NEUMONOLOGIA

 

TITULO : Efectos Pulmonares de la Exposición Ocupacional al Cemento Portland: Estudio en el Este de Arabia Saudita

AUTOR : Ballal SG, Ahmed HO, Ali BA y colaboradores

TITULO ORIGINAL: [Pulmonary Effects of Occupational Exposure to Portland Cement: A Study from Eastern Saudi Arabia]

CITA : International Journal of Occupational and Environmental Health 10(3):272-277, Jul 2004

MICRO : Los hallazgos de esta investigación permiten suponer que la exposición ocupacional al cemento es causa de manifestaciones respiratorias, entre ellas, sibilancias, expectoración y disnea.

 

 

Introducción

La utilización del gas natural y de otros recursos naturales diversificó la industria en Arabia Saudita (AS) y para ello fue necesario el empleo de mayor número de trabajadores. En consecuencia, más individuos están expuestos a riesgos ocupacionales y su protección es una obligación moral de todo empleador.

La adopción de medidas de prevención y seguridad y la educación en términos de salud ocupacional son esenciales para evitar accidentes y enfermedades laborales. El monitoreo del ambiente laboral y el control sanitario pueden detectar niveles de contaminantes por encima del umbral máximo y síntomas y signos de enfermedades ocupacionales, respectivamente.

La exposición al polvo de cemento en el lugar de trabajo origina alteraciones crónicas de las vías respiratorias que se manifiestan con tos, disnea y bronquitis crónica. Los registros relacionados con la industria en AS son escasos y, según los autores, no hay ninguna información acerca de los efectos de la exposición al cemento Portland. En la actualidad, añaden, existen en dicho país 10 industrias que lo producen; 3 de ellas están en la provincia oriental; en este estudio transverso se seleccionó aleatoriamente una de ellas. Los objetivos fueron determinar la prevalencia de síntomas respiratorios y de enfermedades así como los cambios radiográficos compatibles con neumoconiosis en los pulmones de los trabajadores expuestos al cemento en las fábricas que lo producen. Asimismo, se estableció la relación entre estos hallazgos y el nivel de partículas de polvo en el ambiente laboral.

Sujetos y métodos

La cohorte de estudio incluyó 150 hombres expuestos al cemento seleccionados sistemáticamente (1 de cada 5) y un grupo control de 355 trabajadores no expuestos al polvo, en otras empresas. Los autores recuerdan que las mujeres de AS no trabajan en fábricas.

Se aplicó el British Medical Research Council's Questionnaire on Respiratory Symptoms (MRC) con el agregado de preguntas adicionales relevantes para el objetivo del estudio. La disnea se clasificó en 5 niveles de gravedad según el MRC, desde I (ausencia de disnea) hasta V (disnea en reposo o al vestirse). Sin embargo, este último grado no se incluyó en el cuestionario ya que se asume que ningún paciente con esta manifestación está en condiciones de trabajar. Se consideraron fumadores los participantes que habían fumado al menos un cigarrillo por día, al menos un año y hasta un mes o menos antes del estudio. Las radiografías se analizaron según el sistema International Classification of Pneumoconiosis ILO 1980. Las categorías 0/1 y 1/0 se consideraron como presunta neumoconiosis.

La concentración de polvo respirable se determinó con el método gravimétrico. Los trabajadores expuestos se dividieron por zonas de exposición (zonas hipotéticas en las cuales los empleados realizan tareas similares). El número de muestras obtenido para cada zona de exposición se estableció en proporción al número de trabajadores en el área. Para cada trabajador en dicha zona se asignó el promedio geométrico para cada área de la fábrica y el valor se utilizó en las comparaciones entre regiones dentro de la empresa así como con los valores estándar. Los empleados se dividieron en grupos de exposición sobre la base del tipo predominante de polvo en el área de trabajo (para reflejar diferencias cuantitativas en el polvo presente en la planta) y las secciones en las cuales realizaban sus tareas.

En ocho muestras también se analizó el contenido de polvo de sílice mediante difracción de rayos X.

Resultados

La concentración de polvo respirable osciló entre 2.13 mg/m3 en los hornos y 59.52 mg/m3 en el área de las canteras. En 92 de las 97 muestras (94.9%) el nivel excedió la concentración máxima permitida por la American Conference of Governmental Industrial Hygienists (ACGIH), de 5 mg/m3 de aire. La media geométrica de polvo respirable fue dos veces más alta o incluso mayor que el umbral establecido por la ACGIH en tres áreas de la compañía (canteras, molinos y zona de embalaje del cemento).

El contenido de cuarzo osciló de 0 en la bauxita y ladrillo refractario a 3.9% en la arcilla. La concentración de cuarzo en el aire fue de 0.16 mg/m3 en áreas de trituración en canteras a 34.1 mg/m3 en la zona de barrenado. El número de cigarrillos fumados por sujetos expuestos y no expuestos no alcanzó significado estadístico.

