INFECTOLOGIA

 

TITULO: La Infección por HTLV-1 se Asocia con Numerosas Manifestaciones Clínicas

AUTOR: Caskey MF, Morgan DJ, Glesby MJ y colaboradores

TITULO ORIGINAL: Clinical Manifestations Associated with HTLV Type I Infection: A Cross-Sectional Study

CITA: Aids Research and Human Retroviruses 23(3):365-371, Mar 2007

MICRO: El virus linfotrópico humano tipo 1 (HTLV-1) ocasiona numerosos trastornos clínicos, incluso en pacientes que no reúnen criterios de mielopatía. Los síntomas urológicos y neurológicos y la enfermedad de la mucosa oral son algunas de las manifestaciones clínicas más frecuentes.

 

 

Introducción

El virus linfotrópico humano tipo 1 (HTLV-1 [human T-lymphotropic virus]) es un retrovirus con amplia distribución mundial. Además, en algunas regiones, como Japón, y ciertas partes de Africa y de Sudamérica, la prevalencia de infección es muy elevada. En Salvador, Brasil, se estima que el 1.76% de la población está infectada.

El HTLV-1 es el agente etiológico de la leucemia/linfoma de células T del adulto (LLTA) y de la mielopatía/paraparesia espástica tropical (M/PPET). En las regiones endémicas se observan ambas enfermedades, pero la prevalencia y la incidencia varían en forma sustancial de una zona a otra. La mayoría de las personas infectadas no presentan manifestaciones clínicas; sólo en una minoría la infección evoluciona a LLTA o a M/PPET. Se considera que los portadores del virus tienen menos de un 2% de probabilidad de presentar M/PPET y aproximadamente un 5% de riesgo de sufrir LLTA cuando se infectan antes de los 20 años.

La M/PPET es una enfermedad que ocasiona incapacidad grave, lentamente progresiva. Si bien la mayoría de los infectados permanecen asintomáticos, los estudios más recientes sugieren que la infección se asocia con numerosas complicaciones, entre ellas, disfunción eréctil (DE), alteraciones de la función vesical y neuropatía periférica, incluso en los pacientes que no cumplen los criterios de M/PPET establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Otras numerosas enfermedades (uveítis, síndrome de Sjögren, polimiositis, alveolitis linfocitaria y artritis) se han asociado con la infección por este retrovirus; sin embargo, los datos hasta la fecha no son concluyentes. De hecho, la evolución natural y la fisiopatogenia de la infección no se conocen bien. En este trabajo transversal realizado en Salvador, los autores intentaron describir con mayor precisión el espectro de complicaciones clínicas asociadas con la infección por el HTLV-1.

Materiales y métodos

Salvador, la capital de Bahía, Brasil, tiene aproximadamente 2.5 millones de habitantes, la mayoría de ellos de origen africano o portugués.

Los casos se reunieron a partir de la HTLV-1 Multidisciplinary Clinic del Hospital Universitario Edgard Santos que brinda asistencia a pacientes infectados por ese virus, diagnosticados en centros de donación de sangre o en servicios de dermatología y neurología. Se considera que entre 2004 y 2005 se estudiaron 250 pacientes. La infección se diagnostica mediante enzimoinmunoanálisis y se confirma con inmunoelectrotransferencia (western blot). Los casos fueron sujetos infectados que no reunían los criterios para M/PPET; para ello se utilizaron 2 escalas neurológicas: la Expanded Disability Status Scale (EDSS) y el Osame's Motor Disability Score (OMDS). Según la OMS, el diagnóstico de M/PPET se establece en presencia de 2 o más puntos en la EDSS y con 1 punto o más en la escala Osame. Los controles, incorporados de unidades de hemoterapia, fueron similares en edad y sexo con los pacientes. Se excluyeron los sujetos de menos de 18 años o de más de 65, los pacientes diabéticos o los individuos con infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) o el virus de la hepatitis C.

