DIOXAFLEX

TITULO : "Diclofenac Sódico. Una Reevaluación de sus Propiedades Farmacodinámicas y Farmacocinéticas y de su Eficacia Terapéutica."

AUTOR : Todd PA y Sorkin EM.

CITA : Drugs: 244-285, 1988.

REVISTA : [Diclofenac Sodium. A Reappraisal of its Pharmacodynamic and Pharmacokinetic Properties and Therapeutic Efficacy]

MICRO : El diclofenac es un analgésico y antiinflamatorio no esteroideo (AINE) que posee una potencia comparable pero menores efectos adversos que otros AINEs.

RESUMEN

Introducción

El diclofenac, recuerdan los autores, suprime la inflamación aguda y crónica, el dolor y la hipertermia en diversos modelos animales, y en éstos modelos, agregan, la droga se ha mostrado como más potente que la aspirina, el ibuprofeno, el naproxeno y la fenilbutazona, menos activo que el piroxicam y con una eficacia similar a la indometacina.

Propiedades farmacodinámicas

Estudios controlados realizados en personas sanas demuestran, indican los autores, que las dosis terapéuticas habituales de diclofenac causan menos daño gastrointestinal que la aspirina, la feprazona, la indometacina y el naproxeno, pero más que el diclofenac.

Se cree, comentan, que la actividad antiinflamatoria del diclofenac guarda relación con su gran poder inhibidor de la ciclo-oxigenasa, que se traduce en la disminución de la síntesis de prostaglandinas, prostaciclina y tromboxanos. Los autores indican que, aunque el diclofenac, al igual que otras drogas antiinflamatorias no esteroideas (AINEs), es un potente inhibidor de la agregación plaquetaria inducida, no modifica sustancialmente el tiempo de sangría. La droga también reduce la quimiotaxis y la producción de superóxido y de proteasas de los leucocitos polimorfonucleares.

Propiedades farmacocinéticas

El diclofenac, señalan los autores, es absorbido rápida y eficientemente luego de su administración oral, rectal o intramuscular. Las concentraciones plasmáticas máximas se alcanzan entre los 10 y 30 minutos posteriores a la administración intramuscular y entre 1.5 y 2.5 horas luego de ingerir la formulación oral recubierta.

Al igual que otros AINEs, comentan, el diclofenac se une en gran medida (99.5%) a proteínas. La droga penetra en forma eficiente en el líquido sinovial inflamado, en el cual mantiene altas concentraciones en comparación con los niveles plasmáticos.

El diclofenac y sus metabolitos atraviesan la placenta, apuntan, y pueden hallarse pequeños niveles en la leche materna humana.

El diclofenac sufre un significativo metabolismo de primer paso, indican los autores, y sólo un 60% de la droga alcanza la circulación sanguínea sin modificaciones luego de la administración oral. Se elimina principalmente por metabolismo hepático y posterior excreción urinaria de los conjugados de sus metabolitos. En humanos, puntualizan, el principal metabolito es el 4-hidroxi-diclofenac, que posee una actividad antiinflamatoria despreciable en comparación con la droga madre. La edad y el daño renal o hepático no parecen tener un efecto significativo sobre los niveles plasmáticos de la droga madre, señalan, pero las concentraciones de los metabolitos pueden incrementarse en caso de falla renal severa.

Uso terapéutico

En estudios controlados, comentan los autores, el diclofenac administrado en forma oral o rectal mostró una eficacia analgésica y antiinflamatoria similar a la lograda con las dosis habituales de otros AINEs. Aunque estos estudios mostraron diferencias estadísticamente significativas en algunos de los parámetros evaluados, estas diferencias carecían de significancia clínica, aclaran.

El diclofenac oral o intramuscular es tan efectivo como la fenilbutazona y la indometaciona para el tratamiento del ataque agudo de gota, apuntan los autores.

