UROLOGIA

 

TITULO : Variables Psicológicas y Cognitivas que Afectan el Resultado del Tratamiento de la Incontinencia Urinaria y Fecal

AUTOR : Heymen S

TITULO ORIGINAL: [Psychological and Cognitive Variables Affecting Treatment Outcomes for Urinary and Fecal Incontinence]

CITA : Gastroenterology 126(Supl. 1):146-151, Ene 2004

MICRO : Aún no se ha esclarecido si los síntomas psicológicos producen incontinencia fecal y urinaria, contribuyen a su mantenimiento o son una consecuencia de estos trastornos.

 

Introducción

En la presente exposición el autor analiza la información publicada sobre la incontinencia urinaria y fecal con el objetivo de explorar el papel de las variables psicológicas y cognitivas en los resultados terapéuticos, y efectúa sugerencias para investigaciones futuras.

Incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria (IU) es un trastorno común que compromete el bienestar psicológico, social y económico de 10 millones de norteamericanos; la padecen entre el 15% y 30% de los mayores de 60 años y es grave en el 25% de estos casos. Muchos adultos no buscan ayuda médica debido al sentimiento de vergüenza, desaprobación social y a la creencia de que no tiene tratamiento; una encuesta ha revelado que sólo el 25% de mujeres afectadas efectuó consulta médica. La evidencia indica que una variedad de factores psicológicos -como escasa autoestima, depresión, ira y estrés- están presentes en sujetos con IU.

Un grupo de trabajo observó que la incidencia de depresión era superior en sujetos con esta afección; pero el dominio de la entidad (no la depresión ni la autoestima) fue el único factor que produjo un efecto directo en las medidas de calidad de vida. Los investigadores sugirieron que se podría reducir la depresión al mejorar el sentido de dominio de la IU. Una encuesta dirigida a hombres reveló que la IU ejerce un impacto psicosocial negativo, el cual aumenta con la intensidad del trastorno y disminuye con la edad. Los factores psicológicos influirían en el desarrollo de la patología, incluso en la población pediátrica. En un estudio que incluyó a 66 niños con enuresis nocturna, estos pacientes tuvieron la autoestima significativamente comprometida respecto de los controles. En contraste con estos trabajos, otros investigadores no comprobaron asociación entre los síntomas psicológicos y la IU.

En un estudio se observó que las personas con IU de urgencia muestran más efectos negativos en las medidas de la calidad de vida en comparación con quienes padecen IU de esfuerzo. Los investigadores sugirieron que la enfermedad afecta en mayor medida el aspecto psicológico que el físico. Un grupo comprobó que los individuos con IU de urgencia presentan mayor distrés psicológico que aquellos con IU de esfuerzo. Otros investigadores observaron que los primeros presentan mayor nivel de ansiedad, ira, pensamientos mórbidos, depresión y menor autoestima.

En otras investigaciones no se comprobaron diferencias respecto de los factores psicológicos entre pacientes con IU de esfuerzo o urgencia.

La IU ha sido considerada como "característica de la demencia" debido a que está asociada con deterioro cognitivo importante en la enfermedad de Alzheimer y a que generalmente precede al compromiso mental en la demencia asociada con cuerpos de Lewy. Catorce personas con IU de urgencia y reducción de la sensación vesical presentaron exploraciones cerebrales con menor perfusión de la corteza frontal y puntajes inferiores en un examen del estado mental. El accidente cerebrovascular puede producir IU debido a la interrupción de vías de neuromicción que producen hiperreflexia vesical e IU de urgencia, o porque la neuropatía concurrente o el tratamiento farmacológico pueden producir hiporreflexia vesical e incontinencia por rebosamiento.

La dificultad en la comunicación evidentemente puede contribuir en la incidencia de IU, en particular entre quienes presentan movilidad limitada. En general, los estudios revelan la mejoría del distrés psicológico con el tratamiento de la IU. Los pacientes tratados mediante biorretroalimentación exhiben mayor reducción del distrés psicológico respecto de los tratados con fármacos. Los individuos sometidos a cirugía exitosa presentan mejoría en el sueño, tensión y depresión. Aunque en su mayoría la bibliografía identifica a los síntomas psicológicos como una consecuencia de la IU, en un estudio se ha observado que la psicoterapia sola ha contribuido a curar a personas con IU refractaria. A su vez, si bien los síntomas psicológicos con frecuencia han sido vinculados con la IU, es escasa la evidencia que sustenta esta relación causal.

Incontinencia fecal

La incidencia de la incontinencia fecal (IF) es elevada en niños de hasta 9 años, con valores que oscilan entre el 7% y 9.5% en mayores de 65 años. La entidad está asociada con morbilidad importante y deterioro de la calidad de vida. La IF, en combinación con la IU, es el segundo motivo de internación de ancianos en geriátricos. La IF afecta al 47% de los residentes de estas instituciones y al 56% de los pacientes de psicogeriátricos. Al igual que con la IU, quienes sufren IF también se niegan a consultar al médico. Se ha informado que sólo el 5% de pacientes con trastornos gastrointestinales e IF presentó el síntoma registrado en la historia clínica. El fenómeno podría deberse a que muchos ancianos aceptan la IF como parte normal del envejecimiento y creen que no existe tratamiento. Sin embargo, la mayoría de los casos responde favorablemente a las intervenciones nutricionales, farmacéuticas y conductuales.

La IF afecta considerablemente la vida sexual y laboral y puede llegar a producir aislamiento social a causa de la vergüenza. Experiencias en mayores de 65 años revelaron compromiso de las actividades sociales y físicas y de la salud mental. En otros estudios, las medidas de depresión y ansiedad fueron similares en individuos con IF y controles. Empero, los pacientes sometidos a cirugía con resultados negativos presentaron mayores puntajes en las escalas de ansiedad y depresión respecto de los que presentaron resultados favorables.

Si bien numerosos trabajos demostraron la eficacia de la biorretroalimentación, es escasa la información sobre los efectos del tratamiento de la IF en el estado psicológico de los pacientes.

Un informe reveló que los síntomas psicológicos podrían obstaculizar la terapia. Por otra parte,

en un estudio se observó que un leve grado de depresión pronosticaba el fracaso de la biorretroalimentación; pero esto no ocurrió con las medidas de ansiedad, calidad de vida e intensidad de la sintomatología. La detección de depresión en estos enfermos podría ser útil para la identificación de las personas que podrían requerir apoyo adicional o bien tratamiento psicológico o farmacológico.

Conclusión

Aunque se sabe que la incontinencia fecal y urinaria están asociadas con trastornos psicológicos, no está claro si los síntomas psicológicos producen incontinencia, contribuyen a su mantenimiento o son la consecuencia de estos trastornos debilitantes. Al respecto, varios investigadores afirman que los síntomas psicológicos pueden producir incontinencia, pero la información que confirma esta asociación es escasa. Por lo tanto, el autor considera necesario el desarrollo de investigaciones adicionales que permitan comparar la incidencia de síntomas psicológicos entre los individuos con incontinencia que buscan tratamiento y aquellos que no efectúan la consulta. Además, los trabajos bien controlados de comparación entre medidas psicométricas y de calidad de vida antes y después del tratamiento permitirán aclarar el papel de los síntomas psicológicos en estos pacientes.

 

Ref : INET, SAMET, UROLOG, GASTRO