UROLOGIA

 

TITULO: Demuestran Eficacia de la Ciprofloxacina de Liberación Modificada en Infecciones Urinarias

AUTOR: Trinchieri A

TITULO ORIGINAL: Nuove Prospettive di Trattamento delle Infezioni delle Vie Urinarie con Ciprofloxacina a Rilascio Modificato

CITA: Archivio Italiano di Urologia e Andrologia 78(3 Supl. 1):1-8, Sep 2006

MICRO: La ciprofloxacina de liberación modificada en administración única diaria de 1 000 mg es una forma de tratamiento conveniente para las infecciones de las vías urinarias complicadas y las pielonefritis no complicadas de los adultos.

 

 

Introducción

Las infecciones de las vías urinarias (IVU) son las patologías bacterianas más comunes, tanto entre la población general como en los pacientes internados en ámbitos hospitalarios, y pueden llegar a constituir la tercera parte de las infecciones adquiridas en este último medio (Gales 2000).

Los patógenos aislados con mayor frecuencia en la orina de los pacientes con IVU son los bacilos gramnegativos, entre los cuales Escherichia coli es el más común. Otros patógenos urinarios son los enterococos, Staphylococcus saprophyticus, Klebsiella spp y Proteus mirabilis.

La resistencia bacteriana

En los últimos 20 años los uropatógenos han desarrollado nuevas resistencias a los fármacos habitualmente empleados para su tratamiento y muchas cepas de E. coli se han convertido en resistentes a la ampicilina debido a la expresión de beta lactamasas.

Gran parte de esas cepas bacterianas uropatogénicas son todavía sensibles a la ciprofloxacina y solamente en algunas regiones geográficas se han observado altos niveles de resistencia a las fluoroquinolonas, generalmente en un contexto en el cual la resistencia a los otros antibióticos es todavía más elevada.

Normas para el tratamiento de las IVU

El tratamiento de las IVU debe ser efectuado de acuerdo con las características clínicas de la infección, y se debe tener en cuenta que los diversos mecanismos etiopatogénicos imponen distintas estrategias terapéuticas.

Es importante distinguir entre las infecciones primarias, las reinfecciones (infecciones que se presentan transcurrido cierto tiempo desde el tratamiento antibiótico después de haberse constatado la curación clínica y microbiológica del primer episodio), las recidivas (persistencia de la infección en el primer control posterior al tratamiento antibiótico adecuado) y las sobreinfecciones (aislamiento de un nuevo patógeno luego de la correcta terapéutica antibiótica). Desde el punto de vista clínico se clasifica a las IVU en: infecciones urinarias bajas no complicadas, pielonefritis aguda, infecciones complicadas y bacteriurias asintomáticas. Existen diversas pautas de recomendaciones para el tratamiento de las IVU, si bien las más utilizadas son las de la Infectious Diseases Society of America (IDSA) y la European Association of Urology (EAU).

Para las infecciones no complicadas, la IDSA recomienda como tratamiento de primera línea la administración durante 3 días de cotrimoxazol solo, en las zonas geográficas en donde las tasas de resistencia a este antibiótico sean < 20%, mientras que para el resto la opción de primera elección la constituyen las fluoroquinolonas. Para el paciente con diagnóstico de pielonefritis aguda el tratamiento recomendado incluye la administración de fluoroquinolonas durante 7 a 14 días según la gravedad de los síntomas, con la excepción de aquellos casos en que se compruebe la susceptibilidad del patógeno al cotrimoxazol. Para los casos más graves se indica la hospitalización con suministro por vía parenteral de fluoroquinolonas, aminoglucósidos asociados o no con ampicilina o cefalosporinas de amplio espectro que pueden asociarse en caso necesario con los aminoglucósidos. En el caso de las IVU complicadas o intrahospitalarias, el tratamiento aconsejado incluye las fluoroquinolonas, los beta lactámicos y los aminoglucósidos. Para la prevención de las IVU recurrentes se aconseja la profilaxis a largo plazo con bajas dosis o la prevención poscoital con cotrimoxazol, trimetoprima, nitrofurantoína, cefalexina, norfloxacina o ciprofloxacina.

