GASTROENTEROLOGIA

 

TITULO: Comparación entre Suspensión y Tabletas con Alginato para Inhibir el Reflujo Gastroesofágico

AUTOR: Dettmar P, Hampson F, Berry P y colaboradores

TITULO ORIGINAL: The Suppression of Gastro-Oesophageal Reflux by Alginates

CITA: International Journal of Clinical Practice 61(10):1654-1662, Oct 2007

MICRO: Los inhibidores de reflujo con alginato con baja cantidad de antiácido son eficaces para suprimir el reflujo ácido. Las formulaciones en tabletas y suspensión confieren una supresión ácida equivalente.

 

 

Introducción

La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) es un trastorno crónico que afecta al 40% de la población de los países occidentales. Los síntomas comprenden pirosis o dolor epigástrico causados por reflujo del contenido ácido del estómago hacia el esófago. La mayoría de los pacientes presentan síntomas leves a moderados y tienden a automedicarse con antiácidos, bloqueantes H2 (BH2) o alginatos, que demostraron aliviar el dolor en estudios clínicos.

El ácido del estómago junto con pepsina y bilis dañan la delicada mucosa esofágica. Para determinar el reflujo se emplea el monitoreo del pH esofágico. Los casos de pH esofágico < 4 se consideran perjudiciales dado que las proteasas gástricas se encuentran más activas.

Los autores realizaron un estudio para comparar 2 formulaciones inhibidoras de reflujo, basadas en alginatos con igual cantidad de ingredientes activos, pero en forma de líquido o de tabletas, en voluntarios sanos mediante monitoreo ambulatorio del pH.

Si bien los inhibidores del reflujo basados en alginato se han utilizado para el tratamiento de la ERGE durante más de 30 años, hasta hace poco tiempo, las formas líquida y en tabletas no contenían la misma combinación de ingredientes activos. Actualmente se dispone de una nueva tableta que contiene alginato de sodio y bicarbonato de potasio, los mismos ingredientes activos que la formulación líquida. El presente fue un estudio de no inferioridad, diseñado para demostrar que la exposición al reflujo gástrico no empeoró luego del tratamiento con las nuevas tabletas frente a la formulación líquida.

Materiales y métodos

El estudio fue aleatorizado, abierto, cruzado de 3 períodos y controlado. Los investigadores calcularon que un margen adecuado de no inferioridad debía ser de 0.056 (un tercio del efecto del tratamiento activo) para la comparación de no inferioridad de 10 ml de solución en comparación con las tabletas.

Los participantes fueron voluntarios de ambos sexos de entre 18 y 65 años con pH esofágico < 4 por más de 2% del período de 4 horas de medición en una visita de rastreo de reflujo. Debían tener historia clínica, examen físico y análisis de sangre normales. Fueron excluidas las mujeres embarazadas o en período de lactancia.

Los sujetos debían recibir una dosis única de cada uno de los 3 tratamientos en un orden aleatorizado por computadora. Los tratamientos fueron 10 ml de suspensión, 2 tabletas masticables ingeridas con 10 ml de agua, y control con 10 ml de agua. Los ingredientes activos de la suspensión y de las tabletas fueron 1 000 mg de alginato de sodio y 200 mg de bicarbonato de potasio. Los participantes debían asistir a una visita de evaluación de reflujo dentro de los 14 días luego de la visita inicial de evaluación y a una visita de administración de dosis, incluidas 3 estadías nocturnas, 3 a 21 días luego de una visita de evaluación de reflujo eficaz. Como los alginatos presentan un mecanismo de acción no sistémico, los investigadores consideraron que un período de reposo farmacológico de 24 horas sería suficiente.

En la visita de evaluación de reflujo, los voluntarios habían consumido una comida estándar diseñada para provocar reflujo y se les suministró 10 ml de agua para ingerir 30 minutos después de finalizada la comida. El pH esofágico se registró en intervalos de 6 segundos durante 4 horas posterior a la ingesta de agua.

En las visitas de dosis, los participantes debían concurrir 3 días y noches seguidas a partir de la tarde previa al primer día de tratamiento. El pH esofágico se registró en intervalos de 6 segundos durante 4 horas luego de la ingestión de la dosis de tratamiento.

Resultados

Un total de 36 voluntarios fueron asignados al azar a los 3 grupos de tratamiento (población con intención de tratar). Completaron el estudio 35 voluntarios, cuyos resultados fueron incluidos en la evaluación de eficacia. Los datos obtenidos demostraron que no hubo inferioridad del tratamiento con tabletas frente a la suspensión, con cifras por debajo del margen de no inferioridad de 0.056 (-0.0121 a 0.0501). Tanto la suspensión como las tabletas resultaron estadísticamente superiores al control en cuanto al porcentaje de tiempo y el número de ocasiones en que el pH esofágico cayó por debajo de 4 y 5.

Once sujetos experimentaron 13 eventos adversos previos al tratamiento. Doce de ellos informaron 19 efectos adversos relacionados con la terapia; éstos consistieron en 7 eventos con las tabletas (2 dolor abdominal/distensión, 2 estreñimiento, 1 reflujo, 1 cefalea y 1 urticaria), 4 eventos con la suspensión (1 diarrea, 1 dispepsia y 2 epistaxis) y 8 eventos con el control (1 dolor abdominal, 3 náuseas, 1 cefalea, 2 rinorrea y 1 urticaria). La mayoría de las reacciones adversas asociadas con el tratamiento afectaron el aparato digestivo. Dieciséis efectos adversos se consideraron probablemente relacionados con la medicación en estudio (7 con las tabletas, 3 con la suspensión y 6 con el control). La mayoría fueron de intensidad leve; sólo 1 luego de la tableta (urticaria) y 1 luego de la suspensión (dispepsia) fueron de intensidad moderada. Ningún participante debió abandonar el estudio por este motivo. Una dosis de ambos tratamientos resultó segura y bien tolerada en los adultos sanos estudiados.

Discusión

El presente estudio mostró que los inhibidores de reflujo con alginato con baja cantidad de antiácido son eficaces para suprimir el reflujo ácido y que las formulaciones en tabletas o suspensión confieren una supresión ácida equivalente.

Debido a su mecanismo de acción fisiológico, más que farmacológico, los alginatos pueden resistir el reflujo del contenido gástrico no ácido. Esto es de considerable relevancia en los pacientes con ERGE. Los estudios recientes que han combinado el monitoreo de pH esofágico y el de impedancia intraluminal multicanal han demostrado que, tanto en voluntarios sanos como en pacientes con ERGE, los agentes inhibidores de ácido más potentes -los inhibidores de la bomba de protones- no reducen la duración del número de eventos de reflujo, pero sí la proporción de eventos de reflujo de ácido (pH < 4) a expensas de un incremento en la proporción de eventos de reflujo no ácido.

Conclusión

Los inhibidores de reflujo con alginatos, con baja cantidad de antiácido, tanto en tabletas como en suspensión, han sido eficaces en la inhibición del reflujo ácido provocado por una comida estándar de prueba en voluntarios sanos en comparación con un control con agua. Tanto la suspensión como las tabletas resultaron estadísticamente superiores al control en cuanto al porcentaje de tiempo y el número de ocasiones en que el pH esofágico disminuyó por debajo de 4 y 5. No se observaron diferencias estadísticamente significativas entre el tratamiento con suspensión o tabletas de alginato en ninguno de los parámetros mencionados, lo que demuestra la capacidad de ambos para inhibir en forma adecuada el reflujo ácido.

 

Ref: GASTRO