Todos los participantes completaron un cuestionario estandarizado que permitió conocer el nivel de ingresos y la presencia y frecuencia de síntomas urinarios, neurológicos, reumatológicos, dentales, oculares, respiratorios y de DE, valorada con el International Index of Erectile Function (IIEF-5). En todos los pacientes se realizó un examen clínico completo con evaluación neurológica de la fuerza de las extremidades, los reflejos osteotendinosos profundos, el reflejo de Babinski, la sensibilidad y la espasticidad.

Resultados

La muestra final de análisis estuvo integrada por 115 pacientes infectados, 66% de ellos varones. En el grupo de casos fue más frecuente el bajo nivel educativo y de ingresos económicos; con mayor frecuencia, los casos fueron mulatos o negros. Cuando estas variables se analizaron como posibles factores de confusión, el nivel de ingresos mostró la más fuerte asociación con el estado de infección por el HTLV-1.

En comparación con los controles, los sujetos infectados por el virus presentaron con mayor frecuencia adormecimiento de manos y pies (odds ratio [OR]: 2.1 y 4.8, respectivamente), debilidad de brazos y piernas (OR: 3.8 y 4.0), nocturia (OR: 2.7), artralgias (OR: 3.3), sangrado gingival (OR: 1.8) y DE (OR: 4). Asimismo, los pacientes tendieron a sufrir incontinencia esfinteriana con mayor frecuencia. Sin embargo, en el análisis de variables múltiples (con ajuste según el nivel de ingresos), la nocturia y la incontinencia no se asociaron en forma significativa con la infección, mientras que las manifestaciones restantes persistieron sustancialmente relacionadas con ella.

Los síntomas se agruparon en 6 categorías: neurológicos, reumatológicos, bucales, oculares, respiratorios y sexuales. En los pacientes con infección por el HTLV-1 se registró una asociación significativa entre los síntomas urológicos y urinarios, y una relación marginal entre las manifestaciones urológicas y los hallazgos dentarios. La infección por el HTLV-1 se asoció con gingivitis (OR: 3.8), periodontitis (OR: 10) y boca seca (OR: 7.5); las relaciones persistieron significativas después del ajuste según los ingresos económicos. Aunque los pacientes infectados refirieron con mayor asiduidad síntomas neurológicos, en el examen físico se encontraron alteraciones en los 2 grupos con la misma frecuencia.

Discusión

A diferencia de la infección por el VIH, el HTLV-1 origina enfermedad sólo en una minoría de pacientes; la mayoría se transforma en un portador crónico asintomático. En este trabajo se halló una asociación entre la infección por el HTLV-1, varios síntomas y ciertos hallazgos odontológicos. Los pacientes con infección pero sin M/PPET refirieron, más a menudo, síntomas neurológicos subjetivos (debilidad y DE); asimismo, la infección se asoció con mayor frecuencia con gingivitis, periodontitis y sequedad de la mucosa bucal. Los síntomas urológicos fueron más comunes en los sujetos infectados; además, los pacientes con manifestaciones urológicas también tuvieron con mayor frecuencia síntomas neurológicos y trastornos bucales en comparación con aquellos infectados sin síntomas neurológicos.

En conjunto, los hallazgos manifiestan la elevada prevalencia de síntomas que comprometen la calidad de vida de los pacientes infectados. Todavía no se sabe si estos enfermos tienen más riesgo de evolucionar a M/PPET. Se ha observado que gran número de pacientes portadores del HTLV-1 presentan trastornos de la respuesta inmunitaria, como linfoproliferación espontánea y mayor producción de interferón gamma, alteraciones comunes en los pacientes con M/PPET. En conclusión, este estudio demostró que la infección por el HTLV-1 se asocia con diversas manifestaciones clínicas, incluso en pacientes que no reúnen los criterios de mielopatía. Los hallazgos señalan la importancia del control cercano de estos pacientes con la finalidad de diagnosticar en forma precoz las complicaciones asociadas con la infección por el HTLV-1. Los estudios futuros deberán evaluar el riesgo de los pacientes infectados y con síntomas de evolucionar a M/PPET.

 

Ref: INFECTO