eficaces para el tratamiento sintomático de la artritis. Debido a su seguridad, estas modalidades no farmacológicas deberían ser presentadas a los ancianos como terapia de primera línea, sola o en combinación con otras intervenciones. Respecto de las opciones no farmacológicas, la capsaicina, ingrediente activo de los pimientos rojos picantes, estimularía selectivamente las neuronas aferentes C desmielinizadas con liberación de la sustancia P. La aplicación local prolongada conduce a la depleción de los niveles de la sustancia P, fenómeno que reduce o elimina la transmisión del estímulo doloroso desde el nervio periférico a los centros superiores. Aunque la capsaicina tópica es segura y eficaz, su aceptación se ve limitada por la sensación quemante que produce la aplicación. La evidencia indica que la capsaicina tópica puede ser recomendada para el tratamiento de la artrosis dolorosa, particularmente cuando existe compromiso de las articulaciones de las manos o de la rodilla. En una experiencia con 27 individuos, la aplicación tópica de la hoja de ortiga que contiene Urtica dioica redujo notablemente el dolor y el grado de discapacidad en sujetos con artrosis en los dedos pulgar o índice. Por último, todavía no se demostró el valor de la glucosamina local en este grupo de pacientes.

En otro orden, la fórmula herbomineral "Articulin F", de administración por vía oral, contiene Withania somnifera, Boswellia serrata, Curcuma longa y zinc. El único estudio con el agente demostró su eficacia y seguridad a corto plazo, con reducción en los puntajes de dolor y de discapacidad. Por otra parte, Harpagophytum procumbens, conocida vulgarmente como garra del diablo, es ampliamente comercializada para el tratamiento de la artrosis. Estudios in vitro demostraron sus propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antioxidantes. Sin embargo, aunque dos experiencias comprobaron su eficacia en el tratamiento del dolor, la evidencia es insuficiente como para sustentar su empleo en la artrosis. En otro orden, Uncaria guianensis, conocida como uña de gato, tendría propiedades analgésicas. Un estudio demostró su eficacia en pacientes con artrosis de rodilla.

Por otra parte, en un trabajo con 67 sujetos con compromiso de cadera o rodilla, la eficacia del extracto de jenjibre chino en el alivio del dolor fue inferior a la del ibuprofeno y superior a la del placebo. En otra experiencia con el extracto de dos especies de jenjibre, el agente activo superó levemente al placebo en cuanto a la reducción del dolor luego de 6 semanas de tratamiento. Asimismo, el gitadyl, una mezcla de varias hierbas, produce mejorías sintomáticas similares a las obtenidas con el ibuprofeno (analgesia y mayor tolerancia a la marcha) con menores tasas de efectos adversos gastrointestinales. La combinación de extractos de Populus tremula, Fraxinus excelsior y Solidago virgaurea es eficaz y segura para el tratamiento de patologías musculoesqueléticas dolorosas, con inclusión de la artrosis. La evidencia indica que el agente mejora la movilidad y disminuye los requerimientos de analgésicos. Por otra parte, el sauce blanco es ampliamente utilizado en Europa para el tratamiento del dolor musculoesquelético. Una experiencia demostró sus propiedades analgésicas de carácter moderado y su perfil de seguridad apropiado. Finalmente, Petiveria alliacea, o té tipi, parece tener propiedades analgésicas, aunque todavía no se establecieron sus beneficios en pacientes con artrosis.

Agentes con efectos sobre la estructura

La mezcla de fracciones no saponificables de los aceites de aguacate y de soja demostró ciertas propiedades modificadoras de la estructura en estudios preclínicos. Una experiencia sugirió un efecto sintomático retardado que se caracterizó por la disminución en los requerimientos de analgésicos y tolerabilidad aceptable. Además, la mezcla produjo efectos duraderos en los síntomas clínicos. Cabe destacar que la mejoría fue más importante en los individuos con artrosis de cadera. Recientemente se evaluó el efecto estructural de la combinación en una experiencia que se extendió durante 2 años. El agente redujo significativamente el estrechamiento del espacio articular en pelvis en el grupo más comprometido. Sin embargo, no se comprobaron mejorías significativas en las medidas de dolor, función física, empleo de analgésicos ni en las evaluaciones globales. Sobre la base de la evidencia actual, la mezcla es segura y bien tolerada y podría mejorar los síntomas de la artrosis y reducir el requerimiento de analgésicos. Sin embargo, todavía queda confirmar su efecto sobre la estructura articular.

En otro orden, la opinión médica respecto de la eficacia de la glucosamina está dividida. Los conceptos varían de "probablemente segura pero sin evidencia de su eficacia" a "nuevo tratamiento mágico". Asimismo, los hallazgos sobre sus propiedades analgésicas son contradictorios. Respecto de su posible papel como condroprotector, individuos tratados con 1500 mg diarios del agente no experimentaron pérdida significativa del espacio articular en el lapso de 3 años, según la evaluación radiológica. Sin embargo, información reciente sugiere que es escasa la correlación entre la intensidad del cambio radiológico y la magnitud de los síntomas. Finalmente, los metaanálisis sobre el condroitín sulfato revelan la eficacia del agente en el tratamiento sintomático de la artrosis. En la actualidad está en desarrollo un trabajo que evaluará las propiedades modificadoras de la estructura del agente.

Conclusión

La terapia convencional de la artrosis sobre la base de analgésicos ofrece resultados subóptimos con niveles de riesgo inaceptables. Los profesionales que tratan ancianos deben incorporar modalidades no farmacológicas en la estrategia de primera línea debido a su seguridad indiscutible. Aunque los "remedios naturales" han sido propuestos para el tratamiento de estos pacientes, la escasez de estudios y la calidad deficiente de algunos trabajos no ofrecen evidencia suficiente como para decidir su inclusión en el algoritmo terapéutico, finaliza la autora.

 

Ref : INET , ARTCOMP , TRAUMA , GERIAT