La administración diaria de 75 mg a 100 mg de diclofenac produce efectos analgésicos y antiinflamatorios significativos en el tratamiento de diversas condiciones reumáticas (tendinitis, bursitis, ciática, mialgias) y de daño agudo de tejidos blandos (esguinces, torceduras). El diclofenac también resulta eficaz para tratar los signos y síntomas de la dismenorrea.

Esta droga, indican, es un agente analgésico efectivo frente al dolor dental, el dolor quirúrgico leve, el dolor post-parto y las cefaleas. En estos casos, comentan, el diclofenac resultó al menos tan efectivo como las dosis usuales de AINEs y de analgésicos narcóticos pero, a diferencia de estos últimos, no produjo efectos sobre el sistema nervioso central. El comienzo de la analgesia fue más rápido con diclofenac que con los otros analgésicos, destacan.

La administración intramuscular de diclofenac provee una analgésica rápida y duradera en pacientes que padecen cólicos renales o biliares. Los autores resaltan que, aunque en estos casos los analgésicos narcóticos muestran una eficacia similar, el diclofenac resulta mejor tolerado ya que no produce efectos sobre el sistema nervioso central.

Efectos secundarios

Cerca del 12% de los pacientes sufren efectos secundarios atribuibles al diclofenac, señalan los autores, los cuales son habitualmente leves y transitorios. Los efectos adversos aparecen generalmente en los primeros 6 meses de tratamiento, comentan, y son más frecuentes en ancianos. Al igual que sucede con otros AINEs, los problemas más frecuentes son los gastrointestinales, seguidos por los trastornos nerviosos menores y las reacciones alérgicas.

En opinión de los autores, el diclofenac es bien tolerado en comparación con otros AINEs. La aspirina produce efectos gastrointestinales más graves y más frecuentes que el diclofenac, mientras que la indometacina provoca más efectos a nivel del sistema nervioso central.

La tolerabilidad del diclofenac es similar a la del ibuprofeno, ketoprofeno y naproxeno.

Aunque se han informado casos raros y aislados de hepatitis, daño renal severo y complicaciones hematológicas graves, otros AINEs también han sido asociados con estos problemas, aclaran. Además, resaltan, el diclofenac nunca se asocia o lo hace raramente, con efectos adversos causados por otros AINEs, tales como la pancreatitis aguda, la meningitis aséptica y las reacciones cutáneas o fototóxicas severas.

Interacciones medicamentosas

El diclofenac no parece interaccionar, comentan, con drogas tales como anticoagulantes orales, oro parenteral, penicilamina, cloroquina, prednisolona, cefadroxil, doxiciclina, codeína e hipoglucemiantes orales.

Los antiácidos retardan la absorción de diclofenac pero no afectan la absorción total de la droga. La administración concomitante de aspirina reduce las concentraciones plasmáticas del diclofenac.

El diclofenac reduce la depuración de litio, advierten los autores, por lo cual las concentraciones plasmáticas de litio pueden alcanzar niveles tóxicos durante la coadministración de ambas drogas.

Probablemente, señalan, no resulta aconsejable la administración de diclofenac u otros AINEs junto con triamtireno o metotrexate. El diclofenac también incrementa las concentraciones plasmáticas de digoxina, comentan.

Dosificación y administración

La dosis inicial de tabletas convencionales o recubiertas de diclofenac es de 150 mg diarios, divididos en 2 o 3 tomas. En muchos pacientes, indican, puede mantenerse el control terapéutico con 100 mg diarios.

Los autores destacan que el diclofenac puede administrarse en forma intramuscular para lograr el alivio urgente de los episodios de dolor agudo, como el producido por cólicos renales o biliares.

No se recomienda utilizar diclofenac en niños menores de 18 meses, advierten, y sólo en casos especiales en mujeres embarazadas o en período de lactancia.

No es necesario reducir la dosis en ancianos ni en pacientes con insuficiencia hepática o renal, aclaran. Sin embargo, estos pacientes y aquellos con enfermedad gastrointestinal deben ser estrechamente vigilados, concluyen.

(SIIC)

Ref : INET , DIX , FARMA , CLMED