PEDIATRÍA

 

 

TITULO : El Ketoprofeno, en Dosis de 0.5 mg/kg Puede ser una Opción Segura y Eficaz para el Tratamiento de la Fiebre en los Niños

AUTOR : Kokki H, Kokki M

TITULO ORIGINAL : Ketoprofen versus Paracetamol (Acetaminophen) or Ibuprofen in the Management of Fever: Results of Two Randomized, Double-Blind, Double-Dummy, Parallel-Group, Repeated-Dose, Multicentre, Phase III Studies in Children

CITA : Clinical Drug Investigation 30(6):375-386, 2010

MICRO : El ketoprofeno, en dosis de 0.5 mg/kg, parece ser equivalente como antipirético a los dos fármacos de referencia: el ibuprofeno, 5 mg/kg, y el paracetamol, 15 mg/kg, sin incrementar los efectos adversos. El ketoprofeno, en dosis de 0.5 mg/kg, puede ser una opción segura y eficaz para el tratamiento de la fiebre en los niños.

 

Introducción

La fiebre es una respuesta fisiológica de fase aguda ante la enfermedad y, en su mayor parte, se autolimita. Los episodios febriles son frecuentes en los niños y constituyen un motivo de consulta muy común, al mismo tiempo que suelen generar preocupación en los padres y malestar en los niños, con disminución del apetito y alteraciones del sueño. El paracetamol se consideró el antipirético de elección debido a su buena tolerabilidad a corto plazo y su eficacia en dosis de 10-15 mg/kg. No obstante, su uso no está exento de riesgos, como la posibilidad de daño hepático, específicamente cuando hay sobredosis o se administra en niños desnutridos que tienen depleción en las reservas de glutatión. Los antiinflamatorios no esteroides (AINE) con actividad analgésica y antipirética son sumamente eficaces en el tratamiento de la fiebre porque inhiben la producción de prostaglandina E2 mediante la inhibición de la ciclooxigenasa. El ibuprofeno es el AINE más utilizado con fines antipiréticos. El ketoprofeno, otro AINE, demostró ser eficaz y seguro en el tratamiento del dolor agudo posquirúrgico y podría ser útil también como antifebril. El objetivo de estos estudios comparativos fue evaluar la eficacia antipirética del ketoprofeno en dosis de 0,5 mg/kg con los 2 tratamientos estándares: ibuprofeno, 5 mg/kg, y paracetamol, 15 mg/kg, por vía oral en los niños con una temperatura oral de 38.8 ēC o más o una temperatura rectal de 39 ēC o mayor.

 

Pacientes y métodos

El diseño de ambos estudios de fase III fue prospectivo, aleatorizado, a doble ciego, a doble simulación, multicéntrico, de grupos paralelos. La eficacia de las dosis repetidas de ketoprofeno como antifebril se comparó con la del ibuprofeno (estudio con ibuprofeno) y la del paracetamol (estudio con paracetamol). Participaron niños de entre 6 meses y 6 años atendidos ambulatoriamente por fiebre, con una temperatura oral de 38.8 ēC o más en los de 1 a 6 años (estudio con ibuprofeno) o una temperatura rectal de 39 ēC o más en aquellos de entre 6 meses y 6 años (estudio con paracetamol). Cada participante recibió uno de los siguientes tratamientos: 1) en el estudio con ibuprofeno: ketoprofeno, 0.5 mg/kg, más placebo de ibuprofeno o placebo de ketoprofeno más ibuprofeno, 5 mg/kg; 2) en el estudio con paracetamol: ketoprofeno, 0.5 mg/kg, más placebo de paracetamol o placebo de ketoprofeno más paracetamol, 15 mg/kg. Las dosis de ibuprofeno y paracetamol se basaron en los datos de los estudios clínicos publicados, mientras que la dosis de ketoprofeno se basó en los datos de 2 estudios de fase II. Las primeras dosis de los medicamentos en estudio se administraron por el investigador, mientras que las dosis subsiguientes fueron suministradas por los padres cada 6 horas durante las primeras 24 horas y después, si era necesario, cada 6 horas hasta las 96 horas. Después de las primeras 24 horas, los fármacos se interrumpieron cuando la temperatura oral fue < 37.8 ēC (estudio con ibuprofeno) o cuando la temperatura rectal fue < 38 ēC (estudio con paracetamol) en 2 mediciones sucesivas o 96 horas después de la primera dosis. Como medicación de rescate se permitió a los padres la administración de una dosis adicional de los fármacos en estudio no antes de las 4 horas de la primera dosis. Los padres fueron los encargados de medir la temperatura con un termómetro electrónico dado para tal fin. Durante el período de estudio, no se permitió el tratamiento con otro antipirético, AINE o corticosteroides, así como antibacterianos durante las primeras 6 horas después de la dosis inicial. Los padres evaluaron el sabor y la aceptación de los fármacos evaluados. Los efectos adversos eran registrados en un diario por los padres o por el investigador en caso de haberlos observado. El criterio principal de valoración fue el cambio en la temperatura corporal entre el inicio y las 3 horas posteriores a la administración del fármaco en estudio. Los criterios secundarios de valoración fueron el porcentaje de pacientes que lograron una temperatura oral/rectal < 38.3 ēC/38.5 ēC a las 3 horas y el tiempo para alcanzar esos valores.

