INFECTOLOGIA 

 

TITULO: Tratamiento Corto de Tres Días con Ciprofloxacina en Mujeres no Embarazadas con Síndrome Disúrico: Estudio Abierto Multicéntrico

AUTOR : Negri AL, Labonia WD, Caubet JC

TITULO ORIGINAL: Tratamiento Corto de Tres Días con Ciprofloxacina en Mujeres no Embarazadas con Síndrome Disúrico: Estudio Abierto Multicéntrico

CITA: Revista de Nefrología, Diálisis y Trasplante 25(4):137-140, Dic 2005

MICRO: Evaluación de la eficacia del tratamiento de tres días con ciprofloxacina en mujeres no embarazadas con síntomas de cistitis aguda.

 

 

Introducción

La cistitis aguda sintomática no complicada es el tipo de infección del tracto urinario más frecuente en las mujeres sanas. Más del 50% de las mujeres experimentan una infección urinaria baja en algún momento de su vida. Por lo general, estas infecciones están limitadas a la vejiga y la uretra, y raramente se hallan asociadas con otras anomalías médicas o anatómicas de las vías urinarias. El patógeno aislado con mayor frecuencia es Escherichia coli (75% al 90% de los casos) seguido por Staphyloccoccus saprophyticus (5% al 15%), en especial en las mujeres más jóvenes. El síntoma más característico es la disuria y el urocultivo no se considera necesario en las pacientes que presentan la sintomatología típica. Su abordaje terapéutico consiste en la terapia convencional, con 7 a 14 días de tratamiento, o un régimen corto de única dosis o de dosis repetidas por 1 a 3 días. Varios estudios prospectivos han demostrado la eficacia de los regímenes de tratamiento más breves, que mantienen la eficacia clínica y bacteriológica de los tratamientos convencionales, producen menos efectos adversos, menor resistencia bacteriana en la flora periuretral y rectal, generan mayor cumplimiento por parte de las pacientes y ocasionan menores costos.

El objetivo de este estudio fue evaluar la eficacia y la tolerancia de un tratamiento breve con ciprofloxacina en mujeres adultas no embarazadas que consultaban por síntomas de cistitis aguda.

Pacientes y métodos

En este estudio prospectivo, abierto, no comparativo se incluyeron mujeres mayores de 18 años y menores de 60 años, no embarazadas, con diagnóstico primario de síndrome disúrico (polaquiuria, disuria y ardor miccional) que concurrieron al consultorio de ginecología. No se solicitó urocultivo.

Los criterios de exclusión fueron: signos de pielonefritis o factores de riesgo de infección renal oculta (como diabetes, inmunosupresión o corticoterapia prolongada); signos de vaginitis o uretritis; cualquier alteración anatómica o funcional de las vías urinarias (incontinencia, prolapso, reflujo vesicoureteral, vejiga neurogénica, etc.); alergia previa a las quinolonas o a la ciprofloxacina en particular.

En la primera visita se les efectuó a las pacientes un examen físico y una historia clínica completa. Se obtuvo información acerca del antecedente de infecciones urinarias, infecciones en el último año, historia familiar de infección, tratamientos previos y por indicación de quién. Luego fueron tratadas con 500 mg de ciprofloxacina 2 veces por día durante 3 días. Se les solicitó regresar al consultorio luego de una semana de finalizado el tratamiento para su control. A las que no podían concurrir se las interrogó telefónicamente acerca de la desaparición de los síntomas con el tratamiento y sobre la eventual aparición de efectos adversos. Las pacientes fueron citadas nuevamente a las 6 semanas de iniciada la terapia, para evaluar si hubo reaparición de la sintomatología.

Resultados

Fueron evaluadas 1 000 mujeres con una edad promedio de 38.4 ± 12.5 años con sintomatología de síndrome disúrico. El 68% de las participantes había experimentado infecciones urinarias con anterioridad. El 44.4% refirió haber padecido por lo menos un episodio de cistitis durante el año previo: 379 habían sufrido 1 a 2 episodios y 65, 3 o más. El 26.5% presentaba antecedentes familiares de infección.

Al ser interrogadas acerca del último tratamiento que habían recibido para la infección urinaria, el 70.4% refirió haber estado en terapia por 7 a 10 días, el 19.4% por 5 días y sólo el 10.2% por 1 a 3 días. En el 80% de las pacientes el tratamiento había sido prescrito por un facultativo, en el 8.6% había sido indicado por un farmacéutico y 11.4% de las participantes se había automedicado. El 42% de las pacientes no recordaba el antibiótico que había recibido. En el 75% de los casos que lo recordaban se había tratado de una fluoroquinolona (especialmente norfloxacina); el resto había recibido una cefalosporina (7.6%), trimetoprima-sulfametoxazol (6.9%), nitrofurantoína (3.5%), ampicilina/amoxicilina (3.1%), ácido pipemídico (1.9%) y otros antibióticos (2%).