Ciprofloxacina de liberación modificada

Las fluoroquinolonas son en la actualidad los fármacos más comúnmente empleados para el tratamiento de las IVU complicadas y no complicadas y, entre ellas, la ciprofloxacina se destaca por su amplio espectro de acción, buena biodisponibilidad después de la administración oral, su apropiada difusión tisular y excelente tolerabilidad. Recientemente se lanzó al mercado una nueva formulación con liberación modificada que se encuentra disponible en comprimidos de 500 mg y 1 000 mg, indicados para el tratamiento en dosis única diaria. Con este fármaco se pretende satisfacer diversos criterios farmacocinéticos y farmacodinámicos. El primero de ellos es reproducir con una única dosis una relación entre el área bajo la curva de concentración plasmática en función del tiempo y la concentración inhibitoria mínima (ABC/CIM), similar a la que se obtiene con la administración 2 veces por día de la ciprofloxacina de liberación inmediata; el segundo objetivo es obtener una relación entre la concentración plasmática máxima y la CIM (Cmáx/CIM) más elevada que la que produce la formulación de liberación inmediata. Ambos parámetros resultan fundamentales puesto que la actividad bactericida de la ciprofloxacina es dependiente de la dosis. Esos objetivos se alcanzaron favoreciendo la absorción de la mayor parte de la dosis en el primer tramo del intestino, sin modificar su umbral de seguridad establecido con anterioridad y que es la base de la buena tolerabilidad del fármaco.

La nueva formulación contiene la droga en 2 formas -como clorhidrato y como ciprofloxacina betaína-, y los comprimidos están constituidos por 2 capas: una de liberación inmediata que contiene el 35% de la dosis y alcanza el suero y los tejidos luego de 1 a 2 horas de administrado el fármaco, y una segunda capa de liberación lenta con el 65% remanente de la dosis, que garantiza el mantenimiento de los niveles de eficacia en suero y orina durante las 24 horas.

Farmacocinética y farmacodinámica

Transcurridas 4 horas de la administración de una dosis única de 500 mg o 1 000 mg de ciprofloxacina de liberación modificada se observan concentraciones urinarias del fármaco superiores a los 300 mg/l, que se mantienen durante 24 horas en un nivel 20 veces superior a los valores de la CIM para los uropatógenos más comunes como Escherichia coli, Staphylococcus saprophyticus y Klebsiella pneumoniae. La relación entre la Cmáx y la CIM es más favorable que la obtenida con la formulación de liberación inmediata debido a la rápida absorción inicial. Modelos matemáticos farmacocinéticos y farmacodinámicos coinciden en predecir una actividad bactericida de la preparación de liberación modificada superior o igual a la de liberación inmediata, con dosis diaria equivalente. Algunos fármacos, como los antiácidos y el omeprazol, producen una disminución de la absorción de ciprofloxacina de liberación modificada que varía entre el 20% y 25%. Por otra parte, la ciprofloxacina puede alterar la depuración de la teofilina, la fenitoína y el probenecid y, en raras ocasiones, producir hiperglucemia luego de la administración de sulfonilureas. La ciprofloxacina generalmente es bien tolerada y la incidencia de efectos colaterales es baja, así como el porcentaje de individuos que deben suspender la administración del fármaco por esta causa.

Resultados clínicos

La eficacia de la ciprofloxacina de liberación modificada fue confrontada con la del fármaco de liberación inmediata en varios estudios clínicos. Demostró ser particularmente eficaz para el tratamiento de las infecciones complicadas; los porcentajes de erradicación microbiológica al finalizar la terapia fueron del 89.2%, en comparación con el 81.4% de la preparación convencional. A largo plazo la persistencia microbiológica de la infección fue del 5.6% y del 9%, la aparición de nuevas infecciones del 11.7% y del 19.1%, y la incidencia de fracaso clínico del 4% y 9%, respectivamente. La incidencia de efectos colaterales resultó del 13% a 14%, y los más comunes fueron las náuseas, la diarrea, la candidiasis, los vértigos y las cefaleas.

Estos resultados indican que la ciprofloxacina de liberación modificada en administración única diaria de 1 000 mg es una forma de tratamiento más conveniente y tan eficaz como 500 mg de la droga 2 veces por día durante 7 a 14 días para las IVU complicadas y las pielonefritis agudas no complicadas de los adultos, concluye el autor. Los resultados clínicos y microbiológicos más favorables obtenidos con la administración de la ciprofloxacina de liberación modificada pueden ser explicados por el mejor perfil farmacocinético/farmacodinámico, y son compatibles con los estudios de simulación computarizada que han demostrado un efecto bactericida más temprano.

 

Ref: UROLOG