 

Resultados

Estudio con ibuprofeno

En total 272 pacientes se incluyeron en el análisis de eficacia por intención de tratar (142 tratados con ketoprofeno y 130 con ibuprofeno) y 240 en el análisis de eficacia por protocolo (125 recibieron ketoprofeno y 115 ibuprofeno). Ambos tratamientos produjeron una disminución similar en la temperatura oral a las 3 horas (media), con una reducción máxima de 1.4 ēC (media). La diferencia máxima en la temperatura oral entre el inicio y las 6 horas fue de 1.8 ēC, similar en ambos grupos. Un porcentaje similar de pacientes en ambos grupos lograron una temperatura oral inferior a 38.3 ēC a las 3 horas y el tiempo para alcanzar ese valor fue también semejante. En el grupo de ketoprofeno, 26% de los niños requirieron medicación de rescate con respecto a 19% en el grupo de ibuprofeno (diferencia no significativa). La duración promedio del tratamiento fue de 1.5 días (máximo 3.2 días) en el grupo de ketoprofeno y de 1.7 días (máximo 5.2 días) en el de ibuprofeno. Al inicio, más del 70% de los niños en ambos grupos aceptaron el sabor de la medicación, porcentaje que permaneció igual en el grupo de ketoprofeno, pero disminuyó a 50% a 60% en el grupo de ibuprofeno con las dosis subsiguientes. No se encontraron diferencias significativas en ambos grupos en la recuperación de las actividades cotidianas, aunque más niños (71%) en el grupo de ketoprofeno en comparación con el de ibuprofeno (61%) jugaron normalmente a las 48 horas. La mayoría de los padres manifestaron que utilizarían el mismo tratamiento nuevamente: 89% en el grupo de ketoprofeno y 88% en el de ibuprofeno. Setenta y tres de 275 participantes presentaron efectos adversos, en 21 de los cuales (10 en el grupo de ketoprofeno y 11 en el de ibuprofeno) se consideraron posiblemente relacionados con la medicación. En 3 niños se registraron efectos adversos graves (2 en el grupo de ketoprofeno y 1 en el de ibuprofeno).

Estudio con paracetamol

En total 275 pacientes se incluyeron en el análisis de eficacia por intención de tratar (139 tratados con ketoprofeno y 136 con paracetamol) y 252 en el análisis de eficacia por protocolo (128 recibieron ketoprofeno y 124 paracetamol). Ambos tratamientos produjeron una disminución similar en la temperatura rectal a las 3 horas (media), con una reducción máxima de 1.5 ēC (media) en el grupo de ketoprofeno y de 1.4 ēC en el de paracetamol. La diferencia máxima en la temperatura rectal entre el inicio y las 6 horas fue similar en ambos grupos (1.8 ēC en el grupo de ketoprofeno y 1.7 ēC en el de paracetamol). Un porcentaje similar de pacientes en ambos grupos lograron una temperatura rectal inferior a 38.5 ēC a las 3 horas, pero los niños en el grupo de ketoprofeno alcanzaron ese valor significativamente más rápido que los del grupo de paracetamol (p = 0.007). En el grupo de ketoprofeno, 22% de los niños requirieron medicación de rescate con respecto a 28% en el grupo de paracetamol (diferencia no significativa). La duración promedio del tratamiento fue de 1.6 días (máximo 4.2 días) en el grupo de ketoprofeno y de 1.8 días (máximo 4.5 días) en el de paracetamol. No hubo diferencias entre ambos grupos en la aceptación del sabor (60% o más de aceptación). Hubo una tendencia hacia una mejor recuperación de las actividades cotidianas en el grupo de ketoprofeno. La mayoría de los padres manifestaron que utilizarían el mismo tratamiento nuevamente: 92% en el grupo de ketoprofeno y 88% en el de paracetamol. Cien de 275 participantes presentaron efectos adversos; en 24 (12 en cada grupo) se consideraron posiblemente relacionados con la medicación. Dos niños del grupo de paracetamol presentaron efectos adversos graves.

 

Discusión y conclusión

Comentan los autores que los resultados de estos 2 estudios de fase III demostraron que el ketoprofeno, en dosis de 0.5 mg/kg en dosis repetidas, fue igual de eficaz como antipirético que el ibuprofeno, 5 mg/kg, y el paracetamol, 15 mg/kg. Sin embargo, mientras el ketoprofeno y el ibuprofeno fueron similares en los criterios principales y secundarios de valoración, el ketoprofeno parece ser superior al paracetamol en algunos de los criterios secundarios de valoración, como el menor tiempo para alcanzar un valor de temperatura rectal inferior a 38.5 ēC. No hubo diferencias entre los grupos de paracetamol y ketoprofeno en los parámetros de evaluación de la calidad de vida. En congruencia con publicaciones previas, esta investigación demostró que dosis bajas de AINE como ketoprofeno, 0.5 mg/kg, e ibuprofeno, 5 mg/kg, tuvieron una eficacia antipirética comparable con la del paracetamol en dosis altas (15 mg/kg). Además, se demostró que el ketoprofeno fue tan eficaz y seguro como el ibuprofeno como antipirético. Un estudio reciente realizado en el Reino Unido que comparó una dosis más alta de ibuprofeno (10 mg/kg) con 15 mg/kg de paracetamol mostró un inicio más rápido de acción y una duración de la actividad antipirética más prolongada en los grupos tratados con ibuprofeno (diferencia significativa). Al respecto, señalan que estos hallazgos favorecen el uso de un AINE sobre el paracetamol como antitérmico.

En conclusión, los 2 estudios de fase III presentados indicaron que el ketoprofeno, en dosis de 0,5 mg/kg parece ser equivalente como antipirético a los 2 fármacos de referencia: el ibuprofeno, 5 mg/kg, y el paracetamol, 15 mg/kg, sin incrementar los efectos adversos. El ketoprofeno, en dosis de 0.5 mg/kg, puede ser una opción segura y eficaz para el tratamiento de la fiebre en los niños.

 

Ref: PEDIAT.