ULCELAC

TITULO : "Famotidina. Una Revisión Actualizada de sus Propiedades Farmacocinéticas y Farmacodinámicas y del Uso Terapéutico en La Enfermedad por Ulcera Péptica y otras Enfermedades Relacionadas."

AUTOR : Langtry HD, Grant SM, Goa KL.

CITA : Drugs 38(4):551-590, 177, 1989.

REVISTA : [Famotidine. An Updated Review of its Pharmacodynamic and Pharmacokinetic Properties, and Therapeutic Use in Peptic Ulcer Disease and Other Allied Diseases]

MICRO : La famotidina es un antagonista altamente selectivo del receptor H2 y ofrece una eficacia y tolerabilidad similar a otras drogas de su clase en el tratamiento de úlceras pépticas y otras enfermedades relacionadas.

RESUMEN

Propiedades farmacodinámicas

La famotidina, comienzan los autores, es un antagonista selectivo del receptor de histamina H2. No demuestra, dicen, efectos sobre el receptor H1, los receptores muscarínicos, nicotínicos o b-adrenérgicos.

El fármaco produce un efecto inhibitorio competitivo clásico, pero su velocidad de disociación es menor que la de la ranitidina. Equimolarmente, la famotidina es 20 a 100 veces más potente que la cimetidina y 6 a 16 veces más potente que la ranitidina en la inhibición de la secreción ácida gástrica, afirman. En el rango de dosis de 5 a 20 mg, produce reducción de la estimulación ácida por pentagastrina en sujetos sanos.

La famotidina genera una inhibición importante de la acidez nocturna pero insignificante durante el día. La administración oral en 2 dosis diarias, dicen, puede favorecer el control de la acidez y disminuir los episodios de reflujo gastroesofágico.

El agente reduce la producción de pepsina, mientras que ejerce efectos mínimos sobre la secreción de bicarbonato y la producción mucosa.

Fuera del tracto gastrointestinal, la droga no muestra bloqueo fisiológico del receptor H2. Tampoco afecta los niveles de testosterona, gonadotrofinas o prolactina, indican.

De acuerdo con los estudios disponibles, constatan, la famotidina no altera el flujo sanguíneo hepático o su función oxidativa. Como consecuencia, no produce efectos clínicos sobre el metabolismo de otras drogas como la warfarina, fenitoína y teofilina, apuntan.

Propiedades Farmacocinéticas

Luego de la administración oral, explican, la concentración máxima plasmática se produce dentro de 1 a 3.5 hs. Una dosis única de 40 mg produce un pico de 0.075 a 0.10 mg/L. La famotidina en tabletas, informan, presentan un biodisponibilidad del 43% y no se ve afectada por las comidas. El volumen aparente de distribución es normal en adultos y en pacientes con insuficiencia renal o hepática, 1.2 L/kg, mientras que la unión a proteína es relativamente baja, 16%.

La famotidina penetra la barrera hematoencefálica y produce una relación de concentración de 0.09 entre el líquido cefalorraquídeo y el plasma, valor similar al obtenido con ranitidina y cimetidina.

La famotidina es secretada a través de la leche materna. Entre el 20 y el 40% se recupera en la orina sin metabolizar luego de administración oral y el 70% luego de aplicación intravenosa.

También se detectan bajas concentraciones en orina de un metabolito sulfo-oxidado, agregan los autores.

La vida media de eliminación es de 3 hs en sujetos con función renal normal pero aumenta a 10-12 hs en pacientes con depuración de creatinina por debajo de 30 ml/min.

Además, apuntan, la farmacocinética de la famotidina es normal en pacientes con insuficiencia hepática pero con función renal inalterada.

Ensayos terapéuticos

Sobre la base de estudios controlados con placebo, los expertos señalan que la famotidina es efectiva para curar las úlceras gástricas y duodenales. En dosis de 20 mg b.i.d. o 40 mg administrada por la noche, los índices de curación y los síntomas de alivio del dolor, en pacientes con úlcera péptica, afirman, son similares o superiores a aquellos logrados con 800 mg diarios de cimetidina o 300 mg diarios de ranitidina.

Con 40 mg diarios de famotidina, los investigadores informan un índice de curación del 75 al 95% de las úlceras duodenales luego de 4 semanas y del 90 al 100% luego de 8.