Los síntomas del episodio actual de síndrome disúrico desaparecieron completamente luego del tratamiento corto con ciprofloxacina en el 87.1% de las pacientes y parcialmente en el 11.7% de los casos. Esta información fue obtenida en la nueva consulta en el 73% de los casos y en las restantes participantes por vía telefónica. En el 94.6% de las pacientes con resolución sintomática inicial, la sintomatología no reapareció a las 6 semanas según la información obtenida en una nueva consulta en el 67.1% de los casos y por vía telefónica en los restantes.

Setenta y tres pacientes (7.3%) presentaron efectos colaterales, pero el tratamiento debió ser interrumpido sólo en 2 de ellas (0.2%). Los efectos colaterales observados con mayor frecuencia fueron náuseas (2.7%), molestias del tracto digestivo superior (1.9%) y diarrea (0.7%).

Discusión

La elevada tasa de desaparición de los síntomas (87.1%) observada en este trabajo demuestra una muy alta efectividad del tratamiento breve con ciprofloxacina en las mujeres no embarazadas, con una mínima recurrencia en el corto plazo. Por lo general, se hallan uropatógenos en aproximadamente el 84% de las mujeres con síntomas de cistitis aguda.

La aplicación de cursos cortos de antibióticos para el tratamiento de las infecciones urinarias bajas ha sido evaluada en varios estudios. En el caso de los antibióticos beta lactámicos, los expertos sostienen que en este tipo de infecciones los cursos de tratamiento de 3 días o más tienden a producir menores tasas de recaídas que los regímenes de dosis únicas; esta diferencia parece ser menos marcada para trimetoprima-sulfametoxazol.

En una revisión que evaluó los regímenes de cursos cortos con fluoroquinolonas, se demostró que un curso de 3 días es generalmente superior a un tratamiento de una sola dosis. Algunos estudios que evaluaron la eficacia y la seguridad de los cursos cortos de 3 días con ofloxacina 2 veces por día, la misma droga en una sola dosis diaria o temafloxacina una vez por día, demostraron una eficacia clínica y bacteriológica similar a la de los cursos más prolongados (7 días) de tratamiento con trimetoprima-sulfametoxazol o ciprofloxacina.

Sin embargo, las dosis simples de fleroxacina no fueron bacteriológicamente tan efectivas como los cursos de 7 días de la misma droga o de ciprofloxacina. La administración de enoxacina 2 veces al día por 3 días parece ser preferible a una dosis simple de la misma droga en casos de infección por Staphylococcus saprophyticus, aunque las respuestas clínicas y bacteriológicas no fueron marcadamente diferentes. En otro estudio, el curso de 3 días de 400 mg de norfloxacina 2 veces al día fue más efectivo que la dosis única de 800 mg de la misma droga. En un estudio posterior se halló que la terapia por 3 días con lomefloxacina una vez al día o norfloxacina 2 veces al día fue igual de efectiva en una muestra de 122 adultos.

Varios expertos demostraron la efectividad de la dosis única de ciprofloxacina en mujeres con infecciones urinarias bajas, con una tasa de erradicación del 81% a 91%. En un estudio reciente se intentó determinar la dosis mínima efectiva para el tratamiento de este tipo de infecciones. En un estudio multicéntrico se demostró que la dosis única de ciprofloxacina era estadísticamente menos efectiva que el tratamiento convencional de 7 días. Los cursos breves de 3 y 5 días de terapia con ciprofloxacina resultaron equivalentes tanto en forma bacteriológica como clínica al tratamiento habitual de 7 días, ya sea de la misma droga como de norfloxacina. A partir de los esquemas de 3 días evaluados (100 mg, 250 mg y 500 mg 2 veces al día) se determinó que 100 mg 2 veces al día era la dosis mínima efectiva.

En este estudio, los efectos adversos más frecuentes fueron las náuseas, las molestias del tracto digestivo superior (gastritis, acidez, pirosis, dispepsia, epigastralgia, etc.) y la diarrea. En otros trabajos que compararon diferentes dosis diarias de ciprofloxacina no se hallaron pruebas de que el perfil de eventos adversos fuera dependiente de la dosis.

Los autores destacan, además, que el hecho de que las infecciones urinarias previas que presentaron las pacientes hubieran sido tratadas por 5 días o más en el 89.8% de los casos, sugiere que los facultativos que indicaron estos tratamientos desconocían la eficacia de las terapias breves para las cistitis agudas no complicadas.

 

Ref: INFECTO