La quinta parte de los trabajadores expuestos tuvieron disnea de grado II o más grave, en comparación con 13.3% de los controles (diferencia no significativa). Sólo dos sujetos expuestos (1.3%) presentaron disnea de grado IV, respecto de 3.1% de aquellos no expuestos.

Más de la tercera parte de los trabajadores con exposición (35.3%) refirieron episodios de bronquitis aguda y un 10.7% adicional tuvieron antecedente de crisis asmáticas, índices muy superiores a los registrados en sujetos no expuestos (RR 2.67 y 3.16, respectivamente). Además, un número sustancialmente mayor de individuos expuestos refirieron ataques agudos de ambos trastornos respecto de los no expuestos (RR 5.41). Entre los trabajadores con exposición ocupacional y antecedente de episodios previos de bronquitis aguda o asma, 9.4% y 56.3%, respectivamente, reunieron definiciones de patologías respiratorias.

La comparación de los niveles acumulados de polvo de cemento a los cuales los sujetos sintomáticos y asintomáticos estuvieron expuestos mostró valores considerablemente más altos en el primer grupo; sin embargo sólo se registraron diferencias significativas en términos de sibilancias (p 0.0268) y falta de aire (p 0.037). Asimismo, los niveles acumulados de exposición en pacientes con enfermedades respiratorias fueron más altos que en trabajadores sin estas patologías; en algunas oportunidades, más del doble. Hubo significación estadística en el caso de asma bronquial (p 0.037).

Los autores recuerdan que el hábito de fumar es un factor principal de confusión en la presencia de síntomas respiratorios, especialmente tos y expectoración. Por lo tanto, se realizó un modelo de regresión logística para cada una de dichas manifestaciones además de asma bronquial y bronquitis crónica. Las variables independientes consideradas fueron hábito de fumar, edad (sólo al evaluar disnea) y concentración de polvo.

La presencia de tos y expectoración mostró correlaciones positivas con las variables de evolución y hábito de fumar. Las sibilancias, con falta de aire o sin ella, se asociaron significativamente con la concentración de polvo (odds ratio, OR de 1.20 y OR de 1.23, respectivamente). Entre las enfermedades respiratorias investigadas sólo el asma bronquial (no así la bronquitis) se relacionó sustancialmente con la concentración de polvo (OR de 1.23).

Discusión

La exposición a polvo ocupacional se sabe que es un importante factor etiológico en la aparición de síntomas de bronquitis. Sin embargo, en adultos de edad avanzada se vio que los efectos aditivos de la exposición al polvo, la edad y el hábito de fumar son inferiores a la suma de dichos factores separadamente.

En este estudio, la prevalencia de disnea al esfuerzo fue de 23.2% entre los trabajadores expuestos y de 13.3% en los no expuestos. La tos y la expectoración surgieron, en el modelo de regresión logística, relacionadas con el hábito de fumar. Los episodios de bronquitis o asma también fueron más prevalentes entre los trabajadores expuestos. Además, aquellos con sibilancias o falta de aire o con diagnóstico de asma tuvieron exposición acumulada promedio mayor al polvo. Los hallazgos permiten suponer fuertemente que el cemento es la causa de las manifestaciones respiratorias. La prevalencia de neumoconiosis 1/0 fue de 2.6%. Tres de los pacientes estuvieron expuestos a polvo con cristales de sílice en concentración de 8.3 mg/m3 de aire y a niveles acumulados de polvo desde 36.6 a 410 mg/m3.

La incidencia de neumoconiosis declinó notablemente en los países industrializados en virtud de las medidas de control ambiental, pero probablemente hoy sea la enfermedad ocupacional más común en los países en vías de desarrollo. La patología usualmente tiene un período de latencia prolongado pero la exposición corta a grandes cantidades de polvo puede ejercer efectos deletéreos en períodos más breves.

Conclusiones y recomendaciones

Los hallazgos de este estudio confirman un elevado nivel de polvo de cemento en el ambiente laboral, con mayor prevalencia de sibilancias, falta de aire y asma respecto de sujetos no expuestos. Sin embargo, la frecuencia radiológica de neumoconiosis no fue elevada, probablemente porque no pudieron evaluarse los individuos que habían dejado de trabajar por patologías torácicas no definidas.

Para mejorar las condiciones de trabajo y promover la salud debe adoptarse un enfoque multidisciplinario que incluye, entre otras, medidas industriales destinadas a reducir el polvo en el ambiente laboral y el monitoreo de los trabajadores expuestos. Aunque cualquier programa de control es costoso, a largo plazo es eficaz, concluyen los expertos.

Ref: NEUMO