GINECOLOGIA

 

TITULO : Alta Frecuencia de Pólipos Endometriales en la Endometriosis

AUTOR : Kim MR, Kim YA, Jo MY y colaboradores

REVISTA : [High Frequency of Endometrial Polyps in Endometriosis]

CITA : The Journal of the American Association of Gynecologic Laparoscopists 10(1): 46-48, Feb 2003

MICRO : Es conveniente efectuar histeroscopia a las mujeres con endometriosis, aun cuando la histerosalpingografía y la ecografía transvaginal no revelen patología, dada su alta asociación con la detección de pólipos endometriales.

Introducción

La incidencia de endometriosis en mujeres en edad reproductiva es del 3% al 10%, y del 25% al 35% en aquellas que presentan infertilidad. La endometriosis se manifiesta a través de variados síntomas y signos, que incluyen dismenorrea, dolor pelviano, infertilidad, menstruación irregular, aumento del flujo menstrual y goteo vaginal premenstrual. Sin embargo, los mecanismos subyacentes a estos eventos clínicos no son completamente comprendidos. Una posible explicación para los trastornos menstruales y la infertilidad es la presencia de anomalías endometriales en la cavidad uterina. La histerosalpingografía muestra que existe asociación entre pólipos endometriales y endometriosis. La alta frecuencia de pólipos endometriales podría explicar varios de los síntomas de la endometriosis. Además, es bien sabido que las lesiones endometriales tales como los pólipos y los miomas submucosos son factores etiológicos de infertilidad. Una vez que estos pólipos son removidos, las tasas de fertilidad aumentan, lo cual refleja la importancia del tratamiento quirúrgico de estas lesiones.

Material y métodos

Se comparó la frecuencia de pólipos endometriales en 183 mujeres infértiles, de las cuales 92 (edad media = 30.6 ± 3.9 años) tenían diagnóstico laparoscópicamente comprobado de endometriosis, y 91 (controles, edad media = 30.8 ± 4.6 años) confirmación laparoscópica de ausencia de endometriosis. Se evaluó la efectividad de la histeroscopia para el diagnóstico y tratamiento de los pólipos presentes en mujeres con endometriosis.

Todas las pacientes fueron sometidas a exámenes básicos de infertilidad. Se efectuaron evaluaciones laparoscópicas e histeroscópicas para evaluar la existencia de endometriosis y lesiones endometriales. El estadio de la endometriosis fue determinado de acuerdo con la clasificación de la American Fertility Society. Las mujeres con pólipos endometriales fueron incluidas en el protocolo sólo luego de la confirmación histopatológica de los especímenes de biopsia. La frecuencia de los pólipos endometriales fue determinada de acuerdo con la existencia de endometriosis. Los grupos fueron comparados respecto de la frecuencia de pólipos, según el estadio de la endometriosis. Los resultados fueron analizados según la prueba t de Student y la de X2.

Resultados

Los grupos estudiados no difirieron significativamente en cuanto a edad, duración de la infertilidad y niveles de hormonas foliculoestimulante (FSH) y luteinizante (LH), y de estradiol al tercer día de las menstruaciones. Cuarenta y tres mujeres (46.7%) con endometriosis presentaban pólipos endometriales, en comparación con 15 controles (16.5%, p = 0.000). Cuando los pólipos se encontraban presentes, la frecuencia de infertilidad primaria aumentaba (67.4% vs. 38.8%, p = 0.007). La frecuencia de pólipos no difirió significativamente respecto del estadio de la endometriosis. La sensibilidad y especificidad de la histerosalpingografía para el diagnóstico de pólipos fue de 53.4% y 84.6%, respectivamente; las mismas cifras para la ecografía transvaginal fueron 71.1% y 94.9%.

Discusión

Estos datos muestran una frecuencia significativamente elevada de mujeres con endometriosis asociada con pólipos endometriales, y este incremento fue observado en todos los estadios de la endometriosis. Otros autores también informaron la presencia de endometriosis en el examen laparoscópico de 27/32 mujeres con sospecha de pólipos endometriales por histerosalpingografía. Los datos del presente estudio son aun más precisos, ya que fueron confirmados por biopsia histeroscópica. Además, la presencia de pólipos endometriales pareciera ser responsable de las manifestaciones de la endometriosis, tales como menstruación irregular, aumento del flujo menstrual y sangrado intermenstrual, características que eran difíciles de explicar hasta la fecha.

Se ha sugerido que los niveles secretorios del activador de la uroquinasa-plasminógeno y la prostaglandina F2 alfa se encuentran aumentados en los tejidos endometriales de mujeres con endometriosis, en comparación con los de aquellas libres de enfermedad, lo cual produciría a su vez crecimiento endometrial anormal. Un grupo de investigación informó que la proliferación endometrial anormal en mujeres con endometriosis obedecería a sustancias segregadas por los macrófagos. Esta teoría sugiere que el crecimiento endometrial anormal debido a la presencia de endometriosis afectaría no sólo los tejidos extraendometriales, sino también el propio endometrio. Estos resultados apoyan la teoría de una relación fisiopatológica entre endometriosis y pólipos endometriales.

El mecanismo por el cual los pólipos endometriales afectan los resultados gestacionales es aún incierto, pero se ha sugerido que obedecería a la producción de sangrado, inadecuada implantación del blastocisto; ello se vería confirmado por aumento que experimentan las tasas de embarazo luego de la remoción quirúrgica de los pólipos. Así, la identificación y tratamiento de los pólipos endometriales es vital para el tratamiento de las pacientes infértiles. Los datos del presente estudio muestran un significativo aumento de la infertilidad primaria en mujeres con pólipos y endometriosis, en las cuales los pólipos podrían contribuir a estos resultados.

Tanto la histerosalpingografía como la ecografía transvaginal son procedimientos utilizados habitualmente para diagnosticar lesiones endometriales, pero cualquiera de ellos por sí solo es insuficiente para detectar apropiadamente los pólipos endometriales. La histeroscopia permite al médico visualizar las lesiones directamente, y permite a la vez minimizar el daño endometrial.

La dilatación y el raspado uterino, así como la cirugía histeroscópica, son procedimientos de uso habitual para tratar pólipos endometriales. Pese a que la dilatación y el raspado uterino son considerados el tratamiento estándar, ambos procedimientos pueden ocasionar considerable daño al endometrio y no permiten la remoción completa de los pólipos. Así, dicen los autores, cuando se detecta endometriosis en una mujer sometida a evaluación por infertilidad, es muy recomendable efectuar una evaluación histeroscópica, aun cuando la histerosalpingografía y la ecografía transvaginal no sugieran tal patología. Por el contrario, si la histerosalpingografía, la ecografía transvaginal o la histeroscopia indican la existencia de un pólipo endometrial, es aconsejable efectuar un examen laparoscópico para determinar la presencia de endometriosis.

 

Ref : INET, SAMET, GINECO