La mencionada droga también fue efectiva para la curación de úlceras gástricas y para el alivio del dolor, dicen. En relación al grado o la velocidad de alivio, los especialistas no encuentran diferencias entre la famotidina, la cimetidina y la ranitidina.
Los resultados de un estudio controlado con placebo, sugieren que la famotidina, en dosis de 20 a 40 mg diarios administradas por la noche, puede prevenir la recurrencia de úlcera duodenal, pero son necesarios más exámenes comparativos, advierten. Sus efectos fueron mayores que los del placebo y similares a los de la ranitidina (150 mg diarios por la noche).

Investigadores japoneses descubrieron que la famotidina, en dosis de 10 a 20 mg b.i.d., puede mejorar los síntomas de gastritis en 78 al 86% luego de 1 a 2 semanas de terapia, mientras que otro estudio demostró un 83% de curación y 85% de alivio de los síntomas en pacientes con reflujo gastroesofágico tratados con 40 mg de famotidina por la noche durante 16 semanas.

Los niños con reflujo gastroesofágico tratados con famotidina 1-2 mg/kg/día, comentan los autores, también presentan mejoría.

En pacientes con sangrado gastrointestinal, la famotidina, con una eficacia del 79 al 88%., ofrece resultados similares a la cimetidina (800-1200 mg diarios) y mayor capacidad preventiva.

Administrada antes de la anestesia, la famotidina resulta igualmente eficaz que la ranitidina en la prevención de aspiración ácida por los pulmones, amplían.

En el síndrome de Zollinger-Ellison, conjeturan, la potencia y larga duración de la acción de la famotidina puede conferir una ventaja sobre otros antagonistas del receptor H2. En 33 pacientes con la mencionada afección la famotidina fue eficaz para el control de la secreción ácida, en dosis promedio de 330 mg diarios (hasta 800 mg diarios) y luego de 1 a 72 meses de tratamiento.

Efectos adversos

La evidencia acumulada, sostienen, indica que la famotidina es bien tolerada, no produce alteraciones hepáticas y carece de los efectos antiandrogénicos frecuentemente informados con la cimetidina. En estudios de corta duración, realizados en Japón y en Europa, la famotidina entre 20 y 80 mg de administración diaria es bien tolerada. Presenta una incidencia de 3 a 7%, tanto en pacientes jóvenes como ancianos. Los efectos adversos más comunes son la cefalea, constipación, diarrea, somnolencia y anorexia, explican los autores.

Un estudio de 1 año de duración demostró que la famotidina en 20 mg diarios produce efectos adversos similares al placebo y menor cantidad de abandonos, amplían.

Otros investigadores administraron famotidina hasta 800 mg diarios en pacientes con síndrome de Zollinger-Ellison sin observar efectos neurológicos o antiandrogénicos, luego de 1 a 72 meses de tratamiento.

Entre los cambios bioquímicos ocasionales en estudios de corto plazo, los autores enumeran la variación de los niveles de transaminasa y la hiperbilirrubinemia.

Dosis y administración

El régimen oral recomendado es de 40 mg diarios por la noche durante 4 a 8 semanas para el tratamiento de úlceras gástricas y duodenales, mientras que para la terapia preventiva, los autores establecen una medicación de 20 mg diarios por la noche.

En el caso del síndrome de Zollinger-Ellison, proponen una dosis inicial de 20 mg cada 6 hs, pero la misma debe ser ajustada para cada caso particular, aclaran.

Por último, recomiendan una dosis intravenosa de 20 mg cada 12 hs, aunque consideran que debe ser menor en pacientes con alteración de la función renal.

Conclusión

A la luz de la presente reseña, los investigadores consideran que la famotidina es efectiva en el tratamiento de las úlceras gástricas y duodenales, la gastritis, el reflujo esofágico, el sangrado gastrointestinal y el síndrome de Zollinger-Ellison. Además, ofrece beneficios preventivos en la úlcera duodenal y en la aspiración ácida pulmonar.

Comparado con otros antagonistas del receptor H2, como la cimetidina y la ranitidina, es igualmente efectivo y tolerado.
 


Ref : INET , ULC , GASTRO , CLMED , FARMA