PSIQUIATRIA

 

TITULO : Tratamiento Antidepresivo y Riesgo de Intento de Suicidio por parte de Adolescentes con Trastorno Depresivo Mayor. Estudio de Cohorte Retrospectivo Ajustado por Propensión

AUTOR : Valuck RJ, Libby AM, Sills MR y colaboradores

TITULO ORIGINAL: [Antidepressant Treatment and Risk of Suicide Attempt by Adolescents with Major Depressive Disorder: A Propensity-Adjusted Retrospective Cohort Study]

CITA: CNS Drugs 18(15):1119-1132, 2004

MICRO : La relación entre la conducta suicida y los agentes antidepresivos es compleja y requiere mayor investigación.

 

 

Introducción

En 2003, la Food and Drug Administration (FDA) envió un alerta citando la "dificultad de interpretación" de estudios sin controles que muestran un vínculo entre la terapia con antidepresivos y los intentos de suicidio en pacientes pediátricos con trastorno depresivo mayor (TDM). En 2004 la FDA informó sobre el mayor riesgo de pensamientos y conductas suicidas en pacientes pediátricos tratados con antidepresivos.

La depresión pediátrica aumenta las probabilidades de depresión en la edad adulta y de otros trastornos psiquiátricos, con secuelas sociales, médicas y económicas importantes. Las pautas terapéuticas recomiendan los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) como terapia inicial en la fase aguda del TDM, si bien la mayoría de ellos no ha sido aprobada por la FDA para el empleo pediátrico.

Los antidepresivos tricíclicos (ATC) no son recomendables debido a su ineficacia y perfil de seguridad. Evaluaciones recientes indicaron que la mayoría de los pacientes pediátricos y adolescentes estadounidenses no reciben el tratamiento necesario. Por otra parte, la depresión pediátrica está asociada con la quintuplicación de las probabilidades de intento de suicidio, los pacientes con TDM experimentan mayor riesgo. En la presente experiencia los autores evaluaron el posible vínculo entre el tratamiento con antidepresivos y los intentos de suicidio en adolescentes con diagnóstico de TDM.

Métodos

La población de estudio incluyó 24 119 pacientes de entre 12 y 18 años que recibieron el diagnóstico de TDM, un antidepresivo o ambos entre 1998 y 2003. El seguimiento se prolongó en promedio por 1.36 años. El intento de suicidio fue el parámetro de evaluación primario. Los otros diagnósticos incluidos en el análisis comprendieron toxicomanía, esquizofrenia, otros trastornos mentales, patologías crónicas y diagnóstico de enfermedades terminales (HIV/sida, neoplasias). La terapia antidepresiva fue clasificada como ATC, ISRS, otros, varios antidepresivos y sin prescripción de antidepresivos. La exposición a la terapia antidepresiva fue cuantificada mediante medidas separadas de adhesión y duración.

La adhesión fue determinada mediante el cálculo de la cantidad de días de tratamiento dividida entre el tiempo transcurrido entre la primera y la última prescripción más los días de administración de la última prescripción. La duración de la exposición fue divida en 3 categorías que comprendieron menos de 8 semanas, menos de 6 meses y más de 6 meses.

La estadística descriptiva clasificó los sujetos por año de diagnóstico del TDM y por grupo de tratamiento. Las tasas de intento de suicidio de calcularon por cantidad de sujetos, porcentajes de pacientes y sobre la base del seguimiento personal mensual. Por último, los autores evaluaron la posible relación entre el empleo de antidepresivos y el intento de suicidio de acuerdo con el tratamiento recibido y las características demográficas y clínicas.

Resultados

El análisis reveló que el empleo de antidepresivos aumentó en los últimos 5 años; el 5% de los adolescentes recibió alguna de estas drogas en 1998, valor que aumentó al 37% en 2002. La administración de ISRS se elevó de menos del 1% al 10% en 2002. La fluoxetina comprendió el 5% de los fármacos utilizados en los últimos 3 años. El empleo de otros antidepresivos se elevó de menos del 1% en 1998 al 5% en el 2002. La utilización de ATC fue excepcional (menos del 1%) durante el período de estudio. El 71.8% de los pacientes no recibió antidepresivos en los 6 meses posteriores al primer diagnóstico de TDM, el 19.1% estaba bajo tratamiento con ISRS, el 0.2% recibió ATC, el 2% fue tratado con otros agentes y el 6.9% recibió más de un antidepresivo.

El porcentaje de sujetos que intentaron suicidarse varió de 0 en el grupo tratado con ATC al 2.2% en quienes recibieron ISRS y al 2.3% en los sujetos tratados con varios antidepresivos. Hubo 345 casos con un intento de suicidio como mínimo después del primer diagnóstico de la enfermedad, con una tasa de incidencia del 1.4%. El sexo femenino, la intensidad de los indicadores de enfermedad y la menor edad al momento del diagnóstico del TDM fueron los factores que se asociaron de forma independiente con mayor riesgo de intento de suicidio. El análisis estadístico reveló que ninguna de las clases de antidepresivos se asoció con aumento significativo en el riesgo de intento de suicidio.

La duración del tratamiento superior a los 6 meses se asoció de forma significativa con menor riesgo de intento de suicidio en comparación con las intervenciones inferiores de 8 semanas. Por último, variables como la psicoterapia, el diagnóstico de toxicomanía, el diagnóstico de esquizofrenia o de cualquier otra patología mental y la cantidad de enfermedades crónicas se asociaron con la gravedad del TDM.

Conclusión

La información derivada de la presente experiencia expone la complejidad de las relaciones entre enfermedad, tratamiento y resultados. El estudio demostró que la relación entre el tratamiento con antidepresivos y el intento de suicidio en adolescentes debe ser descompuesta para tratar la causalidad, poniendo especial énfasis en las relaciones longitudinales. Los autores consideran que el tipo de tratamiento antidepresivo y el momento de su administración en relación con el intento de suicidio deben estudiarse mediante trabajos clínicos prospectivos. También deben explorarse las características de los profesionales que evalúan y tratan a los adolescentes con TDM. Al probar la primera hipótesis sobre la relación entre el tratamiento antidepresivo e intento de suicidio los autores comenzaron a definir el plan de investigaciones en la atención actual de la depresión en el adolescente.

 

Ref: PSIQ